Descubren restos de una posible civilización de hace 10.000 años en el mar del Norte

doggerland en el mar del norte
Doggerland una vez cubrió una vasta franja de tierra entre lo que hoy es la costa este de Inglaterra y el continente europeo.

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Bradford (Reino Unido) ha descubierto restos de una posible civilización antigua de hace unos 10.000 años en las profundidades del mar del Norte, en una zona donde antaño existió una tierra llamada Doggerland, según un artículo publicado este miércoles en la revista Live Science.

Los expertos hallaron un bosque prehistórico fosilizado que podría contener vestigios de los primeros cazadores-recolectores de la Edad de Piedra que habitaron ese lugar, entre la costa este de Inglaterra y el continente europeo, antes de que hace alrededor de 8.000 años quedara completamente sumergido bajo el agua debido al aumento del nivel del mar.

El hallazgo demuestra que en el pasado hubo humedades fértiles compatibles con el hábitat humano permanente. Aunque algunas partes de las tierras inundadas están completamente cubiertas por sedimentos más modernos de los principales ríos, como el Rin o el Mosa, los científicos albergan la esperanza de poder encontrar pronto restos de los antiguos asentamientos.

Los investigadores tomaron muestras de sedimentos en el lecho marino durante una expedición de 11 días en una zona conocida como Brown Bank o Brown Ridge a bordo del barco RV Belgica.

«Estamos absolutamente seguros de que estamos muy cerca de un asentamiento«, dijo Vincent Gaffney, arqueólogo de dicha universidad y uno de los líderes del proyecto.

Asimismo, Gaffney detalló que los objetos hallados hasta la fecha en la zona, huesos humanos, herramientas de sílex, puntas de lanza u obras de arte talladas con hueso, son indicios claros de que «hay algo allí«.

El científico británico cree que, dadas las dimensiones de Doggerland, es probable que allí vivieran miles de personas.

De este modo, los expertos planean volver a explorar la zona el próximo otoño a bordo de un barco de investigación neerlandés equipado con equipos más pesados de dragado que les permitan tomar mas muestras del bosque fosilizado sumergido.

Vía actualidad.rt.com
Imagen: Anton Balazh en Shutterstock

Artículos relacionados