La llegada del juego de la ruleta a Estados Unidos

llegada ruleta casino eeuu
Juego de ruleta en EEUU. Crédito: Biblioteca del Congreso.

La ruleta americana es una de las variantes de las ruletas más populares en el mundo de las apuestas, tanto online como tradicionales. La ruleta para jugar en línea viene representado una de las innovaciones que presenta este antiguo juego de casino que se mantiene siempre en constantes actualizaciones para volverlo más atractivo a los jugadores.

A lo largo de la historia se ha visto que los juegos de casinos han ido evolucionando para siempre favorecer a la casa, pero esto  solo lo hace más interesante para el apostador. Tal es el caso de la ruleta americana, ya que esta presenta una leve ventaja sobre el jugador lo que convierte ganarle al crupier un rato muy emocionante.

En las ruletas de ruleta-casino.com para jugar con dinero se puede detallar las variaciones que ha sufrido este antiguo juego mientras apuestas, desde su creación en Francia, su expansión en toda Europa y las variantes producidas en viejo continente hasta llegar a América gracias a los emigrantes franceses.

Todo este largo recorrido ha hecho de las ruletas tengan tantas formas de jugarse y que en cada lugar del mundo se hallen diferentes reglas para emplearse.

La ruleta llega a América debido en gran parte a las guerras ocurridas en Europa, además, muchos de los emigrantes eran franceses ya que se encontraba huyendo de del estallido de la Revolución francesa de 1848.

La gran mayoría de los viajeros llegaron a los Estados Unidos, en busca de nuevas y mejores oportunidades de vida, específicamente en los estados de Mississippi, Alabama y Louisiana. Al instalarse en su nuevo hogar, hubo un intercambio cultural de inmediato, mezclando costumbres, tradiciones y juegos, en esos incluido las ruletas de casino.

En aquel tiempo, Nueva Orleans era la capital de las apuestas en el sur de los EE.UU.

Inesperadamente, las ruletas europeas recibieron un rechazo absoluto por parte de las casas de apuestas ya que no les gustaba el margen de ganancias que ofrecía dicho juego. Pero de inmediato las grandes operadoras sacaron provecho de las ruletas agregándole un doble cero al cero y una insignia de un águila.

En algunas versiones de la ruleta americana incluían solo los números del 1 al 28, y cuando la bola aterrizaba en el 0, el 00 o en la casilla del águila, la casa ganaba todas las apuestas, salvo a aquellos jugadores que habían apostado por uno de esos símbolos. Para ese entonces, el juego otorgaba un margen de ganancia de un 12,90% para el casino en las apuestas de un solo número, favoreciendo a las casas de apuestas.

Consecutivamente, la ruleta volvió a sufrir una transformación, obteniendo 38 números que van desde el 0 y el 00 hasta el 36 y brindándole un margen superior a los operadores de casinos en la ruleta europea, lo que garantizaba las ganancias de las casas de apuestas, pero a la vez buenos pagos para los apostadores.

Entre las diferencias que hicieron que las ruletas americanas se popularizaran más que las europeas encontramos que el orden de los números es diferente, dándole más emoción y adrenalina al girar la rueda. El juego comenzó a aparecer cada vez más en las salas de los casinos y rápidamente ganó una gran aceptación entre los apostadores locales.