Una nueva catalogación de las proteínas humanas revela 193 desconocidas hasta ahora

Un equipo internacional de investigadores ha creado un catálogo inicial sobre la totalidad de las proteínas que guarda el cuerpo humano.

El uso de 30 tejidos humanos distintos ha permitido a los científicos identificar proteínas codificadas por los genes 17294, que es en torno al 84% de todos los genes en el genoma humano.

Además, el equipo también ha informado de la identificación de 193 proteínas nuevas provenientes de regiones del genoma.

mapa proteinas humanas

Todo esto demuestra que el genoma humano es más complejo de lo que se ha pensado hasta ahora. Por descontado, este proyecto de catalogación podrá ser un importante recurso para la investigación biológica y el diagnóstico médico.

Se puede pensar en el cuerpo humano como una enorme biblioteca en la que cada proteína es un libro“, dice Akhilesh Pandey, profesor en el Instituto McKusick – Nathans de Medicina Genética y de la química biológica, patología y oncología en la Universidad Johns Hopkins y el fundador y director del Instituto de Bioinformática. “La dificultad es que no tenemos un catálogo completo que nos da los títulos de los libros disponibles y dónde encontrarlos. Creemos que ahora tenemos un buen primer borrador de ese catálogo completo”.

Los genes determinan muchas de las características de un organismo, y lo hacen a través de instrucciones para hacer proteínas.

Muchos investigadores consideran que un catálogo de proteínas humanas  y su ubicación en el cuerpo  puede ser aún más instructivo y útil que el catálogo de genes en el genoma humano. El estudio de las proteínas es mucho más complicado técnicamente que el estudio de los genes. Esto es debido a que las estructuras y funciones de las proteínas son complejas y diversas.

Una simple lista de las proteínas existentes no sería demasiado útil sin la consiguiente información acerca de en qué parte del cuerpo se encuentran las proteínas. Por ello, la mayor parte de los estudios sobre las proteínas que se han hecho hasta la fecha se han centrado en los diferentes tejidos, a menudo dentro del contexto de enfermedades específicas.

Los científicos comenzaron la investigación tomando muestras de 30 tejidos para lograr un estudio más completo del proteoma. De esos 30 tejidos se extrajeron sus proteínas y pequeños trozos de enzimas llamados péptidos. Luego utilizaron los péptidos para determinar su identidad y medir su abundancia relativa.

Mediante la generación de un amplio conjunto de datos de proteínas humanas hemos hecho más fácil para otros investigadores identificar las proteínas en sus experimentos”, dice Pandey. “Creemos que nuestros datos se convertirán en el estándar de oro en el campo, sobre todo porque todos fueron generados usando métodos y análisis uniformes”.

Dentro del genoma, además de las secuencias de ADN que codifican proteínas, hay tramos de ADN cuyas secuencias no siguen un patrón de gen codificante de la proteína convencional y por lo tanto han sido etiquetados como “no codificantes”.

El hallazgo más curioso del equipo fue que 193 de las proteínas que se identificaron podrían remontarse a estas regionesno codificantes” de ADN.

Pandey cree que el proteoma humano es tan amplio y complejo que el catálogo nunca será completado, pero que este trabajo proporciona una base sólida y fiable para que otros puedan seguir trabajando sobre él.

Imagen: Universidad Jhons Hopkins

Madrileña o cántabra. Calculadora o impulsiva. Soñadora o realista. 23 años ó 12. Fútbol o tiendas. Periodismo veraz.Hay que conocer la historia en profundidad, es la única forma de no cometer los mismos errores del pasado

more recommended stories