Una tumba en el este de China guarda un tesoro de más de 2.500 años

Arqueólogos chinos han encontrado la tumba de lo que se supone fue un alto dignatario de la dinastía Zhou, hace 2.500 años.

Arqueólogos chinos han descubierto una gran colección de objetos pertenecientes a un dignatario en una tumba de hace más de 2.500 años. El mausoleo fue encontrado en enero cerca de un resort turístico en el condado de Yishui, en el este de China. Desde entonces hasta hora, las excavaciones han descubierto varias armas de bronce, instrumentos musicales, piezas de joyería de jade y utensilios para realizar rituales religiosos.

Muralla China

El líder del proyecto de excavación y científico del Instituto de Investigación Arqueológica de Shandong, Hao Daohua, sostiene que “el tamaño de la tumba, la escala y el tipo de objetos” que han encontrado, indican que es probable que contuviera el cuerpo de un dignatario perteneciente al periodo Zhou (770 – 256 a.C.), hace 2.500 años. Este periodo fue un tiempo caótico en la historia de China, marcado por las guerras constantes entre los pequeños reinos que ocupaban el este y el centro del páis.

Pero ahora es cuando surgen las dudas y las incógnitas sobre la tumba. Según Hao, los arqueólogos están desconcertados de que no han podido encontrar los restos del propietario de la tumba tras llevar varios meses excavando en el lugar. “Necesitamos hacer más investigaciones para determinar si el dueño de la tumba era un hombre o una mujer”, afirma el científico. Las investigaciones indican que podría ser un señor de la guerra o su concubina.

Los expertos de la Oficina de Patrimonio Nacional de China están colaborando para resolver el misterio. Han procedido a analizar varias inscripciones que hay en distintas vasijas de bronce para esclarecer la identidad del propietario desconocido. “En muchos aspectos, esta tumba es bastante diferente. Revelar estos misterios nos ayudará a entender más sobre las vidas de los señores de la guerra”, afirmó Sun Shiqin, diputado jefe de la Oficina Provincial de Reliquias Culturales de Shandong.

La tumba está situada en un sitio bastante inusual: la cima de una colina. Es un lugar peculiar, ya que las montañas son los lugares donde los antiguos aristócratas eran enterrados. No obstante, la localización única ha ayudado también a evitar que los saqueadores de tumbas pudieran acceder a ella durante los años. En cualquier caso, como medida de protección, las autoridades decretaron el lunes que se cerrara el yacimiento.

China Daily
Imagen: romántico66 en Arte y Fotogorafía

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados