El ADN de trigo revela que hace 8.000 años Gran Bretaña no era una isla

Análisis del trigo determinó que Reino Unido no era una isla hace 8.000 años
Análisis del trigo determinó que Reino Unido no era una isla hace 8.000 años.

Unas pruebas de ADN realizadas hace no demasiado tiempo revelan unas importantes conexiones culturales entre Gran Bretaña y la Europa continental hace aproximadamente unos 8.000 años. Los investigadores encontraron evidencias en una variedad de trigo en un yacimiento arqueológico sumergido frente a las costas de Inglaterra, 2.000 años antes de que se introdujese la agricultura en lo que hoy es el Reino Unido.

El equipo de investigación afirma que la introducción de la agricultura puede ser considerada como uno de los acontecimientos históricos más importantes para cualquiera de las comunidades humanas, lo que ha llevado al desarrollo de las sociedades en las que se sustenta el mundo moderno que conocemos hoy en día.

Esta investigación ha sido publicada en la revista Science y los investigadores sugieren que la explicación más plausible para que el trigo pudiese llegar a esta latitud es que los pueblos mesolíticos británicos llegaron a mantener diferentes redes tanto comerciales como sociales que podían llegar más allá del Canal de la Mancha.

Esta serie de contactos podría haber sido asistido por puentes de tierra que llegaban a unir la costa del sudeste de lo que hoy es Gran Bretaña con la Europa continental, lo que facilitaría la posibilidad de realizar intercambios entre los cazadores de Gran Bretaña y los agricultores del sur de Europa.

El trigo recibe el nombre de Einkorn y era muy común en la zona sur de Europa hace bastantes siglos. El ADN de esta variedad de trigo fue recogido del sedimento que se había formado sobre la superficie de los diferentes sustratos geológicos, que posteriormente fueron sumergidos a causa del deshielo de los glaciares que avanzaban rápidamente por el centro de Europa.

Todo este trabajo ha sido dirigido por Robin Allaby, de la Universidad de Warwick, quien ha llegado a asegurar que este descubrimiento indica que Gran Bretaña, al menos en la era mesolítica, era menos insular y que los habitantes se encontraban interactuando de determinada manera con europeos del sur.

Los puentes de tierra proporcionaron que pudiera existir este contacto y lejos de ser una isla, al menos en su totalidad, Gran Bretaña tenía una conexión tanto física como cultural. Hace unos 8.000 años, el pueblo de las islas británicas se encontraba viviendo como cazadores-recolectores y al mismo tiempo, desde el sur, los pueblos agrícolas que había, se estaban extendiendo por el continente europeo.

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.