Descubiertas en Polonia las ruinas de tumbas megalíticas

En Polonia, exactamente en la zona de Pomerania Occidental, ha sido descubierto recientemente un conjunto monumental de tumbas megalíticas, las cuales han sido apodadas popularmente como las “pirámides polacas”.

Tal como aseguraron diferentes medios de comunicación, entre los hallazgos se encuentran más de una docena de tumbas megalíticas de gran tamaño, las cuales fueron descubiertas durante la investigación de un programa de conservación dirigido por la doctora Agnieszka Metuszewska, adscrita al departamento de Arqueología de la Universidad de Szczecin.

Uno de los objetivos principales de los investigadores es acceder al emplazamiento para poder estudiar toda la zona así como procesar, almacenar y documentar todo lo que se encuentren, aunque esto puede ser bastante complicado, porque tal como se ha confirmado, el lugar donde se encuentran las estructuras es de difícil exploración.

De las estructuras de tierra que hay en esta zona se sabe que fueron construidas con forma de triángulo isósceles rodeado por unos grandes bloques de piedra y que la estructura llegaba a medir unos 150 metros de largo, entre 6 y 15 metros de ancho y aproximadamente unos 3 metros de altura.

Pirámides en Pomerania (Polonia). Crédito: Universidad de Szczecin
Pirámide megalítica en Pomerania (Polonia). Crédito: Universidad de Szczecin

La superficie de esta zona está cubierta por un antiguo bosque y fue en este lugar donde los arqueólogos han ido descubriendo poco a poco diferentes objetos como fragmentos de cerámica. De momento, según las primeras estimaciones, se cree que la construcción de estas tumbas megalíticas se remonta entre el quinto y tercer milenio a.C.

En estas estructuras se encuentran diferentes enterramientos individuales, de los cuales se cree que eran personas importantes de las tribus, sobre todo ancianos, aunque de momento se debe seguir investigando para conseguir más datos.

Debido a la dificultad para acceder a la zona, se han tenido que utilizar diferentes métodos no invasivos para estudiar la zona. Entre los métodos utilizados se encontraban dispositivos digitales para estudios de terreno así como mapas en tres dimensiones trazados gracias a un láser aerotransportado, con lo que se ha podido localizar tanto el emplazamiento así como descubrir nuevas tumbas.

Hay que destacar que esta clase de construcciones solo han sido conservadas en las zonas boscosas, el resto ha sido destruido a raíz de la expansión de la agricultura desde la época medieval.

Los investigadores han declarado que existen ciertas similitudes entre los túmulos que han sido descubiertos en Polonia con otros hallados en diferentes zonas de Europa Occidental, como el de Stonehenge, coincidiendo en cuanto a antigüedad aproximadamente.

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Artículos relacionados