Encuentran propiedades de los checoalemanes expulsados en 1945

Los historiadores estudian las pertenencias escondidas en una buhardilla por una familia de checoalemanes poco antes de ser expulsados de los Sudetes

Propiedades de los checoalemanes empaquetadas
Propiedades de los checoalemanes empaquetadas

Historiadores checos han hallado recientemente las pertenencias de una familia de checoalemanes que habían sido escondidas en 1945 en un ático. Uno de los descendientes de la familia, de 83 años actualmente, guió a los historiadores hasta al lugar donde fue encontrado el conocido como ‘el Tesoro de los Sudetes’, que no contienen joyas ni dinero pero sí un valor histórico excepcional.

Rudolf Schlatter nació en el pueblo checoslovaco de Libouchec, conocido en alemán como Königswald, tiene 83 y vive en Stuttgart. A finales del pasado mes de julio se trasladó a su lugar de origen para comunicar a las autoridades que conocía dónde habitaba un tesoro escondido por su familia al ser expulsada de Checoslovaquia.

En la buhardilla de la antigua casa de los Schlatter los historiadores descubrieron muchos paquetes envueltos en papel y estaban tan bien escondidos que no habían sido encontrados en 70 años, aunque el tejado del edificio había sido restaurado. Los paquetes contenían diferentes objetos de la época como cuadros, libros, revistas, alfombras, paraguas, sombreros, el gorro de un oficial de la Wehrmacht, esquís, abrigos. Todavía no se ha terminado de abrir y clasificar todo y los historiadores dudan de que se encuentren los ahorros en metálico de la familia.

Schlatter contó a los investigadores que él mismo había ayudado a su tío a esconder las pertenencias familiares y ocultaron no sólo sus cosas sino además las posesiones de vecinos o de refugiados del este que se habían alojado en la casa. Los Schlatter esperaban volver a su hogar en algún momento y eran conscientes de que podía ser saqueado tras su partida.

Una cuestión importante a resolver ahora es a quién pertenecen los objetos encontrados, de acuerdo a la ley, las posesiones de los Schlatter deberían pasar a ser propiedad del Estado y de esta forma ‘el Tesoro de los Sudetes’ podría ser expuesto al público este año como parte de las actividades culturales que se organizan este años en recuerdo del 70 aniversario de la expulsión de los alemanes de los Sudetes.

Los Sudetes, una región de Bohemia habitada principalmente por alemanes, fueron invadidos por el Tercer Reich y cuando Alemania capituló en 1945 se volvieron a integrar en Checoslovaquia. La ocupación nazi provocó que el presidente checoslovaco del momento, Edvard Beneš, decretó la expulsión de todos los alemanes étnicos que no pudieran demostrar su oposición al Tercer Reich. Se produjo una limpieza étnica acompañada de cierta brutalidad y el desplazamiento de tres millones de personas.

Los Sudetes fueron repoblados con checos de otras regiones. En su momento, esta zona fue de las más ricas e industrializadas pero a partir de ese momento cayó en una decadencia que dura hasta la actualidad.
Este año, coincidiendo con el 70 aniversario de los decretos de expulsión de Beneš, algunas autoridades públicas checas han lamentado los episodios que tuvieron lugar durante la expulsión de los alemanes étnicos y en los medios se debate la parte de culpa que pudieron tener los checos durante estos hechos.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos