InicioHistoria¿Cómo han cambiado los bancos desde su origen hasta las cuentas online?

¿Cómo han cambiado los bancos desde su origen hasta las cuentas online?

Pese a que los bancos y el sistema financiero forman actualmente parte de nuestra vida cotidiana, se trata de un proceso que se desarrolló a lo largo de varios siglos. La noción de valor y de intercambio es casi tan antigua como la humanidad misma, pero el ahorro y el préstamo surgieron con posterioridad.

La gestión del dinero desde la Antigüedad hasta nuestros días

Los primeros bancos aparecieron con las primeras grandes civilizaciones de las que se tienen registros históricos.

En Asiria y Sumeria, la moneda de cambio eran los granos y se estableció un sistema de almacenamiento y préstamo de este recurso para financiar a los mercaderes que recorrían el territorio forjando lazos comerciales.

Durante el Imperio Romano, la actividad se formalizó y profesionalizó. Los prestamistas, que admitían los depósitos y realizaban cambios de monedas, se radicaron en los templos para brindar sus servicios de una manera accesible a los ciudadanos.

El crédito comenzó así a volverse un elemento fundamental del crecimiento económico en los centros urbanos.

El banco como institución, tal como lo conocemos hoy en día, tiene su origen en los reinos de la Italia del siglo XI.

Las poderosas familias de Florencia y Venecia construyeron su fortuna por medio del préstamo de dinero a reyes y emperadores, inicialmente para financiar las famosas cruzadas a Medio Oriente.

Si bien originalmente estaba prohibido el cobro de intereses para los prestamistas cristianos, una serie de normativas y la expansión del sistema hacia los países protestantes de Europa permitió que la modalidad actual de créditos se desarrollara rápidamente.

Los verdaderos instrumentos de la banca moderna se consolidaron en la Inglaterra del siglo XVIII.

La impresión del papel moneda, la emisión de bonos y la aseguración de préstamos consolidó los cimientos del sistema financiero internacional actual.

El boom de las cuentas online

En los últimos años, el uso de servicios online ha llegado para quedarse. La mayor parte de las empresas, sin importar el sector económico al que se dediquen, están trasladando buena parte de sus productos a internet.

Esto les permite alcanzar una clientela potencial mucho mayor a la que consiguen a través de las sucursales físicas tradicionales.

Por otra parte, para los clientes también representa una gran comodidad. Poder acceder a todo tipo de bienes y servicios sin moverse de casa y con cualquier tipo de dispositivo conectado a la red es un ahorro de tiempo, dinero y papeleo.

En el caso particular de los bancos, la disponibilidad de oficinas está bajando rápidamente cada año.

Mantener sucursales tradicionales tiene un coste elevado a nivel de alquileres, pago de servicios y contratación de personal, por lo que los bancos buscan continuamente reducir sus costes.

Este fenómeno dificulta enormemente el proceso de acceder a cualquier tipo de instrumento financiero para clientes que no cuentan con una oficina cerca de su domicilio.

La inmediatez es otro de los factores clave que explica la explosión de la banca online. Mientras que antes se requería tratar con un agente de ventas para lograr abrir una cuenta bancaria, actualmente es posible solicitar las mejores cuentas bancarias sin comisiones con solo completar un formulario con datos personales.

Incluso los bancos tradicionales han adoptado el uso de internet para ofrecer sus productos.

Cuentas y préstamos online son algunas de las alternativas que las entidades ponen a disposición de antiguos y nuevos clientes, con el respaldo y seguridad que brindan sus décadas de experiencia.

Las mejores cuentas online sin comisiones

Para encontrar la cuenta online más conveniente, un elemento fundamental es buscar entre aquellas que no demandan el pago de comisiones de uso y mantenimiento.

Esto tiene como beneficio, el ahorro de una cantidad significativa de dinero cada año, ya que se evitan los costes por renovación, emisión de tarjetas de crédito y pago de servicios o transferencias bancarias.

Como contrapartida, las cuentas sin comisiones pueden requerir un tiempo mínimo de permanencia o un depósito mínimo a la hora de su apertura. Estas limitaciones deberán consultarse con la entidad.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular