InicioBiografíasBiografía de Elías, el profeta hebreo según la Biblia

Biografía de Elías, el profeta hebreo según la Biblia

Elías aparece en la Biblia hebrea y fue un profeta y hacedor de milagros que vivió en el reino del norte de Israel durante el reinado del rey Acab.

- Advertisement -

Elías defendió la adoración del Dios hebreo sobre la deidad de Canaán Baal. Dios realizó muchos milagros a través de Elías, incluida la resurrección.

Situación histórica de Elías en la Biblia

Según la biblia, en el siglo IX a.C. El Reino de Israel, una vez unido bajo Salomón, se dividió en el Reino de Israel del norte y el Reino de Judá del sur, que conservaba Jerusalén como capital.

Omri, rey de Israel, continuó con las políticas del reinado de Jeroboam, contrarias a la ley religiosa, que tenían la intención de reorientar el enfoque religioso lejos de Jerusalén.

Dentro de estas políticas estaba alentar a la construcciones de altares en los templos locales para los sacrificios, nombrar sacerdotes fuera de las familias de los levitas y permitir levantar templos dedicados a Baal, una deidad importante en la antigua religión cananea.

Omri logró la seguridad doméstica con una alianza matrimonial entre su hijo Acab y la princesa Jezabel, una sacerdotisa Baal y la hija del rey Sidón de Fenicia.

Estas medidas trajeron seguridad y prosperidad económica a Israel por un tiempo, pero no trajeron la paz con los profetas israelitas que abogaban por una interpretación estricta de la ley religiosa.

Bajo el reinado de Acab, las tensiones crecieron. Acab construyó un templo para Baal y su esposa Jezabel trajo un gran séquito de sacerdotes y profetas de Baal y Asera al país.

Libro de los reyes

No hay antecedentes de la existencia de Elías excepto por su breve caracterización como tisbita. Su nombre en hebreo significa “mi dios es Yahvé”, y puede ser un título que se le aplique por su desafío a Baal.

En la Biblia hebrea se dice que el desafío de Elías es audaz y directo. Baal era el dios cananeo responsable de la lluvia, los truenos, los relámpagos y el rocío.

Así, Elías, anuncia una sequía desafiando a Baal en nombre de Yahvé y también desafiando a Jezabel, sus sacerdotes, Acab y el pueblo de Israel.

Elías y la viuda de Sarepta

Después del enfrentamiento de Elías con Acab, Dios le dice que huya de Israel a un escondite junto al arroyo Chorath, al este del Jordán, donde será alimentado por cuervos.

Cuando el arroyo se seca, Dios lo envía a una viuda que vive en la ciudad de Sarepta en Fenicia.

Cuando Elías la encuentra y pide que la alimente, ella dice que no tiene suficiente comida para mantenerla a ella y a su propio hijo con vida.

Elías le dice que Dios no permitirá que se le acabe la provisión de harina o aceite. Ella le dio de comer su última comida y la promesa de Elías se hizo realidad.

Un tiempo después, el hijo de la viuda muere y Elías ora para que Dios resucite a su hijo y el niño vuelve a la vida. Este sería el primer caso de resurrección registrado en la Biblia.

Después de más de tres años de sequía y hambre, Dios le dice a Elías que regrese a Acab y anuncie el fin de la sequía. De camino, se encuentra con Abdías, que había escondido a cien profetas judíos de la purga de Jezabel.

Elías y la viuda con su hijo. Crédito: Wikipedia / Dominio Público

Elías y el desafío a Baal

Cuando Acab se enfrenta a Elías, los denuncian como el perturbador de Israel, pero Elías se da cuenta de su hipocresía y le dice a Acab que él es el que perturbó a Israel al permitir la adoración de dioses falsos.

Elías reprende tanto al pueblo de Israel como a Acab debido a la adoración de Baal.

Elías propone una prueba directa de los poderes de Baal y del Dios judío. El pueblo de Israel, 450 profetas de Baal y 400 profetas de Asera son convocados al monte Carmelo.

Se construye un altar para Baal colocando madera y sacrificando un buey cortándolo en pedazos. Luego, Elías invita a los sacerdotes de Baal a orar por fuego para encender el sacrificio sin éxito. Elías ridiculiza sus esfuerzos y prepara otro altar.

Construye un altar con doce piedras, cava una gran zanja a su alrededor, pone leña sobre él y sacrifica otro buey cortándolo en pedazos.

Luego ordena que el sacrificio y el altar se empapen con agua llenado la zanja, pide a Dios que acepte el sacrificio y el fuego cae del cielo consumiendo el sacrificio, las piedras, la tierra y el agua de la zanja.

Después, Elías ordena la muerte de los sacerdotes de Baal y ora para que vuelva a caer lluvia sobre la tierra que empiezan a caer señalando el fin de la hambruna.

Elías y el Monte Horeb

Jezabel, enfurecida porque Elías había ordenado la muerte de sus sacerdotes, amenaza con matar a Elías. Elías profetiza acerca de la muerte de Jezabel debido a su pecado.

Elías huye a Beerseba en Judá, continua solo en el desierto durante cuarenta días y cuarenta noches hasta que llega al monte Horeb, donde Moisés recibió los Diez Mandamientos.

Buscó refugio en una cueva y allí habló con Dios lamentándose por la infidelidad de los israelitas y el fracaso de su obra.

La historia del viñedo de Nabot

Acab desea tener la viña de Nabot de Jezreel. Ofrece un viñedo mejor o un precio justo por la tierra, pero Nabot se niega. Entonces, Jezabel traza un método para adquirir esta tierra.

Envía cartas en nombre de Acab a los ancianos y nobles que viven cerca de Nabot, deben organizar una fiesta e invitar a Nabot.

En la Fiesta, se hacen acusaciones falsas contra Nabot y este es apedreado hasta morir. Cuando la noticia de la muerte de Nabot llega a Jezabel, le dice a Acab que tome posesión de la viña.

Elías se enfrenta a Acab y le lanza una profecía que dice que los perros lamerán su sangre en el mismo lugar donde lamieron la sangre de Nabot.

Elías luego va más allá y le dice que todo el reino rechazará su autoridad y que su esposa Jezabel será devorada por perros. Acab se arrepiente al escuchar esto y Dios cede y no castiga a Acab, pero si castigará a Jezabel y su hijo Ocozías.

Ocozías

Tras una caída, Ocozías, queda herido y envía a los sacerdotes de Baal para saber si se recuperará. Elías intercepta a los sacerdotes y les da un mensaje para Ocozías.

Cuando le describen al autor del mensaje, reconoce a Elías y envía a tres grupos de soldados para arrestarle. Elías destruye a los soldados con el fuego que llama desde el cielo y el líder del tercer grupo es perdonado.

Después, Ocozías murió sin recuperarse de sus heridas.

La salida del mundo de Elías

Elías, en compañía de Eliseo, se acerca al Jordán. Se enrolla el manto y golpea el agua, momento en el que ésta se divide y Elías y Eliseo cruzan a tierra firme.

En ese momento aparece un carro de fuego tirado por caballos de fuego y Elías se eleva en un torbellino. Cuando Elías es levantado, su manto cae al suelo y Eliseo lo recoge.

- Advertisement -
Isra Poudereux
Apasionado de la historia, amante del teatro, el cine y la música. Naturalista y creador de contenido para la divulgación ambiental. Estudio periodismo cuando la pandemia me lo permite, mientras tanto leo y releo multitud de libros.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.