sábado, enero 28, 2023
InicioDefiniciones¿Qué es el Ramadán? Definición y explicación

¿Qué es el Ramadán? Definición y explicación

- Advertisement -

El Ramadán es un mes sagrado para la religión musulmana, ya que en este período, el creyente a través del ayuno de alimento, bebida, actividad sexual y cualquier comportamiento pecaminoso; puede purificarse de sus pecados y tener un nuevo comienzo, tanto físico como espiritual.

Este ayuno se realiza en el noveno mes del calendario islámico, que está regido no por el calendario solar como en occidente, sino por el calendario lunar. Por este motivo, cada año tiene un mes de Ramadán diferente al compararse con el almanaque occidental.

- Advertisement -

La creencia dentro del Islam señala que durante este período del noveno mes del calendario lunar, el Profeta Mahoma tuvo la primera revelación del Corán, y para honrar este acontecimiento, los musulmanes hacen este ayuno una vez al año.

El ayuno durante el Ramadán

Durante el Ramadán, los musulmanes deben hacer un ayuno bajo ciertas condiciones. En primer lugar, se debe tomar alimento y bebida en la madrugada antes de la primera oración y se prohíbe el consumo de éstos mientras brille la luz solar, pudiéndose tomar alimento nuevamente al anochecer.

Esta práctica dura 30 días y no solo atañe al evitar probar bebida y alimento durante las horas de sol del noveno mes del calendario lunar, sino que igualmente incluye las relaciones sexuales y todo comportamiento considerado pecaminoso.

En segundo lugar, a pesar de que el Ramadán es un rito que deben seguir todos los musulmanes alrededor del mundo, existen algunas restricciones como por ejemplo, las mujeres embarazadas o luego de la cuarentena que cumplen posterior al parto, las personas ancianas que no pueden dejar de comer, los enfermos crónicos y los menores de edad.

Sin embargo, algunos padres exhortan a sus hijos hacer parte del ayuno para que adquieran la costumbre desde jóvenes y tengan menores dificultades al hacerlo cuando sean mayores.

Efectos del ayuno sobre los fieles que practican el Ramadán

Los efectos físicos del Ramadán pueden traer algunas ventajas sobre quienes lo practican, sin embargo, estos beneficios se obtienen si a la par del ayuno, se tiene una buena alimentación al momento de romperlo.

- Advertisement -

El ayuno produce una serie de efectos secundarios estudiados por varios científicos, donde el cuerpo sufre diversos cambios al evitar el consumo de bebidas y alimentos. Los primeros cambios se producen en las primeras ocho horas luego de la última ingesta de alimentos. El cuerpo buscará alimentarse del azúcar del hígado para luego nutrirse con la grasa del cuerpo.

Luego de la primera semana, el cuerpo comienza a habituarse al ayuno, mejorándose el estado de ánimo y tomando el cuerpo algunas facultades para recuperarse.

Se ha estudiado que esta privación puede ayudar al proceso propio de auto reparación debido a que, normalmente, se consume un exceso de calorías que no permiten al cuerpo realizar este ciclo al enfocarse en el procesamiento excesivo de calorías.

La última fase puede producir la desintoxicación del cuerpo, permitiendo a órganos como el hígado, riñones y la piel, entrar en proceso de limpieza de toxinas gracias al ayuno.

El control de la mente y robustecimiento del espíritu en Ramadán

La alimentación es una de las necesidades básicas del ser humano. No solo es la fuente de la energía corporal, sino que también es una fuente de placer cuando ingerimos alimentos que nos gusta.

Por esta razón, los antiguos estudiosos de las tradiciones espirituales concluyeron que ayunar ayudaba a controlar la mente, fortaleciendo también de esta forma, el espíritu.

El autocontrol, la templanza y parsimonia, son virtudes que pueden cultivarse a través del ayuno. Es probable y así se cree que mediante el ayuno del Ramadán, los fieles puedan acceder a un profundo contacto con Dios.

- Advertisement -
Leopoldo Ágreda Lovera
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.