InicioBiografíasBiografía de Godofredo de Bouillon, el 'Defensor del Santo Sepulcro'

Biografía de Godofredo de Bouillon, el ‘Defensor del Santo Sepulcro’

Fue un noble franco y uno de los líderes de la Primera Cruzada que nació en 1060 y murió en 1100. Fue el primer gobernante del Reino de Jerusalén desde 1099 hasta 1100, evitó usar el título de rey eligiendo en su lugar el de Defensor del Santo Sepulcro.

- Advertisement -

Vida de Godofredo de Bouillon

Godofredo de Bouillon nació alrededor de 1060 como segundo hijo de Eustaquio II, Conde de Boulogne. Como segundo hijo tuvo menos oportunidades que su hermano mayor, Eustaquio III, pero su tío, Godofredo el Jorobado murió sin descendencia y nombró a Godofredo de Bouillon como su heredero del Ducado de Baja Lorena.

Este ducado fue importante para amortiguar las disputas entre Francia y el Sacro Imperio Romano Germánico. Godofredo apoyo al emperador Enrique IV en su lucha contra el Papa Gregorio VII por la investidura.

Godofredo destacó en liderazgo defendiendo su herencia contra una gran número de enemigos siendo apoyado por sus hermanos Eustaquio III y Balduino I.

Godofredo de Bouillon. Crédito: Wikipedia / Dominio Público

Godofredo y la Primera Cruzada

En 1095, el Papa Urbano II pidió una cruzada para liberar Jerusalén y ayudar al Imperio Bizantino de las invasiones turcas.

Godofredo tomó préstamos y ventas de sus tierras y con ese dinero reunió a miles de caballeros para luchar en Tierra Santa.

Su hermano mayor, Eustaquio III, y su hermano menor, Balduino I, que no poseían tierras en Occidente se unieron a Godofredo en la cruzada.

Godofredo, junto con sus hermanos, partió en agosto de 1096 al frente de un ejército de Lorena a lo largo del camino de Carlomagno hacia Constantinopla atravesando occidente.

Godofredo y sus tropas fueron los segundos en llegar a Constantinopla tras Hugo de Vermandois. Durante los meses siguientes llegaron otros ejércitos cruzados.

Godofredo y Alejo I tenían objetivos diferentes, el emperador bizantino quería que los soldados cruzados recuperan los territorios que los turcos selyúcidas habían tomado, los cruzados tenían el objetivo de liberar Tierra Santa de los musulmanes y establecer un gobierno cristiano.

Alejo I forzó a los cruzados a realizar un juramento de lealtad por el que los cruzados devolverán los territorios conquistados a los turcos al imperio bizantino. En la primavera de 1097 los cruzados cruzaron el estrecho hacia Anatolia.

Su primera gran victoria fue el sitio de Nicea donde conquistaron la ciudad de los turcos. Después en la batalla de Dorylaeum con la ayuda de los príncipes cruzados derrotaron a Kilij Arslan I y saquearon su campamento.

Godofredo, Tancredo y Raimundo. Crédito: Wikipedia / Dominio Público

En 1098, Godofredo participó en la captura de Antioquia que cayó en junio tras un año de sitio. Cuando tomaron la ciudad los líderes cruzados sintieron que los tratos con Alejo I habían sido violados y Bohemundo reclamó la ciudad de Antioquia.

Después de la victoria en Antioquía, Bohemundo se quedó en su nueva ciudad para asegurar su principado y el hermano menor de Godofredo, Balduino, también se quedó en el nuevo estado de Edesa.

El resto del ejército cruzado con Raimundo, Tancredo y Godofredo a la cabeza continuaron la marcha hacia Jerusalén. Mientras viajaban hacia Jerusalén descubrieron que los turcos selyúcidas ya no eran los gobernantes de Tierra Santa, sino que el territorio había sido conquistado por musulmanes norteafricanos llamados fatimíes que habían adoptado el nombre de la familia gobernante en El Cairo.

El ejército cruzado llegó a la ciudad en junio de 1099 y construyó torres de asedio de madera proveniente de los barcos Genoveses que habían desembarcado recientemente en las costas de Siria.

Godofredo y algunos de sus caballeros fueron los primeros en tomar las murallas y entrar en la ciudad. Finalmente lograron el objetivo de la cruzada, conquistar tierra santa y la ciudad de Jerusalén.

Reino de Jerusalén

Una vez conquistada la ciudad se estableció una forma de gobierno. El 22 de julio de 1099 se celebró un concilio en la Iglesia del Santo Sepulcro en el que Raimundo se negó a convertirse en rey. Godofredo tampoco accedió al título de rey, pero sí a gobernar la ciudad bajo el título de Defensor del Santo Sepulcro.

Durante su reinado Godofredo tuvo que defender el Reino de Jerusalén contra los fatimíes de Egipto que fueron derrotados en la batalla de Ascalón en agosto. Debido a las intrigas políticas sobre quién gobernaría, la ciudad permaneció en manos musulmanas.

En 1100, Godofredo consiguió crear pactos con los territorios colindantes de Acre, Ascalón, Arsuf, Jaffa y Cesarea.

Muerte y legado de Godofredo de Bouillon

Godofredo de Bouillon murió en junio de 1100 de una enfermedad. Más tarde se creyó que el emir de Cesarea lo había envenenado, pero nunca se pudo demostrar.

Godofredo fue idealizado en relatos posteriores debido a ser considerado el primer rey de Jerusalén y creador de las leyes que rigieron el Reino de Jerusalén.

Se convirtió en una leyenda entre los descendientes de los cruzados originales contando historias acerca de su gran fuerza física.

- Advertisement -
Isra Poudereux
Apasionado de la historia, amante del teatro, el cine y la música. Naturalista y creador de contenido para la divulgación ambiental. Estudio periodismo cuando la pandemia me lo permite, mientras tanto leo y releo multitud de libros.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.