Biografía de Viriato

Gracias a las actuales series televisivas, el personaje histórico de Viriato se está convirtiendo en un nombre reconocido por la mayor parte de la población. ¿Qué fue lo que hizo para que fuera tan importante?

viriato No se sabe con certeza dónde ni cuándo nació, pudo ser tanto en la zona de Portugal como de España. Una de las primeras referencias que hay sobre él es que formó parte del grupo de lusitanos que acudieron en el año 150 antes de Cristo a presencia del pretor romano Galba.

Éste les había prometido tierras fértiles para que pudieran dedicarse a la agricultura pero, una vez reunidos en el lugar de encuentro, Galba mandó a sus tropas acabar con todos ellos, dejando sólo un pequeño grupo de supervivientes. Entre ellos se encontraba Viriato, que entonces era pastor.

A partir de entonces, se convirtió en el líder de la lucha contra la dominación romana en tierras lusitanas. Una de sus victorias más aclamadas es en la que logró vencer al pretor Cayo Vetilio. En el año 147 antes de Cristo, rompió las filas romanas y, junto con un pequeño ejército de seguidores, atrajo a los romanos hacia una emboscada donde derrotó al pretor.

Gracias a esta victoria, decidió llevar su lucha hasta lugares más lejanos, hacia la meseta. Allí se enfrentó y derrotó a Cayo Plaucio y a Claudio Unimano. Llegó incluso a ocupar Segóbriga. Ante tales derrotas, Roma decidió actuar duramente y envió a un ejército mucho más grande y poderoso que los que había en Hispania en aquel momento. Las tropas estaban al mando del cónsul Fabio Máximo Emiliano. Éste consiguió derrotar a Viriato en 145 antes de Cristo, por lo que Viriato tuvo que regresar hasta Lusitania.

Con la guerra de Numancia, Viriato aprovechó para atacar de nuevo gracias a las dificultades en que estaba el ejército romano debido a las duras campañas contra los celtíberos. Así derrotó al pretor Quincio y avanzó por la provincia Bética, pero poco después tuvo que huir de nuevo a Lusitania por el avance romano.

De nuevo en su tierra, en 141 antes de Cristo consiguió derrotar al cónsul Serviliano. Así consiguió firmar un tratado de paz con Roma. Sin embargo, Roma quería terminar con la resistencia tanto lusitana como celtíbera, por lo que poco después rompió la paz. Así envió al cónsul Cepión con un nuevo ejército para sofocar las revueltas. Éste negoció con los lusitanos y aprovechó para sobornar a los lugartenientes de Viriato, Audax, Ditalcos y Minuros, para que le asesinasen, prometiéndoles grandes fortunas.

Muerte de Viriato

Éstos no dudaron en aceptar y acabaron con su líder en el año 139 antes de Cristo. Cuando fueron a recoger la recompensa, Cepión se negó diciendo la famosa frase ‘Roma no paga a traidores’. Con la muerte del líder, la rebelión lusitana fue perdiendo fuerza hasta que finalmente Roma logró conquistar y consolidarse en los territorios de Hispania.

Imágenes: Dominio Público

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.