Biografía de Alexander Fleming, el descubridor de la penicilina y padre de la farmacología moderna

alexander fleming

Alexander Fleming nació el 6 de agosto del año 1881 en Darvel (Escocia), y falleció el 11 de marzo de 1955 en Londres. Se crió en el seno de una familia humilde, y nada hacía prever que se convertiría en una de las personas más importantes de su tiempo, sentando las bases de la mayoría de fármacos y antibióticos que estaban por desarrollarse.

Fleming fue la reencarnación de la vieja idea del “hombre que se hace a sí mismo”. Pues desde unos orígenes campesinos, Alexander, encauzó su vida para costearse unos estudios que le encaminarían al mundo médico, donde inventó y desarrolló uno de los componentes básicos de los antibióticos, la penicilina.

A raíz de sus estudios en medicina, obtuvo una beca del Gobierno para estudiar en el St. Mary´s Hospital Medical School de la localidad de Paddington.  Sus investigaciones se centraron principalmente en las reacciones de las defensas de los seres humanos ante las bacterias que se introducían en el organismo.

Sus dos mayores descubrimientos,  por los cuales pasó a la Historia, fueron el de la lisozima y  la penicilina.

Mientras investigaba, los mocos de un estornudo cayeron sobre las bacterias de una placa Petri. Días más tarde, Fleming vio que en las zonas manchadas por los fluidos las bacterias habían muerto. Así descubrió la enzima antimicrobiana lisozima.

Fleming descubrió la penicilina de forma casual

En 1928, cuando iba a destruir cultivos, vio que en una placa con Staphylococcus aureus un hongo crecido de manera espontánea había matado a las bacterias a su alrededor. Era el moho Penicillium notatum, que produce una sustancia natural antibacteriana: la penicilina.

Su meticulosidad le llevó a observar el comportamiento de dicho cultivo, comprobando que alrededor de la zona inicial de contaminación los estafilococos habían sido destruidos. Alexander Fleming comprendió que dicho fenómeno fue efecto de algún tipo de substancia antibacteriana segregada por el mismo hongo.

Comprobó entonces, que un caldo de cultivo puro, el hongo adquiría en muy poco tiempo un importante nivel de actividad antibacteriana. Allí comenzaron sus pruebas con numerosas bacterias capaces de generar enfermedades en los seres humanos, y comprobó que la sustancia del hongo reaccionaba con las bacterias, quedando éstas destruidas al entrar en contacto con el cultivo.

Fleming publicó su descubrimiento en el British Journal of Experimental Pathology en 1929 y no lo patentó. Nadie le prestó atención.

Aunque fue en ese momento cuando nació la penicilina, su internacionalización no sería posible hasta 13 años más tarde, pues aún hubo que hacer ciertos “reajustes” en la fórmula para adaptarla al organismo humano sin que éste sufriese daños.

fleming recibe el nobel
Alexander Fleming recibe el Premio Nobel.

Oficialmente, el invento de Fleming comenzó a dar resultados positivos en el año 1941, ayudando a combatir múltiples enfermedades infecciosas, como la temida Sífilis,  que hasta el momento no tenían cura, sentando las bases de la farmacología moderna.

En la Segunda Guerra Mundial el antibiótico despertó el interés de los químicos. El alemán Ernst Boris Chain y el australiano Howard Walter Florey desarrollaron un método para sintetizar penicilina y pusieron en marcha plantas de producción en EE UU. En 1945, compartieron con Fleming el premio Nobel de Medicina.