Publicado el: Lun, Jun 1st, 2015

Demuestran la escasa diferencia de tamaño entre Australopithecus macho y hembra

Demuestran que los australopitecos macho y hembra apenas tenían diferencias de tamaño.

Demuestran que los australopitecos macho y hembra apenas tenían diferencias de tamaño.

Tal como afirmó Philip Reno, profesor asistente de Antropología de la Universidad Estatal de Pensilvania, no existe una gran diferencia entre el macho y la hembra de Australopitecus afarensis. Afirmó que en su momento se pensó que los hombres eran mucho más grandes que las hembras y que existía cierto dimorfismo sexual, aunque se ha descubierto que no es así.

Tras varias investigaciones se ha descubierto que tanto tamaño corporal como peso e incluso el tamaño de los dientes caninos eran muy parecidos, aunque se asumió desde el principio que la masa corporal de ambos sexos era completamente diferente basándose en que otros primates cuentan con diferentes grados de dimorfismo sexual.

Por ejemplo, si se tienen en cuenta a los gorilas, se sabe que son altamente dimórficos dado que los gorilas pueden pesar mucho más que las hembras. En cambio los chimpancés no tienen tanta diferencia entre machos y hembras, con apenas unos kilos de más. Lo mismo ocurre con los humanos, con un dimorfismo moderado
Este dimorfismo también está presente en el cerebro, no solo en el tamaño y masa corporal, aunque al no haber restos de esta materia no se pueden estudiar, pero sí el interior de la cavidad craneal.

Lucy es uno de los más claros ejemplos de Australopitecus afarensis, a quien se ha estudiado en repetidas ocasiones y a quien se considera como el ejemplo más antiguo y mejor conservado de su especie, a quien hay que sumar a otro ejemplar, a quien se bautizó como Kadanuumuu, más alta que Lucy, aunque a ciencia cierta, y según las investigaciones de los expertos, no se puede determinar con un 100% el sexo de un australopitecus e incluso se ha llegado a decir que Lucy podría no ser una hembra.

Ambos especímenes también presentan dimorfismo dado que Lucy es bastante más pequeña que Kadanuumuu, pero a pesar de ello fueron utilizados para crear plantillas para comparar las partes parecidas del esqueleto con otros especímenes.

Los investigadores han comparado el tamaño de 41 especímenes relacionados con diferentes partes del esqueleto de Lucy para poder calcular el tamaño relativo de los huesos parciales de esqueletos incompletos y poder determinar así la variación del tamaño de la especie.

Uno de los problemas a la hora de comparar diferentes esqueletos o restos de afarensis radica en que los individuos podrían tener miles de años de diferencia y durante ese lapso de tiempo las especies podrían haber cambiado. Dado que Lucy fue el primer espécimen descubierto, se suponía que tenía un tamaño habitual, pero al ser descubierta Kadanuumuu, las cosas han cambiado, por lo que hay que seguir investigando, y mucho, por lo que parece.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados