Encuentran el tesoro de un guerrero en Rusia

Escondido en una necrópolis situada en lo alto de las montañas del Cáucaso en Rusia, los investigadores han descubierto la tumba de un guerrero enterrado con joyas de oro, una cota de malla de hierro y numerosas armas, incluyendo una espada de 91 centímetros situada entre las piernas del cadáver. Este es otro de los increíbles hallazgos que los científicos han encontrado en esa zona: una gran cantidad de tesoros antiguos de hace más de 2.000 años.

Objeto encontrado en el tesoro del guerrero de rusia. (Crédito: Valentina Mordvintseva)
Objeto encontrado en el tesoro del guerrero de rusia. (Crédito: Valentina Mordvintseva)

Además de estos objetos, encontraron dos cascos de cobre en la superficie de la necrópolis. Uno de los cascos posee relieves de ovejas con cuernos curvados y el otro, dibujos de crestas, formas en zigzag y otras formas singulares.

A pesar de que la necrópolis ya había sufrido algunos saqueos, parece que la tumba del guerrero no muestra signos de haber sido forzada. La punta de la espada se enterró dirigida hacia su pelvis, y los investigadores encontraron “una placa redonda de oro con incrustaciones multicolor” cerca de la punta, según escribieron los investigadores en un artículo.

También encontraron los restos de tres caballos, una vaca y el cráneo de un jabalí salvaje, animales muy valiosos entre los pueblos bárbaros del mundo antiguo que demuestran la importancia de la persona enterrada. Sin embargo, es difícil precisar quién era el guerrero, pero se cree que fue el jefe de un pueblo, explicó Valentina Mordvintseva, una investigadora ucraniana de la Academia Nacional del Instituto de Ciencias y Arqueología.

Basándose en los objetos encontrados, los investigadores creen que el entierro del guerrero se remonta a los 2.200 años, una época donde la cultura griega era muy popular en el oeste de Asia, mientras que la propia necrópolis parece haber estado activa entre los siglos III a.C. y el comienzo del siglo II a.C. Sin embargo, Mordvintseva explica que los objetos encontrados no están vinculados a una cultura arqueológica específica, pero, aunque las personas que utilizaban la necrópolis estaban claramente influenciadas por la cultura griega, mantuvieron su propia cultura durante siglos.

Este estilo de vida incluía una gran afición por el oro, ya que la tumba del guerrero tenía más de una docena de objetos fabricados con este material. Sin embargo, lo que más sorprendió al equipo de investigación fue descubrir que dos de las espadas del guerrero (incluyendo la que apuntaba hacia su pelvis) tenían decoraciones de oro creadas para ser unidas, y que la espada de hierro de 48,5 centímetros de largo que encontraron tenía una placa de oro con incrustaciones de ágata que ornamentaban la vaina, un hallazgo que no se había visto antes en esa parte del mundo antiguo.

En LiveScience podéis ver un álbum de fotografías del descubrimiento.

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.

Artículos relacionados