Historia de Kioto, la antigua capital de Japón

historia de kioto
Kinkaku-ji, el Templo del Pabellón Dorado, en Kioto

Kioto (Kyoto), capital del imperio de Japón

El siglo VII ha sido el punto clave que ha enmarcado el desarrollo de Kioto (Kyoto). De la mano del clan Hata, se fue desenvolvimiento el considerable asentamiento y evolución de las tierras de Honshu.

El emperador Kanmu fue quién brindó una importancia considerable a la localidad después de asentar en Kioto la capital del Imperio, trasladándola desde Heijō-kyō (la actual Nara).

Las causas que motivaron al abandono de la ciudad que fue el centro de operaciones de la nación por muchos años, se debió a que obedecían la intención de ser libres de los monasterios budistas que dominaban la corte imperial situada en la actual Nara.

“Ciudad capital”

El nombre de la capital precipitó una variabilidad de cambios que culminaron con la denominado de ‘Kioto’ en el siglo XI.

El movimiento se consideró como una jugada demasiado arriesgada puesto que el proyecto induciría un elevado gasto financiero.

Japón fue gobernada por tres shogunatos en el siglo XII, sin embargo, Kioto se mantuvo siendo la capital del país, donde solo se regirían las decisiones militares, políticas y la Corte Imperial.

origen de kioto
Santuario Fushimi Inari

Tokio, la nueva capital

Fue de la mano del Shogunato Tokugawa donde se dio por finalizada la Guerra Civil que desestabilizaba al país desde 1864, siendo el poder centralizado en Edo, a la cual le cambiaron su nombre para bautizarla como Tokio (capital del este).

A raíz de esto, Kioto perdió su poder, siendo regido únicamente por el emperador y la corte, quienes tenían que dirigirse anualmente a Tokio con la finalidad de rendir cuentas ante el shogunato Tokugawa.

Luego de un período de inestabilidad social y política, puesto que los pobladores reclamaban la restauración del poder del emperador, se derrocó el shogun y se repuso el emperador como máximo dirigente del país.

Kioto perdió la capitalidad a raíz de esto, provocando que el emperador fuese trasladado a Tokio, quien a partir de ese momento se convirtió en el eje de las instituciones y decisiones principales del país.

A raíz de esto, Kioto fue quedando en el olvido.

Tras inaugurarse la nueva Universidad en 1889, la ciudad fue manifestando una recuperación paulatina.

Asimismo, obras como la construcción del Santuario Heian, el Canal del Lago Biwa y la llegada del ferrocarril, fueron aspectos que favorecieron el crecimiento de la localidad.

Kioto y la Segunda Guerra Mundial

Kioto fue la única ciudad nipona en librarse de los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial, lo que le ha permitido conservar el aire tradicional que la caracteriza.

En la Segunda Guerra Mundial, dentro de los planes estadounidenses, se encontraba la posibilidad de bombardearlo a través de bombas atómicas.

Fue Henry L. Stimson, Secretario de Guerra de Estados Unidos, quien defendió la localidad por ser el centro cultural que éste conoció en su luna de miel y en posteriores visitas diplomáticas.

La modernización de Kioto

En la actualidad se han efectuado ciertas remodelaciones en el perfil de Kioto que han aumentado su turismo.

La red ferroviaria de alta velocidad japonesa llamada Shinkansen, además de la inauguración de la Torre de Kioto en 1964, dieron paso a la modernización tradicional que ha supuesto desaparezca gran parte de su arquitectura tradicional, aunque aún es posible encontrarla en varios rincones de la ciudad.

Imágenes: Stock Photos, por Sean Pavone / Shutterstock.

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Artículos relacionados

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: