El análisis genético revela los secretos de antiguas familias peruanas

Análisis genéticos realizados a personas enterradas en monumentos funerarios al sur de Perú, muestran las relaciones familiares y tradiciones de los habitantes prehispánicos.

Análisis genéticos de individuos enterrados en monumentos funerarios cerca de un volcán en el sur de Perú han revelado las relaciones familiares y las tradiciones funerarias de los antiguos peruanos que poblaban la zona mucho antes de la llegada de los conquistadores.

Los antiguos peruanos enterraban a sus muertos en “chullpas”, unas estructuras que se asemejan a tumbas verticales y que pueden alcanzar los dos metros de altura. Pero la incógnita es la relación entre los enterrados, ya que los investigadores desconocen los vínculos entre los individuos enterrados dentro de una “chullpa”.

Chullpa peruana

Lo que sí que saben es que las familias se organizaban en “ayllu”. Eran grupos familiares que compartían tierras comunes y responsabilidades. Los historiadores creen que los hombres se quedaban con las tierras ancestrales e intercambiaban a sus hermanas por esposas, para postergar el legado de los “ayllu”.

El nuevo estudio, llevado a cabo por la Universidad de Varsovia en colaboración con la Universidad Católica de Santa María, tiene como fin resolver esa incógnita. Para ello se han recuperado y analizado secuencias genómicas de 41 individuos que fueron enterrados en seis “chullpas”, localizadas a 4.000 metros de altura en una de las caras del monte Cora Cora, en el sur de Perú. Aunque el yacimiento ha sido saqueado, los restos están bien conservados por el frío y la sequedad de la tierra.

Los investigadores han sido capaces de aislar el ADN de los huesos y de los dientes de 27 individuos. Esto les ha posibilitado mirar el núcleo de la cadena del ADN, junto con el genoma mitocondrial materno. Además, también analizaron las secuencias genéticas del cromosoma Y, que es heredado del padre y determina si un individuo es varón.

Mediante esta información han conseguido identificar el sexo de cada uno de los individuos. La comparación de sus genes, así como el cotejo de 700 muestras de poblaciones en Sudamérica, ha revelado gran cantidad de información. Los científicos han descubierto que la gente de las “chullpas” eran genéticamente similares a la actual población de los Andes de Perú, es decir, regiones como Puno, San Martín, Ancash y Yungay. Esto implica que la colonización europea del área no afectó genéticamente a las personas que vivían en esa región.

Los encargados de este proyecto también han podido determinar que las conexiones familiares eran muy intensas y que es más que probable que dentro de cada “chullpa”, los “ayllu” enterraran generaciones de antepasados. Dos de los “chullpa” contenían restos de hombres con idénticos cromosomas, lo que significa que había enterrados juntos dos grupos de varones de varias generaciones directamente relacionados (padres, hijos, hermanos). Este hallazgo refuerza las teorías sobre el dominio masculino de los “ayllu”.

Sin embargo, hay una excepción. En un tercer “chullpa” se encontraron tres distintas líneas masculinas. La comparación del material de ADN de esos tres varones sugiere que dos de los hombres tenían la misma madre pero distintos padres, mientras que el tercero estaba vinculado a una de las madres, probablemente como hermanastro. Como justificación, los investigadores explican que “las reglas en cuanto a matrimonios y organizaciones sociales” eran “una idealización” y que no pueden concluir si se trata de “una situación intencionada o no”.

Live Science

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.