Causas de la Revolución Rusa

La Revolución Rusa se inicia en Febrero de 1917, aunque para entender esta cruel guerra civil debemos conocer antes, los detalles que llevaron a ella.

La Revolución Rusa de marzo 1917, iniciada con la Revolución de Febrero, no puede entenderse sin una serie de causas que la dinamitaron. La situación internacional, sumida en la Primera Guerra Mundial, ayudó a encender la mecha de una protesta social a gran escala. Las reformas realizadas por los zares no sirvieron para aplacar los problemas que sufría Rusia, sino que empeoraron la situación hasta sumir el país en una guerra civil.

Manifestación de trabajadores el primer día de la Revolución Rusa: Febrero de 1917

El zarismo estaba en una situación muy delicada a principios del siglo XX. Entre 1901 y 1903, Rusia se vio afectada por una profunda crisis económica, caracterizada sobre todo por una injusta distribución de la riqueza y la dependencia del capital extranjero. La guerra ruso-japonesa (1904 – 1905) fue completamente criticada por la población y la derrota no hizo más que perjudicar la imagen de la casa de los zares, quienes habían recurrido a tributos y levas de tropas para hacer frente a ese conflicto.

La revolución de 1905 fue también una de las claves que acabarían por desatar la “gran revolución”. Fue un movimiento espontáneo de masas populares que tuvieron parcialmente el apoyo del ejército (sublevación de los marineros del acorazado Potemkin). Se empezaron a crear los soviets (consejos) de obreros y soldados en las principales ciudades del Imperio Ruso.

Esto fomentó la articulación de una fuerza de oposición popular contra el zarismo. Dentro de los círculos monárquicos se empezó a ver como un problema, por lo que aprobaron el “Manifiesto de Octubre”, por el cual se concedían libertades civiles, se establecía una ley electoral ampliada y se formaba una “Duma” (parlamento) con poderes legislativos.

Dentro de los marxistas, se produjo ligera escisión en cuanto a tendencias políticas. Se crearon los mencheviques (minoría) que defendían la idea de potenciar la revolución democrático-burguesa como condición indispensable para que pudiera producirse la revolución proletario-social. Esta postura se enfrentaba a la de los bolcheviques (mayoría), quienes aspiraban a radicalizar hasta sus últimas consecuencias la revolución democrático-burguesa con el fin de convertirla en revolución proletaria.

La Gran Guerra unió en un principio al zar, a la Duma y al pueblo para hacer frente a un enemigo que amenazaba a la nación. Sin embargo, los resultados fueron catastróficos. Perdieron dos grandes ejércitos en campañas contra Alemania, la producción de armas falló y empezó a haber problemas con el abastecimiento de comida. Todo esto hizo que la población empezara a mirar al zar como principal responsable. Aparecieron motines, huelgas y protestas por las calles del Imperio.

El zar Nicolás II de Rusia junto a su familia

Al margen de las revueltas en las calles, también surgieron grupos de oposición al zar. Por un lado, estaba la “oposición legal”, formada por parlamentarios de la Duma del bloque progresista. Nicolas II vio que era un foco de revueltas, por lo que la clausuró. El cierre del parlamento provocó grandes críticas por parte de los sectores reformistas, la oficialidad militar y los burgueses industriales, quienes pidieron la abdicación del zar.

Por otro lado, existía la “oposición ilegal”, formada por bolcheviques, mencheviques, anarquistas y socialistas, quienes firmaron el manifiesto de Zimmerwald en 1915. Este documento condenaba la guerra imperialista que apoyaba el zar y su entorno.

Todas estas causas y antecedentes fueron lo que condujeron a la primera revolución en marzo de 1917 (Revolución de Febrero). Pero también pusieron de manifiesto la división existente dentro de la sociedad rusa. El bloque formado por la burguesía, los oficiales del ejército y los intelectuales estaría enfrentado al bloque de la clase obrera y el campesinado pobre. Los más beneficiados de esta situación fueron los bolcheviques, que sólo tuvieron que esperar su momento para acceder al poder en la Revolución de Octubre (noviembre de 1917).

Causas de la Revolución Rusa
3.3 (65.71%) 28 votes

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados