¿Cuál es el origen de la crema protectora solar?

origen de la crema protectora solar
Coppertone fue la primera crema protectora solar comercializada. Crédito: CC

¿Cómo nació la crema protectora solar? Su origen remonta a 1927 pero, anteriormente lo utilizaban para lucir una piel bronceada de un modo más rápido y eficaz, mas no como un factor de protección.

La Segunda Guerra Mundial y el surgimiento de la protección solar

La primera loción bronceadora denominada Huile de Chaldee, fue creada por el diseñador y perfumista francés Jean Patou.

Pero, el origen de la primera crema de protección solar surgió a raíz de la segunda Guerra Mundial, debido a que los soldados en el Pacífico sufrían todo tipo de quemaduras en la piel causadas por sus largas jornadas expuestas al sol.

Debido a esta situación, en 1944 el farmacéutico Benjamin Green descubrió que la parafina (extraída del petróleo) creaba una fina capa que, aplicada sobre la piel podía evitar que los rayos ultravioletas la traspasan y quemasen, logrando una protección efectiva.

No obstante, la patente del protector solar fue adquirida por la compañía farmacéutica Merck & Co., la cual fabricó una crema que no solo servía como bronceador, sino que también protegía de las quemaduras del sol.

La comercialización de la crema protectora solar

De esta manera se comercializó con gran éxito en los primeros años de la década de los 50. El título del producto comercial fue Coppertone, el nombre viene de su color rojizo: “copper” significa cobre y “tone”, tono. El producto se trataba de una loción blanca y cremosa con olor a jazmín y con propiedades protectoras. Su publicidad mostraba el dibujo de una niña con un perrito negro y fue una de las más características de la época.

Más adelante, una curiosidad sobre el protector solar la protagonizó Coco Chanel. En un tiempo donde la tez pálida era sinónimo de clase y distinción, la modista se bronceó accidentalmente durante un viaje en barco. Esta situación llamó la atención del resto de personas y entonces, Gabrielle no solo marcó tendencia, sino que también consiguió que la piel bronceada se pusiera de moda.

En adelante, la clase alta de la sociedad empezó a exponerse al sol, algo que solo hacían los campesinos, y por tanto, tenían que utilizar protector solar para no quemarse la piel.

Debemos recordar que anteriormente, el color tostado de la piel pertenecía a la clase baja, los obreros del campo, más no a una persona criada en un palacio, protegida de las quemaduras producidas por la radiación solar.

Esta idea provenía de la Antigua Grecia donde el blanco fue color de clase alta y adinerada, mientras que las personas de piel oscura tenían menor consideración social. Incluso en la Biblia se pueden encontrar relatos donde se indica que el moreno no era un color bien visto.

Evolución de la crema protectora

Este producto ha evolucionado con el paso del tiempo y se ha convertido en indispensable tanto para hombres como mujeres. Esto se debe a que su uso ya no involucra un factor estético sino de salud. Actualmente la encontramos en el mercado en diferentes presentaciones, desde protectores solares en polvo, crema o barra. Incluso, forman parte de la composición de artículos de maquillaje.

Asimismo, se fabrican según su función y zona de aplicación. Antiguamente una sola crema solar abarcaba cuerpo y rostro. Sin embargo, hoy en día los protectores solares faciales cuentan con un SPF superior a 20, característica que los diferencia de los destinados al cuerpo.

La estética es una disciplina que forma parte la historia del mundo, la evolución de estas ideas ha cambiado a lo largo del tiempo.

Aunque es una rama de la Filosofía que estudia la percepción de los seres humanos según sus estímulos sensoriales frente a la belleza, esto ha influido en diferentes industrias y ha marcado las tendencias de lo considerado bello o desagradable.

Artículos relacionados