Curiosidades e historia de la Torre Eiffel

torre eiffel paris francia

La Torre Eiffel es el máximo símbolo de París, y de Francia, siendo a su vez la estructura más alta de la ciudad y recibe más de 7 millones de turistas por año.

En total desde su inauguración en 1889, más de 250 millones de personas han decidido comprar entradas de la Torre Eiffel para visitarla, siendo el monumento de pago más visitado del mundo. Pero ¿cuál es la historia de la Torre Eiffel? Plantearemos un resumen desde sus inicios hasta la actualidad.

La construcción de la Torre Eiffel

La Torre Eiffel con diseñada y construida como presentación para la Exposición Universal de París de 1889, diseñada por Maurice Koechlin y Émile Nouguier, ambos de la compañía Eiffel & Co., y construida por el célebre Alexandre Gustave Eiffel.

Gustave Eiffel
Gustave Eiffel

Tanto Koechlin y Nouguier trabajaban en la empresa de Gustave Eiffel, quienes también colaboraron en el diseño del interior de la Estatua de la Libertad, del escultor Bartholdi, uno de los máximos símbolos de Nueva York.

La Exposición Universal de París de 1889 conmemoraba los 100 años de la Revolución Francesa y el gobierno buscaba una pieza central para ella que realmente destacase a nivel mundial, y permitiese mostrar la pujanza del país.

En mayo de 1884, Koechlin trazó un bosquejo de una idea que había tenido: “un gran pilar que consistía en cuatro vigas de celosías separadas en la base y que se uniesen en la parte superior, unidas por cerchas de metal a intervalos regulares”.

A Koechlin se le unió Nouguiery y trazaron el primer croquis del monumento: una torre de 300 metros de altura en donde las cuatro caras curvas se unen por plataformas cada 50 metros, y así hasta llegar a la cumbre.

Los ingenieros le presentan la idea a Gustave Eiffel, quien no se interesó en un primer momento, aunque les autorizó a seguir con el estudio. Así, deciden llamar como colaborador a Stephen Sauvestre, el arquitecto en jefe de la empresa Eiffel, quien realiza muchas modificaciones al boceto inicial hasta darle la forma que conocemos actualmente.

bocetos originales de la torre eiffel
A la izquierda, el primer boceto de la Torre Eiffel creado por Maurice Koechlin. A la derecha, el boceto final retocado por el arquitecto Stephen Sauvestre (1884)

Al boceto inicial le añadió un pie de mampostería, al tiempo que unía la torre hasta el primer piso a través de arcos. Reduce las plataformas trazadas por Koechlin y las deja sólo en dos, y modifica levemente el diseño de la torre en general para asemejarla más a un faro, además de añadir una serie de adornos y decoraciones que el original no tenía.

Con este nuevo croquis, los ingenieros se presentaron ante Eiffel quien está vez sí se mostró entusiasmado con el proyecto, al punto que el 18 de septiembre de 1884 deposita una patente en la oficina correspondiente bajo su nombre, el de Koechlin y el de Nouguier.

La patente registrada era para “una nueva disposición que permita la construcción de pilas y torres de metal con una altura superior a 300 metros”.

La primera vez que Eiffel presentó el proyecto fue ante la Sociedad de Ingenieros Civiles, a quienes ofreció una charla para debatir los problemas técnicos y enfatizar los usos prácticos de la torre, finalizándola de la siguiente forma:

La Torre simboliza no solo el arte del ingeniero moderno, sino también el siglo de la industria y la ciencia en el que vivimos, para el cual, se preparó el camino por el gran movimiento científico del siglo XVIII y por la Revolución de 1789, y a ellos les dedicaremos este monumento, como una expresión de la gratitud de Francia”.

Sin embargo, no se ha podido avanzar hasta 1886, cuando Jules Grévy fue reelecto como presidente y Édouard Lockroy fue nombrado ministro de comercio.

Lockroy, gran entusiasta del proyecto, aprobó un presupuesto para la exposición y el 1º de mayo de 1886, Lockroy anunció la alteración de los términos de la competencia abierta para la creación de una pieza central de la exposición: quienes se presentasen debían incluir el estudio para una torre de metal de 300 metros de altura a instalar en el Campo de Marte.

Esto hacía que el concurso llegase a una conclusión inevitable: que Eiffel resulte el ganador y que la Torre Eiffel se convirtiese en una realidad. El 12 de mayo, una comisión examinó las propuestas y se descartaron todas por ser poco prácticas o sin detalles, excepto la de Eiffel, que resultó escogida.

Tras el debate de la ubicación de la torre, el 8 de enero de 1887 se firmó el contrato para su construcción, la cual tardó dos años, dos meses y 5 días, en la cual trabajaron 250 obreros y se inauguró oficialmente el 31 de marzo de 1889.

Datos de la Torre Eiffel

La torre está hecha en hierro forjado y pesa 7.300 toneladas, aunque en la actualidad, con los ascensores, tiendas y antenas, el peso es de 10.100 toneladas.

Su altura total era de 300 metros sin la bandera en el año 1889, y actualmente mide 324 metros contando la antena que figura en la parte superior.

El problema con los ascensores

Una de las obligaciones que había impuesto la comisión que supervisaba el proyecto, era que debía tener ascensores y que éstos fuesen el principal medio de acceso a la cima.

ascensores otis torre eiffel
Ascensores Otis utilizados en la inauguración de la Torre Eiffel

Los ascensores para llegar al primer nivel se instalaron de forma sencilla, debido a que las patas eran casi rectas, por lo que el contrato fue otorgado a la empresa Roux, Combaluzier & Lepape.

Sin embargo, los ascensores del segundo nivel requerían de una tarea titánica al ser imposible hacer una vía recta. Las empresas francesas declinaron emprender ese trabajo y la única que presentó una idea fue la sucursal europea de Otis Brother & Company, la cual fue rechaza porque el estatuto de la feria descartó la participación de cualquier material y empresa extranjera en la construcción de la torre.

Se extendió la fecha límite para la presentación de ofertas para esos ascensores, pero tampoco se presentó ninguna firma francesa, por lo que la organización decidió cedérselo a Otis en julio de 1887.

Las protestas: El “Comité de los 300” y “Artistas contra la Torre Eiffel”

La torre ha comenzado a ser un fenómeno mundial a partir del año 1960 con la potenciación del turismo, pero desde sus inicios (y especialmente cuando se descubrió que sería construida), una gran cantidad de artistas se revelaron a su construcción.

Se formó un “Comité de 300”, que se traduce en un miembro por cada metro de altura de la torre, el cual estaba liderado por el gran arquitecto Charles Garnier, y que incluía a algunas de las figuras más importantes de las artes francesas de la época: Guy de Maupassant, Jules Massenet, Adolphe Bouguereau o Charles Gounod fueron algunos de ellos.

A su vez, elaboraron una petición llamada “Artistas contra la Torre Eiffel”, la cual fue enviada al Ministro de Obras y publicada en Le Temps el 14 de febrero de 1887:

Nosotros, escritores, pintores, escultores, arquitectos y apasionados devotos de la belleza hasta ahora intacta de París, protestamos con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra indignación y en nombre del gusto francés, en contra de la erección…de esta Torre Eiffel inútil y monstruosa… Imagine por un momento una torre ridícula que domina París como una gigantesca chimenea negra, aplastando bajo su enorme bulto a Notre Dame, la Torre de Santiago, el Louvre, el Domo de los Inválidos, el Arco del Triunfo, todos nuestros monumentos serán humillados y desaparecerán en este sueño espantoso. Y, durante 20 años, veremos estirarse como una mancha de tinta, la odiosa sombra de la odiosa columna de chapa metálica atornillada.

Gustave Eiffel respondió a esas críticas, comparando su torre con las famosas pirámides egipcias:

Mi torre será el edificio más alto jamás erigido por el hombre. ¿No será también grandioso, su camino? ¿Y, por qué algo tan admirable en Egipto se volvería espantoso y ridículo en París?

Estas palabras, como no podía ser de otra manera, nos llevan a otra de las “joyas” que nos legó como curiosidad la construcción de la torre Eiffel: la caricatura de Eiffel publicada en Le Temps.

caricatura gustave eiffel piramides
Caricatura de Gustave Eiffel

Una aclaración: las palabras de Eiffel son ciertas. La Torre Eiffel fue la edificación más alta del mundo hasta el año de 1930 cuando fue superada por la torre Chrysler de Nueva York.

El ministro Édouard Lockroy también nos dejó una frase para la posterioridad al defender la construcción de la torre tras las palabras de los artistas con cierta ironía:

A juzgar por el majestuoso oleaje de los ritmos, la belleza de las metáforas, la elegancia de su estilo delicado y preciso, se puede decir que esta propuesta es el resultado de la colaboración de los escritores y poetas más famosos de nuestro tiempo”.

Igualmente, si de curiosidades hablamos, hay una que sobresale del resto y que no podemos pasar por alto. Una vez acabada, algunos de los manifestantes cambiaron de opinión. Sin embargo, otros como Guy de Maupassant no.

¿Y cómo se sabe que él no? La tradición nos legó que se dice que Maupassant (supuestamente) comía en el restaurante de la torre todos los días, porque era el único en todo París donde la torre no era visible.

Inauguración de la Torre Eiffel

La Torre Eiffel se finalizó a finales de marzo y el 31 de ese mes se celebró la inauguración, aunque aún faltaban los ascensores, por lo que la torre se abrió definitivamente al público el 6 de mayo.

El ascenso se realizó a pie y duró más de una hora, en la que Eiffel hizo varias paradas para explicar sus principales características al grupo de funcionarios del gobierno y la prensa que le acompañaba.

A las 2:35 pm, Eiffel izó la bandera de Francia, momento que se acompañó con el disparo de 25 cañones en el primer nivel, dando por inaugurado el monumento más importante de Francia.

Imagen portada: Stock Photos – Por S-F en Shutterstock
Resto de imágenes: Libres de derechos/Creative Commons

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Artículos relacionados