lunes, enero 30, 2023
InicioBiografíasBiografía de Luis VII de Francia

Biografía de Luis VII de Francia

Fue rey de los francos desde 1137 hasta 1180. Fue hijo y sucesor del rey Luis VI y se casó con la duquesa Leonor de Aquitania, una de las mujeres más ricas y poderosas de Europa occidental.

- Advertisement -

Luis nació en 1120 siendo el segundo hijo de Luis VI de Francia y Adelaide de Maurienne. La educación temprana del joven Luis fue para una carrera eclesiástica, de esta manera se volvió culto y muy devoto.

Cuando su hermano mayor Felipe murió en 1131, Luis se convirtió en heredero del trono de Francia. Luis fue coronado por el Papa Inocencio III en la Catedral de Reims como heredero.

- Advertisement -

Tras la muerte del duque Guillermo X de Aquitania, Luis VI se apresuró a casar a su hijo con Leonor de Aquitania, que había heredado el territorio de Guillermo en 1137.

Poco después de la boda Luis VI murió y Luis VII se convirtió en rey. El matrimonio entre Luis VII y Leonor de Aquitania no fue demasiado bien, había una diferencia muy marcada en la corte de Francia y la educación fervorosa de Luis con la educación y los modales de Leonor.

Luis continuó con la política de su padre y los primeros 10 años de su reinado fueron tranquilos, se dedicó a continuar con el legado de su padre y a mejorar el dominio real.

En 1138, el rey sofocó el intento de crear una comuna autónoma en Poitiers y tomar a los hijos de los nobles como rehenes. Ese mismo año el Rey se opuso al Conde de Champagne, Thibaut IV de Blois, así como al papa Inocencio III en la investidura del obispado de Langres.

En 1141, el rey intervino en Toulouse para hacer valer los derechos de su esposa sobre la herencia de su abuela, Felipa de Toulouse.

En 1143, firmó el Tratado de Vitry con el conde de Champagne para resolver el conflicto con el papado.

Luis VII y la Segunda Cruzada

- Advertisement -

En 1145, Bernardo de Claraval proclamó la Segunda Cruzada y Luis VII anunció que iría a ayudar a los estados cristianos de oriente. Los turcos habían invadido el condado de Edesa donde muchos cristianos fueron masacrados, por lo cual el Papa Eugenio III aprobó una cruzada y autorizó al rey de los francos a reclamar impuestos sobre los bienes de la iglesia para financiar su expedición.

Luis VII tomando la cruz en Vézelay. Crédito: Wikipedia / Dominio Público

En 1146, el rey Luis VII tomó la cruz en Vézelay. En junio de 1147 el rey y su esposa Leonor partieron hacia Jerusalén para la segunda cruzada. Salieron de Metz pasando por el valle del Danubio donde se reunieron con el ejército del emperador Conrado III. Juntos decidieron cruzar a Asia Menor a través de Constantinopla.

La expedición estuvo marcada por la discordia entre las dos facciones francesa y alemana. Los bizantinos, en dudosa alianza con los cruzados, engañaron a Luis VII y sufrieron varias derrotas frente a los turcos en Asia Menor y en Siria.

En marzo de 1148, el ejército cruzado llegó a Antioquia, gobernada por Raimundo de Poitiers, tío de Leonor. Raimundo dio un gran recibimiento a los cruzados ya que esperaba que lo ayudaran en la lucha contra los turcos que habían invadido parte de su territorio, pero Luis estaba decidido a continuar con su peregrinaje a Jerusalén.

En este momento crecen las disputas entre el matrimonio real y Leonor es acusada de adulterio.

Luis obligó a Leonor a seguirlo hasta Jerusalén y en 1148 el ejército francés se unió al del Reino de Jerusalén para atacar Damasco. El intento de toma de Damasco fue un fracaso y tras pasar un año más en Tierra Santa la pareja real regresó a Francia embarcados en dos barcos diferentes.

Después de la cruzada

En octubre de 1149, el rey llegó a Palermo en Sicilia y esperó la llegada de la reina. Luego marchó hacia Tívoli donde se entrevistó con el Papa Eugenio III.

La expedición cruzada supuso un gran fracaso que empobreció el reino, desestabilizó políticamente los señoríos feudales y el reino francés perdió fuerza militar.

A pesar de los consejos del Papa Eugenio III, Luis y Leonor no consiguieron reconciliarse, finalmente el matrimonio fue anulado en el segundo consejo de Beaugency alegando que la bisabuela de Leonor era la nieta del bisabuelo de Luis VI, por lo tanto, familia.

Debido al divorcio, Leonor se casó con Enrique I de Inglaterra que heredó los territorios de la familia de Leonor,. Ante esta pérdida, Luis VII y sus sucesores no dejarán de luchar contra Inglaterra para recuperar los territorios perdidos hasta sellar la paz en el Tratado de París en 1259.

En 1179, Luis consagra a su hijo Felipe II Augusto, fruto de su tercer matrimonio con Adele de Champagne. En junio de 1180 Luis cede el poder a su hijo debido a su enfermedad.

Luis VII murió en septiembre de 1180 de una caquexia paralítica en su palacio real de la Cité de Paris. Al día siguiente fue enterrado en la abadía real de Saint-Port de Barbeau.

- Advertisement -
Isra Poudereux
Apasionado de la historia, amante del teatro, el cine y la música. Naturalista y creador de contenido para la divulgación ambiental. Estudio periodismo cuando la pandemia me lo permite, mientras tanto leo y releo multitud de libros.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.