Inicio Arqueología Medio Oriente Revelan anomalía en el campo magnético de la Tierra gracias a antiguos...

Revelan anomalía en el campo magnético de la Tierra gracias a antiguos ladrillos de Mesopotamia

mesoptamia campo magnetico
El estudio de ladrillos sumerios confirma que en Mesopotamia se estudiaba el campo magnético de la Tierra. Crédito: Slemani Museum
Publicidad

Un equipo científico ha estudiado el campo magnético de la tierra hace aproximadamente 3 mil años, gracias al análisis de ladrillos mesopotámicos que se relacionan con una lista de 12 reyes sumerios, entre los que destaca Nabucodonosor II.

Los análisis de laboratorio incluyeron un método de calentamiento y enfriamiento de los ladrillos, manipulando la antigua firma magnética, con el fin de conocer la fuerza del campo electromagnético terrestre.

Fue allí cuando se percataron que la fuerza del campo magnético terrestre hace 3.000 años era una vez y media de los que es hoy.

Publicidad

El nivel de la fuerza del campo magnético es logrado por e análisis de los granos de óxido de hierro, que además enseñan la dirección en que estaba el campo magnético a la hora de hacer el ladrillo.

Hubo 32 ladrillos que tenían nombres de 12 reyes sumerios, afirmando los científicos que si se conoce la información acerca del período en cuestión, los ladrillos pueden considerarse una fuente informativa muy preciada.

El equipo notó que en el reinado de Nabucodonosor II la fuerza del campo magnético fue superior, lo que ha fortalecido la teoría de picos altos en momentos relativamente cortos, en cuanto a la fuerza electromagnética de la tierra.

Publicidad
Artículo anterior¿Nació Jesús el 25 de diciembre día de Navidad?
Artículo siguienteLocalizan cueva con depósitos mortuorios en un recinto amurallado de Tulum
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.