El Capitalismo como forma de organización económica y social

¿Qué es el capitalismo? Si bien no tiene un fundador determinado como sucede con el Comunismo, John Locke y Adam Smith son tomados como ideólogos de uno de los sistemas de organización social y económicos actuales.

El Capitalismo es un sistema de organización económica y social en el que la propiedad de los medios de producción corresponde a los capitalistas, quienes tienen el capital, y está separada de los trabajadores, quienes tan sólo disponen de la fuerza de trabajo.

Se caracteriza por la libertad económica y el usufructo de la propiedad privada. No tiene un fundador como tal, sino que se basa en esas relaciones entre las empresas y la propia sociedad. Sin embargo, sí que es cierto que los teóricos más destacados son Adam Smith y John Locke.

John Locke y Adam Smith

Una de las necesidades básicas del capitalismo es la existencia de un libre mercado. Este sirve tanto para aumentar los beneficios de las empresas y de los inversores, como para regular el sistema. El principio básico que rige en el capitalismo es el de la oferta y la demanda entre los productores y los consumidores. Las empresas disponen de libertad de producción y de venta, a la que sólo se le aplica una mínima restricción por parte de los poderes públicos. Además, a esta política de no-intervención se le une la no-participación del estado en las tareas económicas, que se dejan en manos del sector privado.

En el Capitalismo, la sociedad está basada en la organización racional del trabajo (división del trabajo), el dinero y la utilidad de los recursos de producción. Para garantizar un funcionamiento expansionista, hay una división social en distintas clases. Esta se produce en función de la distribución de la renta: aquellos que ostentan una mayor responsabilidad, obtienen un mayor salario.

La historia de este sistema económico es relativamente reciente, ya que aunque la revolución urbana y cultural del siglo XIV fue bastante relevante, en Europa occidental no comienza a verse el origen de un cierto capitalismo hasta el Renacimiento. Fue a partir del siglo XVII, cuando aparecieron ciertos moldes jurídicos propios del capitalismo (grandes compañías) y finalmente una aceleración del progreso tecnológico (entre 1760 y 1800, en Gran Bretaña). Todo ello acabaría conduciendo de modo decisivo a la implantación del capitalismo en Europa occidental.

Al igual que sucede con otros sistemas de organización social y económica (como el Comunismo), dispone de varias doctrinas y evoluciones que se han producido a lo largo de la historia. Una de las más destacadas es el enfoque del liberalismo económico. También existe un capitalismo tamizado, que estaría controlado por el estado, muy similar al socialismo marxista. Sobre el capitalismo, el propio Karl Marx afirmó que se trata de un régimen que descansa en “la búsqueda sistemática del beneficio gracias a la explotación de los trabajadores por los propietarios de los medios de producción y de cambio”.

A lo largo de los años han surgido nuevos términos, como por ejemplo el de “Neocapitalismo”. Este concepto da nombre a las formas contemporáneas de capitalismo, es decir, a la atomicidad de la producción de los pioneros, que está caracterizada por un gran número de empresas que dan lugar a una multitud de centros de decisión.

Esto ha creado un “capitalismo de grandes unidades” que pone la dirección de las empresas más poderosas en manos de gestores cuyo poder no emana ya únicamente de la propiedad del capital, sino de otros factores (preparación, carisma, trato, etc.). Por otra parte, se han desarrollado empresas multinacionales desde hace algunos años y el estado ha intervenido cada vez más en la economía por medio de participaciones financieras y de la planificación indicativa.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

more recommended stories