martes, diciembre 6, 2022
InicioHistoriaEdad MediaEl dominio político y económico de los banqueros italianos en la Edad...

El dominio político y económico de los banqueros italianos en la Edad Media

- Advertisement -

La historia de los grandes reyes y reinados de Europa posee un lado poco conocido que merece la pena ser profundizado para conocer con mayor medida las acciones de estos reinos.

Nos referimos al papel jugado por los banqueros italianos, quienes lograron a través de diferentes prácticas bancarias, acumular grandes cuotas de poder político en estos reinos, además de engordar sus emolumentos gracias a los beneficios percibidos por sus préstamos a la realeza.

Ante esta perspectiva, es necesario acotar que no solo los beneficios económicos eran lo que percibían muchos de estos banqueros, ya que, gracias a las relaciones cercanas que tenían estos banqueros con la monarquía, la nobleza y la élite de estos reinos; lograrían hacerse un lugar importante en la corte, relacionándose con los representantes gubernamentales a manera de iguales, además de aprovechar su posición privilegiada para ejercer poder político, que a su vez, mejorarían sus aquilatados beneficios económicos.

La experiencia de las compañías italianas medievales del siglo XIV

A finales del siglo XIII, hacen irrupción en el pequeño mercado europeo tres compañías familiares importantes de Florencia conocidas como: Peruzzi, Bardi y Acciaiuoli, quienes a través de sus prácticas bancarias, lograrían posicionarse en ciudades como Londres, Paris o Brujas, entre otras, donde obtuvieron la posibilidad de ejercer monopolios, acercándose también al poder político.

El poder de estas agrupaciones bancarias en estas ciudades se lograría a través de préstamos a las monarquías, quienes en esos momentos históricos, necesitaban de grandes sumas de dinero para sostener su aparato burocrático, además de necesitar emolumentos para sus campañas militares en las que buscaban posicionar regentes favorables a los intereses de estos reinos.

En este sentido, las empresas lograrían acumular grandes cuotas de poder al establecer ciertas condiciones en el medio de pago, sosteniéndose para ello en las altas sumas proporcionadas a las coronas, el alto riesgo de sus operaciones, junto a la dificultad de conseguir estas altas sumas de dinero.

Las condiciones que beneficiaban a estos banqueros oscilaban entre los “regalos” monetarios, los monopolios comerciales de ciertos productos importantes como los granos sicilianos o la lana inglesa, junto a la participación política en estos reinos, tal como sucedería a España en el siglo XVI con los banqueros genoveses.

Los beneficios: mercancías

Durante esta época, el interés sobre los préstamos estaba prohibido por la iglesia, haciendo necesario para estos banqueros crear formas que asemejaran estos intereses, para palear así cualquier dificultad que se presentara a la hora de pagar las deudas.

Por esta razón, a la hora de realizar el préstamo, ambas partes pactaban los regalos que podían ser en dinero o mercancías, los cuales aligeraban un poco la presión del riesgoso negocio de prestar a las monarquías.

No obstante, se le conferían a estos banqueros la potestad de tomar el control de ciertas materias primas, como la sal controlada por Venecia, los metales preciosos, el hierro, la lana o los granos; los cuales podían ser comercializados libremente por los prestamistas, llevando a varias partes del continente europeo las mercancías adquiridas en estos territorios.

Los principales puntos económicos europeos

Entre los principales puntos económicos de Europa debemos señalar al reino de Sicilia al sur de Italia, donde se encontraban los mejores granos del continente, que fueron comercializados por la empresa Peruzzi en diferentes mercados europeos.

Inglaterra se convirtió en un punto de suma importancia gracias a su producción de lana que era considerada la mejor de Europa, la cual, una vez caída en las manos de los banqueros italianos, era distribuida a territorio flamenco para la industria textil, además de ser guardada en Florencia, en varios monasterios y distribuida a los principales mercados continentales.

En territorio flamenco, la lana inglesa se convertía en ropa lujosa que era aclamada por la nobleza europea, piezas de ropa que también era llevada a Florencia para convertir esta mercancía, en otra de las maneras lucrativas que tenían estas compañías bancarias medievales.

El dinero y sus detentores no conocen de lealtades políticas

La importancia del negocio de la lana inglesa para los banqueros de la firma Peruzzi, les haría tomar cartas en el siglo XIV cuando se produjo el conflicto contra Francia, convirtiéndose varios de los banqueros con acceso a la corte y figuras de poder en ese territorio, en espías para la corona británica, quienes ofrecían importantes informaciones de interés en la guerra.

Paris era una ciudad muy importante para los negocios, ya que para ir a cualquier punto de Europa, debía pasarse primero por ese lugar, razón por la cual las casas banqueras más prominentes del continente poseían importantes sucursales en la ciudad.

Las particularidades de la sociedad francesa hacían imprescindibles a los agentes bancarios de estas firmas tener la habilidad para codearse con estas grandes figuras, sabiendo hacer frente ante el juego de las cortes palaciegas donde el sigilo, la astucia y la discreción, fueron valores claves para mantenerse en aquel mundo de intrigas.

- Advertisement -
Leopoldo Ágreda Lovera
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.