Llamado a voluntarios para analizar lugares costeros arqueológicos antes de que desaparezcan en Inglaterra

El proyecto CITiZAN busca preservar la información de lugares arqueológicos en peligro de desaparición por causas climáticas o la erosión del medio.

Voluntarios que trabajan con un barco abandonado
Voluntarios que trabajan con un barco abandonado

Miles de lugares arqueológicos de la costa de Inglaterra y de los estuarios están siendo destruidos debido al clima extremo, el aumento del nivel del mar o las erosiones que provoca el agua.

CITiZAN (Coastal and Intertidal Zone Archaeological Network) es el proyecto que está alertando sobre la amenaza que hay sobre el patrimonio. CITiZAN está reclutando a voluntarios para ayudar a mediar y monitorizar los lugares arqueológicos en peligro antes de que desaparezcan.

CITiZAN dirige un conjunto de comunidades, construidas gracias a una red de voluntarios, dotados con los sistemas que son necesarios para medir y monitorizar las zonas arqueológicas amenazadas y realizan registros de la exposición a la que están sometidas las áreas en las que trabajan.

Gustav Milne, director del proyecto, explica: “No podemos evitar la erosión pero podemos registrar los lugares arqueológicos antes de que sean destruidos. Estamos animando a las personas a unirse a nuestra red de voluntarios y ayudarnos a medir en los lugares costeros cercanos a su localidad en los que haya patrimonio cultural antes de que se pierdan para siempre“.

Ben Greener, asesor medioambiental, ha comentado: “Nuestras costas son un enorme almacén donde se esconden los restos de defensas de guerra, industria y antiguos asentamientos que proveen de mucha información sobre la Historia de la nación isleña. Es un gran trabajo registrar miles de estos lugares antes de que se pierdan, Heritage Lottery Fund está animando a la gente a que se unan a CITiZAN“.

Desde Lindisfarne hasta Land’s End, pueden encontrarse bosques prehistóricos, antiguos lugares de explotación de la sal, edificios romanos, puertos medievales, asentamientos pesqueros, puntos defensivos en la costa dos guerras mundiales y un número incontable de barcos abandonados, barcazas y buques tumbados.

En la web se está registrando toda la información. Se trata de una base de datos en constante evolución y además se pueden encontrar mapas interactivos de los lugares que están siendo registrados. La base de datos preserva el conocimiento de estos importantes lugares para siempre y es una forma de tener una fuente para aquellos que deseen realizar algún tipo de investigación.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos