El Royal Charles, orgullo de la marina inglesa, vuelve a casa temporalmente

El buque Royal Charles, orgullo de la marina inglesa y que estaba en poder de Holanda tras la Segunda Guerra de Holanda, regresa a su país con motivo de una exhibición.

En 1667, los holandeses entraron en el Támesis y destruyeron gran parte de la flota inglesa en Medway. El buque Royal Charles, el navío insignia inglés, fue capturado y llevado a Holanda donde se expuso como trofeo.

La Segunda Guerra Holandesa terminó con la firma del Tratado de Breda (1667) y desde entonces, parte del navío se exhibe en el en el puerto naval en Hellevoetsluis y posteriormente en el Rijksmuseum de Ámsterdam. Fue construido en 1655 y se convirtió en el mayor barco de la Marina Real con 80 cañones y tres cubiertas. Su captura fue un golpe demoledor para el rey Carlos II, ya que el navío era todo un símbolo de la fuerza naval inglesa.

Escudo de armas del Royal Charles

La batalla fue concebida por Johan de Witt, un político de los Países Bajos que contribuyó a la derrota inglesa, pero fue su amigo el almirante Michiel de Ruyter el que llevó a la flota holandesa sigilosamente a la desembocadura del Támesis y causó el fatal golpe.

Se destruyeron todos los barcos excepto el Royal Charles, el que fue abandonado por su tripulación y se remolcó hasta tierras holandesas. Con el paso de los años, el buque se deterioró bastante lo que implicó que su mantenimiento se fuese haciendo cada vez más caro, por lo que se desechó y se guardó la pieza de metal de popa, que es la que se exhibía hasta ahora en el museo.

En ella muestra el escudo de armas de inglés con un león y un unicornio, además de una bandera blanca. Allí permaneció 345 años hasta que hace poco volvió a su tierra natal, Inglaterra, donde se exhibirá temporalmente en el Museo Marítimo Nacional, celebrando así el 75 aniversario del museo y el Queen’s Diamond Jubilee.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro