Encuentran arte africano en la isla de Kayts de Jaffna

Han encontrado en la isla de Kayts (Sri Lanka), una escultura que procedería del África Negra, aunque aún quedan por revelar muchos detalles, no sólo de la misma, sino de la historia de los pueblos africanos.

Parte de la cabeza de metal de una escultura que muestra señales de arte africano descubierta cuando se cavaba un pozo en Allaippiddi en la isla de Kayts de Jaffna, en Sri Lanka, ha sido puesta en conocimiento de los arqueólogos gracias a los esfuerzos del profesor local Nadarajah Vakeesan de Bharathi Vidyalayam.

Escultura africana encontrada en la isla de Kayts

El objeto, encontrado en el yacimiento de la bahía de Palk en Kayts, una antigua y colonial isla portuaria donde hay cerámica que data de los siglos antes de Cristo, un tesoro de artefactos de Chola y un cargamento de mercancías de China que datan del siglo XII que se habían encontrado con anterioridad y donde se localizan algunos monumentos coloniales islámicos y europeos, ahora también muestra conexiones con el África negra, dicen los académicos.

La escultura, de 14 centímetros de algo y 12 de ancho, está aun pendiente de determinar su contenido de metales, dice el profesor P. Pushparatnam de la Universidad de Jaffna, hablando con los medios sobre el artefacto adquirido por los arqueólogos P. Kapilan y S. Manimaran. El profesor Pushparatnam destacó que la mandíbula sobresaliente, los labrios gruesos, la frente con retroceso, el estilizado pelo rizado, la parte de detrás del a cabeza y el largo cuello, la vinculan como una escultura de arte africano.

Muchas comunidades africanas, especialmente de la parte del Cuerno de África y del norte en los tiempos antiguos y medievales, y muchos africanos durante la época colonial, estuvieron en contacto con las zonas marítimas del sur de Asia por razones mercantiles, mercenarias, religiosas y de trabajo. El largo cuello que muestra la escultura está considerado como una señal de belleza para muchas gentes africanas. El acabado del hombro probablemente significa que la escultura fue originalmente diseñada como tal. Pero lo que se ha encontrado es solo la mitad de una imagen moldeada, como se puede ver en la foto desde su otro lado. Las dos perforaciones de la cara y otra son deliberadas.

Con la falta de estudios de contexto y tipológicos es difícil decir cuándo y de qué parte de África es originaria la escultura de Jaffna, pero hay muchas evidencias literarias y populares disponibles de contactos entre Jaffna y un pueblo africano, identificado con el nombre de Papparavar, al menos en los tiempos del reino de Jaffna, dicen los académicos.

Papparavar es una comunidad de soldados mercenarios que vinieron de Jaffna, de acuerdo con la literatura historiográfica Vaiyaapaadal, que se escribió en los tiempos del reino de Jaffna. Parece que tiempo después se dedicaron a la pesca. A pesar de que la identidad de la comunidad no se encuentra en el sistema de castas de Jaffna hoy en día, hay por lo menos algunos nombres de lugares que nos recuerdan a los asentamientos de la Papparavar. Vaiyaapaadal los sitúa bajo la casta de Pa’l’luvili.

La tierra donde se encuentra el templo Nayinaa-theevu Amman hoy en día, se conoce como Papparavan Challi (que significa tierra de conchas de Papparavan). El templo está localizado en un yacimiento arqueológico. Nayinaa-theevu, que es una isla adyacente a la de Kayts, también fue llamada como Papparavath-theevu.

Otro nombre relacionado es Papparavap-piddi (la tierra costera alta de Papparavar), al norte de Chaalai en la columna de arena que une la península de Jaffna con el resto de la isla. También es un yacimiento arqueológico.

La otra cara de la escultura africana encontrada en Sri Lanka

Pappara-theasam y Papparavar son referencias generales de África y su gente negra en el léxico tamil y tal y como se deduce a través de las evidencias que corroboran las lenguas vecinas. En sánscrito, Babhroo es un país asociado con gente de pelo rizado y marrón oscuro. Términos bárbaros relacionados con el antiguo griego y el árabe y bereber en las lenguas de la Europa tardía, se refieren a las personas del territorio bereber de la parte oeste del norte de África, como Marruecos.

Marruecos jugó un papel significativo en el comercio, los viajes geográficos, las misiones islámicas y los soldados mercenarios en la Europa pre medieval y la época marítima del sur de Asia. Ibn Battuta, que conoció al rey de Jaffna durante sus viajes a mitad del siglo XIV, vino de Marruecos. Muchas de las primeras misiones marítimas islámicas de una escuela mística asociada con Dargahs que vienen del sur de la India, las Maldivas y de la isla de Sri Lanka, son originarias de Marruecos. Ma’nkumpaan contiene algunos monumentos musulmanes asociados con la tradición Dargah.

Sin embargo, la escultura de arte africano encontrada en Allaippiddi no podría pertenecer al islam o las culturas híbridas árabes del norte de África. Según afirman los académicos, es del África negra.

Vaiyaapaadal hace una diferenciación entre Papparavar y Choanakar y los menciona como con distinta identidad cuando enumera los grupos de soldados mercenarios que habían llegado a Jaffna. Choanakar son por lo general los árabes.

La isla de Kayts, debido a su localización frente al estrecho de Palk y su vigilancia de las entradas a la laguna de Jaffna, fue un centro de contactos marítimos desde tiempos muy tempranos.

Los yacimientos de cerámica precristiana, del periodo protohistórico, han sido encontrados en las islas de Chaaddi y Kumpu’rup-piddi. En 1960, el conservador del museo de Jaffna, M. P. Selvaratnam, adquirió una gran cantidad de artefactos encontrados en Naaraanthanai en Kayts. En 1971, el profesor K. Indrapala descubrió una inscripción Chola en el fuerte de Kayts y en 1977 el profesor John Carswell encontró un cargamento de mercancías chinas en Allaippiddi, pero aún es necesario profundizar más en la historia para poder conocer realmente el pasado africano.

Fuente: TamilNet

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.