Inicio Ocio Destinos El encanto de Innsbruck, historia y montañas en la capital del Tirol

El encanto de Innsbruck, historia y montañas en la capital del Tirol

0
Innsbruck

Si buscas un lugar en donde puedas disfrutar tanto de la ciudad como de las montañas, la capital del Tirol es, sin duda, tu sitio. Pasar una vacaciones de sueño en Innsbruck es muy sencillo en tanto pasamos de los deportes al aire libre a la cultura y viceversa en un mismo día.

Introducción: la capital del Tirol

Innsbruck no sólo es la capital del Tirol, sino la capital de los Alpes, situada en el valle del Inn entre Völs y Hall in Tirol. Su nombre alude al puente “Inn”, construido aproximadamente en el año 1170 y tiene unos 120.000 habitantes, siendo la ciudad más grande del Tirol y la quinta más grande de Austria.

Con sus más de 800 años de antigüedad, la ciudad es un importante centro cultural y cuenta con numerosos tesoros artísticos, con una historia entrelazada con la de los Habsburgo cuya riqueza y sentido de la belleza han dejado su huella en la ciudad, como en el “Techo Dorado”, el Palacio de la Corte Imperial y el Castillo de Ambras, entre otros.

Además, nos ofrece grandes opciones de compras en la ciudad, caminatas con un entorno con encanto y, por si fuera poco, sus impresionantes noches con conciertos de bandas de música y óperas barrocas.

Eso sin mencionar que acogió dos veces los Juegos Olímpicos de Invierno, teniendo a su vez una de las mejores pistas de salto de esquí como la de Bergisel, la sede del Torneo Four Hills.

Otra de las grandes atracciones, ya que estamos hablando de las montañas, es el Funicular de Hungerburg, diseñado por Zaha Hadid.

Historia de Innsbruck

Si bien los primeros vestigios de asentamiento en Innsbruck datan del neolítico, no debemos olvidar que en el Tirol es en donde se encontraron los restos de Ötzi, el famoso hombre de hielo, y que acapara gran parte del interés mundial en toda la región.

La cuenca de Innsbruck ha estado habitada de forma continuada durante 3.000 años desde el hallazgo de los primeros asentamientos, y durante el Imperio Romano se instaló en el lugar la base militar “Veldidena” (en la actual Abadía de Wilten), que servía para proteger la calzada imperial de Verona, destruida en el año 600 durante la migración de los pueblos.

En la Edad Media y hasta la construcción del Puente Inn, el asentamiento local estaba en la orilla norte del Inn, y sólo después del intercambio de área entre la influyente Abadía de Wilten y los Condes de Andechs alrededor del año 1180, se da inicio al asentamiento de Innsbruck como tal, mencionado por primera vez en 1187, en el área del actual casco histórico.

Gracias al comercio, la influencia y la riqueza de la ciudad crecieron rápidamente y en 1363 Innsbruck llegó a los Habsburgo a través de Margarethe Maultasch junto con todo el Tirol, convirtiéndose en la residencia de la dinastía bajo el Emperador Maximiliano I en 1420, permaneciendo como centro del monarca hasta la extinción de la dinastía tirolesa en el año 1665.

Maximiliano I de Habsburgo

El crecimiento de la ciudad se dio especialmente con Federico IV de Austria, quien ordenó construir las pérgolas, el jardín de la Corte y la Torre de la Ciudad; bajo Maximiliano I, quien transformó Innsbruck en el centro del servicio postal europeo, consiguió expandirse hasta Hofburg y ordenó crear el Goldenes Dachl, que fue construido en honor a su matrimonio con Blanca Maria Sforza de Milán.

Por su parte, bajo el emperador Fernando I se fundó la primera escuela primaria en el oeste de Austria en 1562 (en la ciudad), y bajo el archiduque Leopoldo V se construyeron la Dognana (primera ópera y teatro de habla alemana entre 1629 y 1630 (actual Casa de Congresos) y la Universidad de Innsbruck en 1669.

Ya en el pasado más reciente, durante la Primera Guerra Mundial Innsbruck fue invadida por las tropas italianas (sin recibir daños), las cuales se retiraron en 1924. En la Segunda Guerra, la ciudad fue bombardeada 21 veces por los aliados y en 1944 se dañó gravemente la Catedral de Innsbruck.

Además, Innsbruck acogió dos veces los Juegos Olímpicos de Invierno (1964 y 1976), los Campeonatos del Mundo de Hockey sobre Hielo (2005 y 2008) y, en 2008, junto a Viena, Salzburgo y Klagenfurt, fue una de las sedes de la Eurocopa de fútbol.

Qué ver en Innsbruck

Lo más destacado de Innsbruck

Entre los lugares más destacados para visitar en Innsbruck encontramos:

  • Catedral de Innsbruck
  • El Hofburg
  • Museo Provincial del Tirol
  • Goldenes Dachl (Tejado Dorado)
  • La Armería
  • El Museo del Folcklore del Tirol
  • La torre de la ciudad
  • El casco antiguo
  • El Innsbruck Triumphal Gate
  • El Bell Museum
  • La Abadía de Wilten
  • La Basílica de Wilten
  • La pista de salto de esquí de Bergisel
Innsbruck

En el casco antiguo

El casco antiguo de Innsbruck es el verdadero centro histórico de la ciudad, en donde encontramos sitios de interés y fama mundial como el famoso Goldenes Dachl (Tejado Dorado) de Innsbruck, el Innsbruck Hofburg, el antiguo ayuntamiento, la Torre de la ciudad y la Catedral de St Jakob, entre otros.

Otro de los puntos imperdibles es la posada Goldenes Adler.

En el centro de Innsbruck

El centro de la ciudad de Innsbruck comprende la totalidad de los distritos de Old Town, Neustadt, Saggen y Dreiheiligen, es decir, el área urbana de Innsbruck antes de la primera incorporación en 1904.

Además de los lugares de interés ya mencionados en el casco antiguo, en esta zona encontramos otros importantes sitios y museos de interés, incluyendo:

  • El museo tirolés
  • Museo de Artes Populares del Tirol
  • La Armería de Innsbruck
  • El Bell Museum
  • El Nuevo Ayuntamiento
  • El Innsbrucker Hofbarten

En los alrededores de Innsbruck

En los alrededores de la ciudad encontramos:

  • La Basílica Wilten
  • El Museo Alpenverein
  • El Museo de la Farmacia Winkler
  • El Museo de Arquitectura Tirolesa,
  • La galería en el Palais Taxis
  • El Museo de los Ferrocarriles
  • El Museo de Anatomía
  • El Museo de Arqueología
  • El Museo de la Radio
  • La pintura circular gigante
  • La pista de salto de Bergisel

Si bien la situación actual hace muy complejo el movimiento para hacer turismo de forma directa, puedes ir descubriendo virtualmente lo que la capital del Tirol tiene para ofrecerte. ¡Disfruta de unas grandes vistas online sobre Innsbruck!

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil