InicioArte¿Cuáles son las tres etapas del Renacimiento? Características y artistas más representativos

¿Cuáles son las tres etapas del Renacimiento? Características y artistas más representativos

El Renacimiento fue un momento histórico y cultural que representó una transición muy significativa de la Edad Media a la Edad Moderna. Los períodos que corresponden a tal movimiento fueron desde el siglo XIV al XVI; pero efectivamente no ocurrió de forma lineal ni de un momento a otro de forma drástica.

Tal movimiento se encargó de rescatar las ideas propuestas en las culturas antiguas de Grecia y Roma en torno a los ideales del hombre. Se sustituye todo un pensamiento teocéntrico marcado en el Medioevo, por el antropocentrismo como nueva forma de comprender al hombre.

Los cambios generados en el Renacimiento fueron de gran significado para la cultura, especialmente en torno al arte, a las ciencias y a la política. Al hablar de grandes cambios surgidos alrededor de tres siglos, se ha considerado por diversos autores una división de acuerdo a los ciclos temporales que abarcaron, tales son el Trecento, Quattrocento y Cinquecento.

Trecento

Debemos considerar que tal movimiento cultural tuvo su epicentro en Italia, y de allí al resto de Europa. Son ellos los que toman tal expresión para referirse a los años 1300, al siglo XIV. De tal manera que la etapa del renacimiento reconocida como Trecento, es la que pertenece a la transición plena del Medievo al Renacimiento.

En esta primera etapa surgen los primeros cambios, desde la individualización del hombre, hasta el gran interés que comienza a surgir hacia la anatomía humana. Se comienza a trabajar en el hacer compositivo, en perfeccionar las técnicas figurativas en la pintura, así como la inclusión de paisajes. Nacen dos grandes escuelas, la florentina y la sienesa y con ellos, artistas como Giotto o Duccio.

Giotto

Giotto di Bondone mejor conocido como Giotto es considerado uno de los iniciadores del Renacimiento, de la primera etapa del Trecento. Además de pintor, fue muralista, escultor y arquitecto. Nació en la República de Florencia en c. 1266 y falleció en 1333.

Fue él quien influenció, en gran medida, a los artistas posteriores de su época. Gracias a sus innovaciones en técnicas pictóricas, se ha considerado que fue él uno de los que detonara el surgimiento del Renacimiento, especialmente el interés por el naturalismo que se avecinaba.

«La Adoración de los Reyes Magos» de Giotto, 1303-1305. Creative Commons

Aunque no poseía los grandes conocimientos respecto a la anotomía humana que sí lograrían artistas posteriores, no hay duda de que era uno de los mejores de su tiempo. Los conocimientos que tenía eran, sin duda, superiores al resto en su tiempo. De sus obras más conocidas está La adoración de los Reyes Magos, uno de los que está ubicado en la Capilla de la Arena.

De cuya obra se dice que, la estrella representativa de esta escena bíblica tiene semejanza al cometa Halley el cual, se dice, que él lo observaría en el año 1301 siendo el modelo para este fresco.   

Duccio di Buoninsegna

Duccio nació en c. 1255/1260 en Siena, Italia donde también falleció en c. 1319. Otro de los artistas de gran influencia especialmente por contribuir en la escuela de Siena, siendo el primer pintor destacado y de inspiración para otros artistas de su tiempo.

La Maestà de Duccio, creada entre 1308 y 1311. Crédito: Creative Commons.

Dentro de sus obras más destacadas están la Madonna con el niño, realizada en 1300, especialmente tras crear polémica por haber sido la obra de más valor vendida en el año 2004 en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, de la que se diría más tarde que era falsa. Tal afirmación sigue aún en discusión.

Quattrocento

El Quattrocento es la segunda etapa del renacimiento. Corresponde al siglo XV, a los años 1400. En este caso, su mayor desarrollo se generó en Florencia. Nos encontramos en una etapa en la que ya la Edad Media quedó atrás, aunque en el arte se sigan representando figuras religiosas, aparecen motivos mitológicos.

Las técnicas empleadas para la pintura se funden en una idea perfeccionista en la que se busca la imitación a la naturaleza. La pintura al óleo se desarrolla, la escultura se independiza completamente de la arquitectura, volviendo, esta última, a los motivos clásicos de Grecia y Roma.

Surge, también, el mecenazgo, y con ello el apoyo a los artistas, generándoles más libertad en sus creaciones. Deja de ser el arte simples obras mecánicas y artesanales. La difusión del arte, el desarrollo de los artistas, crece. Se ejecutaron múltiples obras arquitectónicas con motivos grecorromanos.

Algunos de los artistas más reconocidos de esta segunda etapa del Renacimiento fueron Leonardo Da Vinci, Fra Filippo Lippi, Piero della Francesa, Sandro Botticelli, Filipo Brunelleschi, Masaccio, entre muchos otros.

Leonardo Da Vinci

Leonardo Da Vinci ha sido uno de los artistas más reconocidos a nivel mundial, especialmente por sus grandes obras La Mona Lisa y La Última Cena, entre otras, que forman parte de un importante legado cultural en la historia del arte. Fue, además de pintor, arquitecto, escultor, ingeniero, inventor… un polímata florentino.

Nació en la República de Florencia en 1452 y falleció en el año 1519. Gracias a él se le debe el uso del óleo sobre el lienzo, pues iniciaría su uso tras sus investigaciones. Además, la técnica del sfumato que funcionaba para generar una adecuada difuminación de los espacios naturales del fondo de muchos de sus retratos.

La Gioconda, la obra más emblemática de Leonardo. Crédito: CC

No obstante, fue éste uno de los artistas más reconocidos del Quattrocento renacentista italiano, solo se le reconocen alrededor de 20 obras plásticas. Esto, considerando que cada una de ellas les llevaba varios años en concluir. Siempre hubo múltiples experimentos en los que, constantemente, trabajaba.

Aunque gran parte de sus experimentos no se llevaran a cabo, fundamentó los principios de muchos ellos que, años más tarde, otros continuarían hasta concluirlos.

Tal es el caso de sus estudios del vuelo de los pájaros, donde se determinaría, años más tarde, que se podrían crear avionetas y helicópteros. Así mismo, se enfocó ferozmente en el estudio de la anatomía humana, hasta llegar a perfeccionar su técnica pictórica en los retratos y demás obras.

Sandro Botticelli

Dentro de las obras pictóricas más reconocidas del Quattrocento italiano se encuentran, también, El nacimiento de Venus y La primavera, dos obras maestras ejecutadas por Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, mejor conocido como Sandro Botticelli, quién nació en 1445 en Florencia, y falleció en 1510.

nacimiento de venus botticelli
El Nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli.

Su obra fue reconocida especialmente por la gracia que presentan sus personajes en tanto a sentimientos, así como su elegancia y exquisitez intelectual. Aunque temas religiosos, así como mitológicos, representó, tuvo gran influencia en el realismo gótico, con cierta ambigüedad en la representación de sus temas.

Fue un artista olvidado durante los tres siglos siguientes, pero retomado en grande en el siglo XIX, especialmente por los llamados prerrafaelistas quienes reconocieron su obra y la sacaron a la luz.

Masaccio

Otro artista italiano de gran influencia en esta etapa del Renacimiento fue Tommaso di ser Giovanni de Mone Cassai, mejor conocido como Masaccio, quién nació en 1401 y falleció en 1428 en Roma. Aunque fueran pocos los años de vida, fue de importancia su obra, especialmente por ser él quién implementara las leyes de la perspectiva en la pintura, y que luego desarrollaría Brunelleschi.

Masaccio, “Virgen con el Niño y Santa Ana” c. 1424 (Foto: Wikimedia Commons [dominio público])

De las obras más reconocidas del artista, fueron algunas de las piezas que componen la decoración de la Capilla Brancacci, ubicada en la iglesia de Santa María del Carmine, junto a Masolino. Y aunque el trabajo de ambos quedara inconcluso, y pasara por grandes deterioros, se restauró en el año 1988. Acá se encuentra parte importante de su trabajo, en el que se nota la expresividad de cada personaje, así como su trabajo con las perspectivas y los colores.

Los temas trabajados por Masaccio giran en torno a los religiosos, pero con una dedicación especial no solo a la perspectiva, sino a los detalles expresivos de los rostros de los personajes. Otras de sus obras más destacadas son la Virgen con el Niño y Santa Ana y la Trinidad, entre otras.

Filippo Brunelleschi

Filippo di Ser Brunellesco Lapi fue otro de los grandes artistas de la segunda etapa del Renacimiento. Fue escultor, orfebre y arquitecto italiano, a quién se le atribuyen grandes obras arquitectónicas de su momento, así como esculturas. Nació en 1377 y falleció en 1446.

duomo de florencia
Santa María di Fiore, el famoso Duomo de Florencia, obra de Brunelleschi. Crédito: Depositphotos.

Su trabajo más conocido es el de la cúpula de la Catedral de Florencia II Duomo. Fue un gran matemático, por tal motivo cada trabajo arquitectónico que realizó, fueron de gran impacto, considerándolo el responsable de la invención de la perspectiva cónica.

Cinquecento

La tercera y última etapa del Renacimiento es el Cinquecento. Ésta corresponde al siglo XVI, a los años 1500. Es acá donde se alcanza el mayor auge de las expresiones renacentistas. De acá, se parte a una nueva etapa, el manierismo en conjunto a tendencias clásicas.

El epicentro fundamental de esta etapa se generó en Roma, en la que se desarrolló la Capilla Sixtina, entre muchas otras de gran magnitud. Los artistas, para esta etapa, ya recibían grandes encargos como el mencionado, así como otras construcciones arquitectónicas, tal como la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Los motivos religiosos se siguen ejecutando, pero con una fuerza figurativa donde la corporalidad se desarrolla con sentidos en tanto a imitación de la naturaleza. Algunos de los artistas más representativos de este momento histórico fueron Miguel Ángel Buonarroti, Rafael Sanzio, Donato d’Angelo Bramante y muchos otros.

Miguel Ángel Buonarroti

Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni mejor conocido como Miguel Ángel, fue un importante artista del Cinquecento italiano. No solo fue un gran pintor, sino escultor y arquitecto. Nació En la República de Florencia en 1475 y falleció en 1564. Este fue el primer artista occidental del que se publicarían dos biografías estando vivo.

Aunque iniciara su carrera como arquitecto, algunas de sus obras más reconocidas son pinturas, especialmente por la Bóveda de la Capilla Sixtina, una de las obras más excepcionales del Renacimiento. Aunque sin quitarle valor a su obra escultórica, que bastante grande fue, y tan reconocida como ésta, lo es también La Piedad de la Basílica de San Pedro del Vaticano, gran estudiada por muchos especialistas, y admirada a nivel mundial.

capilla sixtina miguel angel
«La creación de Adán», fresco de la Capilla Sixtina pintada por Miguel Ángel. Crédito: Depositphotos.

Muchas otras obras destacan tan perfeccionista artista, como el David ubicado en la Galería de la Academia en Florencia, o las esculturas de Moisés, Raquel y Lía en Roma, en la parte baja de la sepultura de Julio II ubicada en San Pedro in Vincoli, cuyo trabajo consigo trajo diversas controversias, gracias a los cuarenta años que demoraría en realizarlo, al cual llamarían luego la tragedia de la sepultura.

Estudiar la obra de tan reconocido artista renacentista la han desarrollado múltiples estudiosos del arte y la historia, tal como Giorgio Vasari y muchos otros que no dudan en reconocer la gran destreza del artista, considerando los detalles meticulosos generados a cada una de sus piezas, en las que hubo siempre una búsqueda de imitar a la naturaleza en tanto a proporciones y detalles corporales de las figuras tanto en la pintura, como en la escultura.

Rafael Sanzio

Raffaello Sanzio fue un reconocido artista del renacimiento italiano, especialmente de la etapa Cinquecento, mejor conocido como Rafael. Además de pintor, se destacó como arquitecto, aunque gran parte de su obra más conocida es la pintura. Uno de sus más grandes intereses fue en torno a la conservación de obras grecorromanas.

platon y aristoteles
La escuela de Atenas, 1509.

Rafael nació un viernes santo, en 1483, y fallecería un mismo día festivo en 1520. Gracias a su colaboración en un taller junto a otros prestigiosos artistas, realizó una gran cantidad de obras que le generaron un gran prestigio. Es él uno de los tres grandes artistas del Renacimiento, junto a Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel.

Realizó tanto temas mitológicos, como religiosos, al igual que retratos dentro de sus obras pictóricas. De las más reconocidas están La Galatea así como el Éxtasis de Santa Cecilia y la Mdonna Sixtinadestacando la expresividad en los rostros, generando una elocuente comunicación entre los personajes.

Donato d’Angelo Bramante

Donato di Pascuccio d’Antonio conocido como Bramante, tuvo la particularidad de pertenecer a una formación artística quattrocentista, aunque su auge máximo lo alcanzara en la última etapa del Renacimiento. Además de pintor, fue un gran arquitecto; nació en 1444 y falleció en 1514 en Roma.

Boceto de la planta de la Basílica de San Pedro, obra de Bramante.

La obra más reconocida de este artista es el planeamiento de la Basílica de San Pedro. Caracterizado, en general, por el uso que hizo de la planta central cubierta con cúpula, así como una severidad caracterizada en su obra arquitectónica. Otra de sus grandes creaciones, fue el Temple de San Pietro in Montorio en 1502.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular