Publicado el: Lun, Jun 8th, 2015

Aparece otra prueba del mestizaje entre Homo sapiens y neandertales

Mandíbula de neandertal. Crédito: Universidad de Harvard

Mandíbula de Homo-Sapiens de 40.000 años. Crédito: Universidad de Harvard

La Escuela de Medicina de Harvard, mediante su paleogenomicista Qiaomei Fu, ha presentado recientemente los resultados de un estudio genético realizado a una mandíbula de un Homo sapiens de unos 40.000 años que fue encontrada en la cueva rumana de Pestera du Oase.

La mandíbula fue encontrada junto a los restos óseos de un oso en el interior de esta cueva, cuyo nombre en rumano quiere decir “Cueva con huesos”. Esta cueva fue descubierta por un grupo de espeleólogos hace 13 años, donde para poder acceder a ella hay que hacerlo buceando a través de un río subterráneo, lo que hace más complejo si cabe su acceso.

En este estudio se avanza que este individuo llegó a tener un pariente neandertal en 4 o 6 generaciones anteriores, demostrando el mestizaje entre los Homo sapiens y los Neandertales, tal como se había presentado el estudio genético del Hombre de Ust-Ishim durante el pasado 2014.

El descubrimiento fue presentado en la reunión de Biología de Genomas en Nueva York y donde se ha cuestionado siempre desde el principio que tanto seres humanos como neandertales se cruzaron solamente en el Medio Oriente hace más de 50.000 años.

Fu, explicó que realizaron diferentes tareas de secuenciación del ADN de una mandíbula masculina de 40.000 años de antigüedad, lo que representa a algunos de los primeros restos humanos modernos a nivel continental y después de sus estudios se ha estimado que entre el 5 y el 11% de ese genoma pertenece a neandertal.

Después de analizar cómo la propia longitud de la cadena de ADN heredada, en principio de un neandertal, va acortándose con cada nueva generación y ponerlo como patrón de trabajo, Fu y su equipo determinaron que sus ancestros fueron neandertales en las 4 o 6 generaciones anteriores.

Asimismo se confirma mediante diferentes pruebas de ADN que los argumentos existentes acerca de que tanto los dientes como la mandíbula unidos contaban con una mezcla de rasgos tanto humanos como neandertales, son ciertos.

Se habló acerca de sus muelas del juicio dado que éstas mostraban un tamaño bastante más grande que el de los Homo sapiens. Erik Tririkaus, paleontólogo de la Universidad de Washington, quien también tuvo la oportunidad de analizar la mandíbula así como estudiar los resultados tanto de Fu como de su equipo, apuntó que: “Creo que es algo muy tranquilizador que en algún nivel existe cierta correspondencia entre lo que la anatomía nos está diciendo y lo que el estudio de los genes nos está revelando”.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR