viernes, junio 25, 2021
devocionales cristianosspot_img
InicioArteCaracterísticas del Arte Prerrománico: historia, períodos y estilos

Características del Arte Prerrománico: historia, períodos y estilos

Es el arte de la Europa Occidental, precisamente esa parte del imperio que fue invadida por los bárbaros germánicos y que además, mantuvo un proceso muy diferente al arte Paleocristiano, así como su evolución en la parte Oriental del Imperio Romano hasta los orígenes del arte Bizantino.

De tal manera que en la Europa Occidental la evolución del arte se dio a partir de la fusión entre arte Romano, Paleocristiano y Germánico es a lo que llamamos hoy día arte Prerrománico. Los estilos que confluyen son diferentes, tal denominación a este periodo también se le conoce como arte germánico o arte del periodo de las invasiones.

Contexto histórico del arte Prerrománico

Para poder comprender un poco lo que significó el arte en este periodo y en la Europa Occidental, es fundamental situarnos en el contexto histórico que les envolvió.

Durante el siglo V d.C. los pueblos Germánicos del norte fueron invadiendo la Roma Occidental y es en el año 476 cuando el Imperio Romano cae definitivamente.

El arte Prerrománico nace precisamente de todo esto; un arte medieval cuya influencia permanecerá durante cinco siglos, desde el V hasta el X. Este es el periodo conocido como Alta Edad Media.

Influencias del arte Prerrománico

Aunque no se trate de un arte homogéneo como otras épocas históricas; de hecho, no podemos considerarla como un movimiento artístico en sí mismo.

Se trata de un término creado para poder englobar todas esas diferentes corrientes surgidas en este periodo que salieron de estos reinos germánicos.

Sin embargo, sí se han entrecruzado algunos elementos comunes, tal como la temática religiosa, los arcos de medio punto, la planta basilical, mosaicos, ordenes clásicos y frescos en el interior de las construcciones arquitectónicas.

Asimismo, se le añaden elementos naturales zoomórficos, así como geométricos y de plantas, más arraigados a los pueblos germanos.

Además, también encontramos elementos bizantinos, tal como la planta de cruz Griega y los arcos de herradura.

Las obras del prerrománico, sin embargo, no alcanzaron una gran argumentación en comparación al arte Clásico, especialmente por la pobreza de los materiales que se usaron para dicho fin, así como los procesos que se emplearon para todas sus construcciones.

En gran parte de sus edificios se llegó a emplear sillarejo y mampostería, aunque poco más adelante comience a emplearse el ladrillo.

Primer periodo Prerrománico

Podemos considerar dos periodos fundamentales al que se le ha determinado como Prerrománico, en el que se dieron la diversidad de estilos que, aunque posean gran diferencia entre sí, en muchos aspectos conectan el uno del otro, bien sea en los materiales empleados, como en las temáticas establecidas.

Mientras que en este primer periodo se dan las primeras manifestaciones, en el segundo vendrá el auge que casi se entrelaza con otros estilos más establecidos, como el Románico.

En este primer periodo encontraremos a los Ostrogodos, los Merovingios y los Visigodos.

Los Ostrogodos

Los Ostrogodos fueron quienes se instalaron en Italia, cuyo arte se dejó influenciar por el arte Clásico Romano, así como por el Paleocristiano. En su arquitectura empleaban piedra y arcos de medio punto.

Es el Mausoleo de Teodorico (el Rey Teodorico el Grande) el que destaca, situado en Rávena.

Mausoleo de Teodorico en Rávena. Crédito: Depositphotos.

Este mausoleo cuenta con dos plantas, la de abajo se empleó para enterrar al Rey, mientras que en la de arriba enterraron a su hija. Lo que hoy día llamamos Francia, fue tomada por los Francos Merovingios.

Estos, se dedicaron a construir tanto baptisterios, como criptas y algunas pocas basílicas; de igual forma, con materiales de muy poca calidad, siendo esta la razón por la que en la actualidad sean pocos los restos que quedan.

Los Merovingios

Podemos destacar la Iglesia de San Juan de Poitiers en Francia, de esta solo queda el baptisterio. Podremos decir que si hay algo en el que ellos destacaron, sería la orfebrería, precisamente por sus decoraciones que consistían en motivos de espirales y algunos peces simples.

Iglesia de San Juan de Poitiers. Crédito: Depositphotos.

En las islas Británicas se asentaron los Anglos Sajones. Éstos, estuvieron en gran medida influenciados no solo por el Arte Romano como por el Arte de los pueblos Celtas. Justamente la cruz celta se haya en muchos lugares. El arte de esta zona se conoce como Arte Anglosajón e Hiberno-sajón.

Las primeras iglesias se ejercieron en madera; sin embargo, se comenzarían luego a realizar con piedra. De las más famosas encontramos la Antigua Basílica de Cantebury. Esta, luego de varias remodelaciones, su estilo actual es completamente diferente, siendo Gótico Inglés.

Es importante considerar las miniaturas dibujadas en los códices evangeliarios, tal como las que se encuentran en el Libro de Kells en Irlanda, entre otros.

libro de kells irlanda
El folio 27º del Libro de Kells, contiene los cuatro símbolos evangélicos.

Tampoco hay que dejar de lado lo que para ellos serían los tesoros funerarios, a éstos le llamarían Ajuar. En éstos enterraban a sus reyes o a los más famosos guerreros de su época.

Los Visigodos

Los Visigodos se instalaron en España. Este era un pueblo que, pese a que eran parte de los bárbaros germánicos, fue muy romanizado. Estos, incluso, lucharon junto a Roma en diversas batallas.

Con ellos, se podrá perfectamente hablar de dos periodos, desde el siglo V hasta el año 587 su arte predominaba con elementos Hispanorromanos, mientras que a partir del 587 hasta el 711 (año en el que los musulmanes invaden la península y el reino Visigodo desaparece), tendremos entonces un estilo artístico propio.

Muchas de estas edificaciones ya no existen, a pesar de ello aún se conservan algunas de ellas.

Tenemos, por ejemplo, la Iglesia de San Juan de Baños de Cerrato en Palencia construida en el año 661, cuya planta se caracteriza por ser de cruz latina, con tres ábsides cuadrangulares separadas y tres naves. En ella, se usaron bloques de piedras labradas por sus seis caras.

Esta es la razón por la que las construcciones arquitectónicas de los Visigodos no poseían ventanas muy grandes, siendo en su interior muy oscuros.

Otras construcciones de la época eran decoradas en su interior con pintura de temática bíblica, muy similar al Paleocristiano.

La orfebrería de los Visigodos

Fíbula visigoda en el MAN (Madrid). Crédito: Luis García / Wikimedia / CC BY-SA 3.0.

También existieron las creaciones orfebres, área en la que desarrollaron en gran medida diversas joyas.

Algunas de ellas fueron realizadas en oro con incrustaciones de piedras preciosas como zafiros, perlas y cristales de colores.

También otras fueron realizadas en bronce, como las Fibulas Aquíliformes Visigodas.

Estas se empleaban como broches para sujetar la ropa simplemente, considerando que para ese entonces aún no existían los botones, sino hasta mediados de la Edad Media.

Segundo periodo del Prerrománico

En este segundo periodo tenemos que después de la invasión de los árabes del Califato Omeya en el año 711 todo cambió casi drásticamente. Mientras el reino Visigodo se iría, la resistencia anteislámica resistió en el norte de la península Ibérica creando el Reino de Asturias.

En Francia, por otro lado, la dinastía Merovingia se sustituyó por la de los Francos Carolingios. Fue así como en estos dos reinos se daría el máximo exponente, si se quiere, del arte Prerrománico.

Estilo Carolingio-Otoniano

Este periodo se destaca en gran medida por el emperador Carlomagno, quien comienza su reinado en el año 786. Es con él con quien no solo el arte, sino la cultura en general florece basadas en el pasado el pasado romano, en la tradición bizantina y en el arte clásico. Es a esto a lo que se le llama Renacimiento Carolingio.

Arquitectura carolingia

Abadía de Corvey. Crédito: Depositphotos.

Uno de los principales materiales empleados en la arquitectura de esta época fue la madera, cuyos castillos francos destacaron en gran medida, al menos al comienzo. Poco a poco fueron surgiendo mucho más complejas edificaciones realizadas en ladrillo y piedras.

Fueron los castillos los que comenzarían a dominar toda Francia.

Otras construcciones arquitectónicas que dominaran la Francia del estilo Carolingio-Otoniano fueron los palacios. Los templos en general eran realizados de planta basilical con tres ábsides de testero y tres naves.

También fueron comunes los arcos de medio punto y una medida novedosas para ellos llamada westwerk (macizo occidental), el cual consistía en una fachada rematada con dos torres a los costados y una en el centro mucho más pequeña.

La Abadía de Corvey ubicada en Alemania se cree pueda ser el más antiguo, construido en el año 850, a pesar de que hoy día su estilo sea mucho mas Barroco gracias a los cambios que se le han generado con el tiempo. En la época, fueron novedosas las construcciones de abadías o monasterios.

Escultura y Pintura

En cuanto a la pintura y escultura desarrollada en este periodo de la segunda etapa del Prerrománico es muy poco lo que aún se conserva. Sin embargo, sí existieron piezas de bronce tal como figuras ecuestres de Carlomagno, así como marfiles para la decoración de las tapas de los manuscritos.

Los mosaicos y las  pinturas murales que se observan en las iglesias son de influencia bizantina en gran medida. Entre las miniaturas que se encuentran unas de las que destacan son las de la Biblia del rey Carlos el Calvo.

El arte Otoniano

Por otro lado, el arte Otoniano es una prolongación del arte Carolingio, el cual se desarrolló en el sacro imperio Romano-germánico durante los reinados de Otón I y de Otón III bajo el periodo conocido como Renacimiento Otoniano.

Algunos ejemplos claves para comprender su arquitectura son La Abadía de Essen, así como la Iglesia de San Miguel de Hildesheim, ambas en Alemania son los más claros.

Tanto sus mosaicos como sus pinturas tienen grandes influencias bizantinas, así como Carolingias. Las que más destacan son las miniaturas del evangeliario de Otón III.

Por otro lado, en orfebrería uno de los más reconocidos es el Frontal del Altar de Basilea realizado en oro. Sin embargo, es importante destacar que finalmente este arte terminará fundiéndose con el arte Románico hasta que finalmente sea casi imposible distinguirlos el uno de otro.

Estilo Lombardo

Los Lombardo eran un pueblo germánico que en cuanto a conquistas se trata, llegaron un poco tarde. Sin embargo, hacia los años 570 llegaron al norte de Italia a tomarlo; aunque para el 774 sería Carlomagno quién lo conquistara.

Una de las obras más característica de este estilo fue el Templete Lombardo u Oratorio de Santa María in Valle ubicado en Cividale del Friuli en la provincia de Udine. Éste era de planta rectangular, con una bóveda de crucería.

Tempietto longobardo en Cividale del Friuli. Crédito: Rollroboter / Wikimedia / CC BY-SA 4.0

Se pueden observar figuras de santos en estuco (masa de cal, yeso y mármol), en su interior.

Asimismo, también se pueden observar en los interiores de las construcciones arquitectónicas, especialmente la ya mencionada, techos adornados por frescos de gran influencia bizantina. Se dice que existían mosaicos en su interior, aunque al parecer fueron hurtados.

También los Lombardo realizaron muy buena orfebrería, una de las que aún se conserva siendo característica de ellos, es la Cruz del rey Agilulfo, entre muchas otras.   

Características del arte estilo Asturiano

El arte del estilo Asturiano se podría decir que es heredero del arte de los Visigodos en cuanto a arte se refiere. Sin embargo, con el pasar del tiempo fue desligándose de éste para adoptar influencia más Carolingia, así como orientales y mucho más del arte Lombardo.

Basílica de San Julián de los Prados, Oviedo. Crédito: Depositphotos

La arquitectura se caracterizó en gran medida por cabecera rectangular y planta de cruz latina. Las columnas se destacan, especialmente por los fustes sogueados (simulando sogas).

Asimismo, el arco de medio punto fue típico de ellos, mientras que los capiteles eran corintios en gran medida, aunque también de doble pirámide invertida.

La bóveda de cañón fue heredada de los romanos, aunque perfeccionada con arco fajón en el interior, manteniendo contrafuertes en el exterior de los mismos; siendo esto no sólo único en Europa, sino que sería adoptado en el Románico como norma en la arquitectura. 

La Basílica de San Julián de los Prados o Santullano ubicada en Oviedo (Principado de Asturias) realizada a principios del siglo XI. Posee tres naves, de planta rectangular y un gran arco que separa el transepto y el presbiterio con capillas y pórticos a los lados.

También poseen pinturas murales con gran influencia romana, aunque sea poco lo que se haya conservado, considerando que las paredes en su totalidad estaban pintadas para su momento.

Periodo Ramirense

Es con el rey Ramiro I con quién llega este periodo hacia el siglo IX, año 842 aproximadamente. Se podría decir que es acá cuando llega el esplendor del arte Asturiano.

Los edificios, para este entonces, intentan ser más verticales. Uno de los que destaca es Santa María del Naranco ubicada en Oviedo.

iglesia santa maria del naranco
Iglesia de Santa María del Naranco, en Asturias. Crédito: Depositphotos.

Este sería como un salón del trono o palacio real de un conjunto palaciegos que se mandó a construir por el rey a 3 kilómetros de Oviedo. Este no posee ábsides, aunque fuese reconvertido en iglesia con el paso del tiempo.

Posee dos plantas: una larga bóveda de cañón en la de abajo y de igual forma en la parte de arriba, aunque con arcos fajones, especial para la estancia del rey.

Arriba también posee dos miradores con columnas, siendo esta una de las novedades del Ramirense. Existen en su interior diversos relieves que se relacionan con gran influencia oriental.

En tanto a orfebrería se pueden encontrar ejemplos como la Caja de las Ágatas o la Cruz de la Victoria, incluida hoy día en la bandera de Asturias.

Solía ser relicario realizado en madera con una cubierta de oro, decorado con piedras preciosas; poseía, además, compartimientos para almacenamiento interno.

Otro ejemplo de gran importancia en tanto a arquitectura ramirense es el Conjunto monumental de las Iglesias de San Pedro de Tarrasa ubicado en Cataluña.

Estilo Mozárabe

El estilo Mozárabe fue el realizado por los cristianos que solían vivir en zonas musulmanas pero dentro de la península. Este arte mezclaba estilos típicos islámicos con algunos otros prerrománicos.

Solían ser pequeñas sus iglesias, aunque algunas poseían doble ábsides, así como también arco de herradura, aunque mucho más cerrado que el de estilo Visigodo.

También poseían dovelas policromadas, enmarcado, a su vez, en alfiz que le rodeaba. Uno de los ejemplos es el Monasterio de San Miguel de Escalada ubicado en la provincia del León, construido en el año 913 por el abad Alfonso.

San Miguel de Escalada
Monasterio Mozárabe de San Miguel de Escalada en León. Crédito: Depositphotos

Este se destaca por su pórtico de doce arcos de herradura, así como por sus tejados de con aleros salientes adornados con modillones lobulados, típicos del arte islámico.

Consideraciones finales

Es importante que tengamos claros que el periodo prerrománico está basado en un conjunto de manifestaciones culturales que se dieron a partir de la mezcla de otros estilos, especialmente al considerar la realidad de Europa occidental con la diversidad de invasiones por pueblos bárbaros en gran medida.

La realidad estilística de estilos artísticos se ejerce de manera heterogénea, en el que entran otras corrientes, y que además muchas marcan el inicio de otras tantas que le devienen, como el estilo Románico, por ejemplo.

Esto quiere decir que sin todo este entrelazado de cultura, no hubieran marchado las que luego se aproximarían, e incluso las que existieron por sí misma.

Aunque en gran medida haya sido la arquitectura la que mayor auge tuviese, siendo la escultura casi invisible en gran medida, y la pintura quedara únicamente como obra mural, decorativa y religiosa. En definitiva, no en vano también se le llamaría el arte del periodo de las invasiones.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Comentarios