Biografía de Carlomagno, el primer emperador del Sacro Imperio Romano

carlomagno emperador
Carlomagno

Biografía de Carlomagno

Nacido el 2 de abril del año 742 (o 747), conocido como “Carlos el Grande”, Carlomagno fue rey de los francos desde 768, nombrado rey de Italia en 774 y tras numerosas victorias proclamado el primer emperador del Sacro Imperio Romano.

Tras la muerte de su padre, Pipino el Breve, en 768 el gobierno de sus reinos fue compartido entre Carlomagno y su hermano Carlomán I, pero bajo circunstancias inexplicables el segundo murió en 771 dejando a Carlomagno como el gobernante indiscutible del reino franco.

Rey de los francos

En el 772, cuando el papa Adriano I pidió ayuda contra Desiderio, el rey de los lombardos, Carlomagno invadió Italia, derrocando a Desiderio (774) y asumiendo el título real. Después realizó un viaje a Roma y aseguró seguir con la política que anteriormente había ejercido su padre, la cual que se encaminaba hacia la protección del cristianismo y el papado.

En el año 772 Carlomagno luchó contra las incursiones de los sajones en su territorio y, movido por el éxito en Italia, realizó en 775 una campaña para conquistarles y cristianizarles, pero aun teniendo algún éxito inicial, la confrontación se alargó durante treinta años.

Combatió en la Península Ibérica en el 778, en el 788 sometió a los bávaros a su poder, y entre los años 791 y 796 sus ejércitos conquistaron el territorio de los ávaros.

Finalmente, a través de sus conquistas militares, sometiendo a sajones, bávaros y abriéndose frontera en España, logró extender su imperio incorporando gran parte de Occidente y Centro de Europa. Carlomagno llegó a la cumbre de su poder en el año 800, momento en el que fue nombrado emperador el día de Navidad por el Papa León III.

La coronación de Carlomagno por León III

A lo largo de las Guerras Sajonas y sus otras campañas, Carlomagno actuó enteramente por iniciativa propia y prestó muy poca atención al papado. Sin embargo, ninguno de los papas se quejaba porque las diversas empresas de Carlomagno coincidían con sus propios intereses o los beneficiaban directamente. Sin embargo, en el año 800 quedó claro que el poder de Carlomagno superaba al del papado y que no había nada que nadie pudiera hacer al respecto.

coronacion carlomagno rafael
Coronación de Carlomagno. Obra de Rafael (Vaticano)

Esto quedó claro cuando el papa León III (795-816) fue atacado por una multitud en las calles de Roma y se vio obligado a huir. La mafia había sido estimulada por nobles romanos que, con la esperanza de reemplazar a León con uno de los suyos, lo habían acusado de inmoralidad y abuso de su cargo.

León fue a Carlomagno en busca de protección y, por consejo de su sabio consejero, el erudito Alcuin (735-804), Carlomagno aceptó acompañar a León de regreso a Roma para limpiar su nombre.

En un juicio que presidió Carlomagno, León finalmente se limpió de las acusaciones contra él. Este curso de los acontecimientos había significado una terrible humillación para el Papa y su abnegación ante el gobernante carolingio y decidió intentar recuperar el prestigio y la autoridad de su cargo al llevar a cabo la coronación imperial de Carlomagno.

El día de Navidad del año 800, cuando Carlomagno se levantó de la oración ante la tumba de San Pedro, el Papa León y sin que Carlomagno lo supiera, colocó la corona sobre la cabeza del rey y el clero romano y la gente bien ensayados gritaron: «Carlos Augusto, coronado como grande y pacífico. Emperador de los romanos, ¡vida y victoria!»

Carlomagno supuestamente no quería ser coronado por León y, según se informa, dijo que nunca habría entrado en la iglesia si hubiera sabido que iba a suceder. Sea como sea, está bien establecido que la corona era claramente visible en la iglesia cuando entró Carlomagno y era lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que no se había dejado allí accidentalmente.

El Renacimiento Carolingio

Durante su reinado se produjo el llamado Renacimiento Carolingio puesto que renació el arte, la arquitectura y la literatura que lo caracterizan. La mayor parte de las obras que sobreviven de latín clásico fueron copiadas y conservadas por los eruditos carolingios. Su importancia también reside en que los primeros manuscritos antiguos de los que hoy disponemos son de origen carolingio.

carlomagno emperador
Carlomagno

A través de sus conquistas y reformas internas, fomentando la creación de una entidad europea común, uniendo por primera vez la mayor parte de Europa Occidental fue denominado el “Padre de Europa” y tanto las monarquías francesas como alemanas consideraban sus reinos como descendientes del imperio forjado por Carlomagno.

Después de haber gobernado como emperador poco mas de 13 años murió en el año 814, siendo enterrado en la capital imperial de Aachen, en Alemania, y cediéndolo en el cargo su hijo Luis el Piadoso.

El legado de Carlomagno

Carlomagno gobernó su imperio durante 14 años hasta su muerte por causas naturales en el año 814. Loyn señala que su «fuerza y ​​personalidad dinámica eran necesarias para crear el imperio y, sin él, los elementos desintegrados ganaron rápidamente el poder». Él ya había coronado a Luis I el Piadoso (Ludovico Pío, su hijo) como sucesor en el año 813, pero no pudo hacer nada para asegurar que su legado perduraría después de su muerte.

carlomagno y ludovico pio
Carlomagno corona a Ludovico Pío como su sucesor.

La muerte de solo unos pocos líderes ilustrados, o incluso la pérdida repentina de una gran personalidad, puede hacer que todo el sistema se derrumbe y abra el camino para una reversión igualmente rápida al caos y la barbarie.

Sin embargo, los problemas iniciales para el imperio no se debieron a ningún elemento de retroceso o desintegración, sino a las propias decisiones de Carlomagno con respecto a Sajonia tomadas décadas antes.

Las Guerras Sajonas destruyeron la región, mataron a miles de personas e hicieron poco más que enfurecer a los reyes escandinavos que esperaron su momento hasta la muerte de Carlomagno y luego desataron las incursiones vikingas en Francia.

Durante el reinado de Luis, entre los años 820 y 840, los vikingos golpearon repetidamente a Francia. Luis hizo todo lo posible para defenderse de estos ataques, pero encontró más fácil apaciguar a los nórdicos a través de concesiones de tierras y negociaciones.

Cuando Luis murió en el 840, el imperio se dividió entre sus tres hijos que lucharon entre sí por la supremacía. Su conflicto fue concluido por el Tratado de Verdún del año 843, que dividió el imperio entre los hijos de Luis I: Luis El Germánico (r. 843-876) recibió el este de Francia, Lotario I (r. 843-855) tomó el centro de Francia, y Carlos El Calvo (r. 843-877) gobernaría el oeste de Francia.

Los reinos separados del imperio de Carlomagno eventualmente formarían las naciones modernas de Europa y, por todas sus faltas, no podrían haberlo hecho si no fuera por su visión de propósito y habilidades naturales para liderar de tal manera que otros estuvieran ansiosos por servirlo.

Avatar

Nací en Madrid el 27 de agosto de 1988 y desde entonces comencé una obra de la que no hay ejemplo. Fascinada tanto por los números como por las letras y amante de lo desconocido, por ello soy una futura licenciada en Economía y Periodismo. Interesada en entender la vida y las fuerzas que la han forjado. Todo es más fácil, más útil y más apasionante si con una mirada hacia nuestro pasado logramos mejorar nuestro futuro y para ello…la Historia.