Encuentran en Praga un asentamiento de hace 7.500 años

Se han excavado los yacimientos encontrados en Praga que datan de la Edad de Piedra, descubriéndose diversos aspectos de las sociedades antiguas que habitaron la zona.

Se sabía que Praga tenía yacimientos de mucha antigüedad, gracias al hallazgo del campo arado más viejo encontrado hasta la fecha, que data de hace 5.500 años atrás. Sin embargo, el nuevo descubrimiento es aún más sorprendente: arqueólogos checos han encontrado un asentamiento de hace 7.500 años en Bubeneč (cerca de Praga), en la misma zona donde halla el campo arado.

Yacimiento en Praga

El director de la Sociedad Arqueológica Checa, Radek Balý, comenta que han localizado los restos de dos grandes casas del Neolítico. Unos muestran la silueta de una forma rectangular y datan de hace 7.000 años, mientras que otros son trapezoidales y 500 años más jóvenes.

Los únicos vestigios que quedan de los edificios son los agujeros y las marcas dejadas por las estructuras de madera, lo que permite saber cómo se dividían interiormente. Las construcciones con formas trapezoidales fueron comunes durante la Edad de Piedra y los investigadores apuntan a que el pueblo que las edificó pertenecía a una cultura que despejaba los bosques, practicaba la rotación de cultivos e importaba bienes desde el sur del continente.

Además, entre otros hallazgos se encuentran también piezas de cerámica llenas de cenizas y huesos, es decir, restos funerarios. Los expertos estiman que tienen unos 3.000 años de antigüedad pero todavía no han podido realizar ningún análisis más intensivo.

El lugar donde se han encontrado los restos del asentamiento parece ser de lo más propicio para la existencia de una cultura antigua. El rio Vltava ofrecía un espacio de vida sin igual: acceso al río con agua en abundancia, la posibilidad de estar cubiertos defensivamente y una tierra fértil.

Cada vez que se produce un descubrimiento en la zona, se retrocede aún más en el tiempo. El yacimiento más antiguo databa de 500 años más tarde del que han encontrado ahora. Se sabía que aquellos que habitaron la cuenca del Vltava realizaban cultivos en el 3.500 a.C., pero ahora se tiene la certeza de que hubo asentamientos agrícolas tan antiguos como los del río Nilo.

Sin duda, el análisis del área de Bubeneč servirá para saber más y, posiblemente, encontrar más información referente a un pasado más antiguo de aquellos que habitaron la zona. Radek Baly explica: “Esperamos que la investigación arqueológica se mantenga en Bubeneč. Hay muchos edificios que van a ser reconstruidos y otros tantos serán construidos, por lo que la investigación arqueológica será necesaria”.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados