Inicio Noticias Arqueólogos prueban cómo se construyeron las Pirámides de Egipto

Arqueólogos prueban cómo se construyeron las Pirámides de Egipto

Uno de los mayores enigmas de la Historia podría haber sido resuelto: ¿cómo se construyeron las Pirámides de Egipto?

Arqueólogos han descubierto fascinantes pruebas que muestran cómo los egipcios transportaron bloques de piedra caliza y granito de 2 toneladas y media de peso cientos de kilómetros para construir la tumba del faraón Keops en el año 2600 a.C., y tras años de estudio, han llegado a conclusiones prácticamente unánimes.

La Pirámide de Keops con casi 150 metros de altura es la más grande de todas las pirámides y fue, hasta la Edad Media, la estructura artificial más grande de la Tierra. El descubrimiento de un antiguo papiro, un barco ceremonial y un ingenioso sistema de obras hidráulicas, han arrojado luz sobre la infraestructura creada por los constructores de las pirámides.

El detallado material arqueológico muestra que miles de trabajadores cualificados transportaron 170.000 toneladas de piedra caliza a lo largo del Nilo en barcos de madera unidos por cuerdas, a través de un sistema de canales especialmente construidos para la ocasión, hacia un puerto interior a pocos metros de la base de la pirámide.

Un papiro antiguo también se ha encontrado en el puerto marítimo de Wadi Al-Jarf hace unos años, el que ha dado una nueva visión de papel que desempeñaron los barcos en la construcción de la pirámide.

La Pirámides de Egipto, clara muestra de las capacidades de los habitantes del Antiguo Egipto

Escrito por Merer, un capataz a cargo de un equipo de 40 obreros de élite, es el único relato de primera mano sobre la construcción de la Gran Pirámide, y describe en detalle cómo las piedras de caliza fueron enviadas río abajo de Tura a Guiza.

En su diario, Merer también describe cómo su tripulación estuvo involucrada en la transformación del paisaje, abriendo diques gigantes para desviar el agua del Nilo y canalizarlo a la pirámide a través de canales artificiales.

Aunque se sabe desde hace mucho tiempo que el granito de las cámaras internas de la pirámide fueron extraídos de Asuán y que las piedras caliza provenían de Tura, los arqueólogos no lograron comprender hasta ahora cómo fueron transportados, trazando varias hipótesis.

Ahora, el arqueólogo Mark Lehner, experto en el campo, ha descubierto la evidencia de una vía de agua perdida bajo la polvorienta meseta de Guiza. «Hemos esbozado la cuenca del canal central, que creemos que fue el área de distribución primaria al pie de la meseta de Guiza«, comentó.

Este papiro se está estudiando desde hace varios años, especialmente por el Instituto Smithsonian y los expertos de History, pero ahora es cuando se han llegado a las conclusiones definitivas, las que se presentaron esta semana en el documental Egypt’s Great Pyramid: The New Evidence.

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

4 COMENTARIOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Most Popular

Hallan fósil de un dinosaurio desconocido en Brasil

Un fósil de unos 115 millones de años fue encontrado en el noreste de Brasil. Pertenece a una...

El origen de la palabra ‘casino’ y la historia de las primeras casas de juegos

¿Cuál es el origen de la palabra "casino"? Intentaremos responder esta pregunta y conocer los primeros casinos instaurados en la historia.

Descubren una posible causa del abandono de Tikal, el gran centro de la civilización maya

Durante el Clásico Tardío y Clásico Terminal, las reservas centrales de Tikal contenían proporciones elevadas de mercurio, fosfato y cianobacterias que producen toxinas peligrosas.

Encuentran dos enclaves aborígenes sumergidos hace más de 7.000 años frente a la costa de Australia

"Una gran cantidad de la información arqueológica que documenta la vida de los aborígenes está ahora bajo el agua", explicó uno de los investigadores.