sábado, abril 10, 2021
devocionales cristianosspot_img
InicioAntiguaAméricaCaracterísticas del arte azteca. ¿Cuáles son?

Características del arte azteca. ¿Cuáles son?

El arte azteca, también conocido como arte mexica, fue un estilo desarrollado durante el Imperio Azteca en la región Mesoamericana, durante el periodo prehispánico o precolombino. La cúspide de estas manifestaciones artísticas fue durante los siglos XV y XVI.

Las formas en las que se desarrolló esta cultura a través del arte, fue especialmente en arquitectura, escultura y pintura, así como diversas artesanía en tanto a cerámica, joyería y diversas figurillas, así como algunos elementos utilitarios como jarrones y demás.

En tanto los aztecas lograron conquistar gran parte de Mesoamérica, sus creaciones artísticas se expandieron por gran parte del continente.

El Imperio azteca

El Imperio azteca fue uno de los más importantes del mundo, en especial de Mesoamérica. Su existencia data del periodo postclásico entre los años 1320 y 1520; mientras que se asentaron en un valle amplio en el centro de México, allí fundaron Tenochtitlán como la capital, ciudad que además llega a ser la más grande del mundo por haber tenido una población bastante extensa, de al menos doscientos mil habitantes.

La organización política, social y militar de los aztecas fue lo que les generó el haber sobresalido de otros imperios; manteniendo una economía y arquitectura de igual modo elevado.

¿Cuáles son las características del arte azteca?

Es posible encontrar nexos que caractericen el desarrollo cultural y artístico con otras culturas mesoamericanas, esto ha sido así considerando que lograron heredar otras tradiciones artísticas de culturas anteriores a ellos. Uno de ellos es la monumentalidad de sus creaciones, así como las múltiples decoraciones en tanto a artesanía.

Los olmecas y los mayas fueron fuentes importantes de inspiración para la civilización azteca.

Escritura azteca

Los aztecas elaboraron los códices, los cuales eran documentos pictográficos pintados sobre papel amate o piel de venado.

Muchos de ellos aún se conservan, como el Códice Boturini o Tira de la Peregrinación; el cual mide aproximadamente cinco metros y medio de largo, con 22 láminas con imágenes que se leen a medida que se vayan desplegando.

Migración de aztecas desde Aztlán a Tenochtitlán, Códice Boturini. Depositphotos.

Es acá donde se puede conseguir los orígenes de los aztecas, así como la peregrinación realizada hasta la ciudad de Tenochtitlán, que hoy día es la Ciudad de México.

Pintura azteca

Los aztecas se inspiraron en la civilización tolteca para la creación de la pintura que realizaron en diversos objetos. Uno de ellos fue precisamente en sus códices, donde emplearon pictografías para comunicar mensajes, esto porque no tenían un sistema de escritura.

Estos códices se encuentran en muchos de sus murales, tales como en el Códice de Mendoza, por ejemplo. En muchos de ellos representaban parte de la historia de su propia cultura.

Aunque también existió una notable representación de figuras religiosas, así como diversos motivos de conquista.

Finura, joyería y vestimenta en el Códice Mendoza. Crédito: Depositphotos.

Una de las mayores características de la pintura azteca fue el uso de las líneas rectas, empleadas para la creación de casi todas las formas de sus pinturas. Sin embargo, también fue uso particular para la decoración de cerámicas y diversas edificaciones, aunque también para pintar trajes e incluso las máscaras que empleaban para rituales y festividades.

El color en la escultura azteca

El color fue fundamental en el uso de la escultura azteca, aunque lamentablemente no exista alguna que haya sobrevivido con ella. En la actualidad, la mayoría de las esculturas que sobreviven muestran superficies con tonalidades grises o rosadas, que son propios de las rocas volcánicas que usaban para éstas.

El tipo de rocas volcánicas que usaban para las esculturas eran el basalto, la andesita, y el tezontle. Pero muchos exámenes que se han realizado cuidadosamente a sus poros, han determinado que los artistas que realizaron estas esculturas las pintaban con tonos muy coloridos.

Efectivamente, ha sido el paso del tiempo el que ha contribuido a la pérdida de pigmentos. Así como la mayor parte de los artistas mesoamericanos, los de Tenochtitlán aplicaron capas pictóricas a sus esculturas para generar un realismo mayor, y de esta manera transmitir mucho más significados y valores.

Algunas técnicas pictóricas identificadas, es que el color se aplicaba directamente sobre su superficie, aunque en ocasiones se hacía sobre una base preparada con estuco. En las esculturas de esta zona en particular, se determinó el uso de cinco colores: ocre, azul, blanco, rojo y negro.

Escultura azteca

Ha sido la escultura azteca de las más conservadas de esta cultura. La mayoría de ellas representaban a deidades, tal como las esculturas de Chac mool, encontradas en casi todo el territorio dominados por ellos.

Escultura Azteca Chac mool. Crédito: Depositphotos.

Muchas de sus esculturas eran talladas en madera o piedra, cuyos tamaños llegaron a ser monumentales, hasta mucha otra variedad según sea el caso. Los aztecas asumían que sus dioses residían exclusivamente en templos y construcciones arquitectónicas realizadas exclusivamente para ello, no veían a estas esculturas como representación de estos dioses.

Era común que sus esculturas fueran adornadas con diversas joyas, con la finalidad de alabar a sus dioses a través de ellas. Muchas, podían ser manchadas de sangre como símbolo de algún tributo humano. Además, algunas de ellas podían tener una cavidad hueca en el pecho con la finalidad de colocar un corazón para sus rituales en tanto se tratase de tributos.

Tenemos entonces que una de las esculturas fundamentales de los aztecas fue la representación de deidades, como por ejemplo Coatlícue, diosa de cabeza de serpiente y faldas de culebra. Así como también los relieves, como los de la Pirámide de Xochicalco.

Entre otras de gran valor como el Caballero Águila y Xochipilli.

Cerámica azteca

La civilización azteca realizó diversos trabajos en cerámica, así como también en jade y turquesa, aunque también en plumería. Uno ejemplo esencial en plumería fue el obsequiado por Moctezuma II a Carlos V y que hoy día aún se conserva en el Museo Imperial de Viena.

Las vasijas y cerámicas polícromas pero sin decoración, se caracterizaron por tener estructuras geométricas.

Arquitectura azteca

Mucho se puede rescatar de la arquitectura azteca, aunque la capital actual nos haya impedido obtener una total comprensión de su completa estructura, en especial las construcciones de carácter habitacional. Sin embargo, no podemos obviar la monumentalidad y la grandeza de sus obras.

Muchas de las obras arquitectónicas aztecas, así como su creación artística en general, estuvo llena de simbolismo, así como con mantener la finalidad de venerar lo divino.

Los templos aztecas

Es importante considerar que la civilización azteca era politeísta, esto quiere decir que eran múltiples los adoratorios que tenían. La estructura exterior de éstos variaba, aunque su interior mantenía uniformidad en tanto a tipologías.

Siempre un espacio central circular con una mesa de igual geometría.

Templos circulares

Los templos circulares fueron encontrados principalmente en Calixtlahuaca construidos para la veneración principalmente del dios del viento, Ehécatl.

La razón por la que su construcción fue circular es por la facilidad de que el viento transitara en su entorno, y así motivar el ingreso del Dios al templo.

Pirámides

Las pirámides son una de las obras más emblemáticas de las ciudades aztecas. Solían ser templos religiosos, cuya forma consistía en una representación de las montañas, fuente de fertilidad y de agua.

Las pirámides tenían una tipología que consistía en una plataforma con una escalinata que surge desde el centro de ella con balaustres en sus bordes, manteniendo al menos un templo en la parte alta de éste.

significado teotihuacan
Teotihuacán. Crédito: Wikimedia

Todas estas pirámides funcionaban como santuarios, las cuales representaban a los cielos con sus trece niveles para ellos celestiales. Solían construirse con cuatro plataformas que mantenían una relación con los cuatro puntos cardinales.

Los tres primeros escalones al multiplicarlos con las cuatro caras de las pirámides, daban el resultado de los doce primeros niveles celestiales.

El nivel trece era el último escalón en el que se construían los templos. Estos templos, más allá de cumplir una función religiosa, eran de gran importancia política para los aztecas.

Las pirámides de doble escalinata solían venerar a dos dioses. Esto era así considerando que se colocaban dos templos separados, cada uno para una deidad distinta.

Las viviendas

Como muchas otras culturas mesoamericanas, las viviendas aztecas dependían de la clase social. Cerca de la Plaza Central se encontraba las viviendas de los que pertenecían a clases más altas; mientras que en el límite de la ciudad se encontraban las casas de las los habitantes que pertenecían a una clase social más baja. 

Estas casas estaban construidas de adobe, con barro y ramas.

La ciudad

Una de las características principales de los pueblos aztecas es su gran organización. Esto se ve reflejado en la ciudad, la cual dependía del uso de sus edificaciones.

El planteamiento consistía en una plaza rectangular en el centro de la ciudad con edificios religiosos y cívicos a su alrededor; los cuales podían ser tanto adoratorios, como templos o mercados.

teotihuacan ciudad del sol
Teotihuacán significa «Ciudad del Sol» y no «Ciudad de los dioses» como se creía hasta ahora.

Alrededor de éste, se construían las viviendas de manera aleatoria. Las canchas se ubicaban cerca de los templos, esto por la relación religiosa de este deporte. Además, existía una especie de jardines como espacios de recreo para el pueblo que tenían no solo cuerpos de agua, sino plantas medicinales, caminos pavimentados, así como grandes huertas.

Acueductos y represas

Otra de las construcciones más importante de los aztecas para su ciudad son los acueductos y represas. La mayoría de las ciudades aztecas se establecieron en torno al lago Texcoco. Allí construyeron diversos acueductos con la finalidad de abastecer a la ciudad del agua que provenía de los manantiales. Asimismo, construyeron canales especiales para el riego de sus cultivos, así como también una represa para la protección a Tenochtitlán de las inundaciones.

La cosmología de sus construcciones arquitectónicas

La civilización azteca mantenía una gran importancia a la cosmología, de tal manera que todas sus edificaciones se orientaban de forma específica. Los templos, por ejemplo, se levantaban mirando hacia el occidente, mientras que se ubicaban al oriente del centro de la plaza.

Fin de la civilización azteca

La civilización azteca fue un imperio gracias a los guerreros que lucharon por ello, y tras una gran resistencia contra los españoles, quienes efectivamente se consideraban sus enemigos, en 1521 cayó la ciudad de Tenochtitlán, cosa que marcaría el fin de esta gran civilización mesoamericana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Publicidad

ChatEsoterico.com
La historia es una parte esencial de nuestra historia, y sabemos que bitcoin casino será parte de nuestra historia en el futuro. En el mundo de hoy, todo se está moviendo tan rápido, que incluso ha aparecido el btc casino que a reemplazado la necesidad de usar moneda fiduciaria. El bitcoin casino está a la vanguardia de la creación de una nueva historia en el mundo financiero.

Comentarios