Encuentran una estación de barcas de la época de Hatshepsut en Egipto

Un equipo de arqueólogos ha anunciado el descubrimiento de un edificio antiguo en Egipto, que se cree que es una estación de barcas de un santuario de la época de la reina Hatshepsut, la que consta de una serie de bloques de piedra que fue descubierta por el Instituto Arqueológico Alemán durante las excavaciones en la isla de Elefantina.

Uno de los pilares de la estación de barca encontrada en Elefantina. Crédito: Instituto Arqueológico Alemán.
Uno de los pilares de la estación de barca encontrada en Elefantina. Crédito: Instituto Arqueológico Alemán.

Las barcas fueron un tipo de barco muy empleado desde los primeros tiempos de Egipto y han sido representados en muchos dibujos y pinturas, por lo que se encuentran muy bien documentados. Además, los antiguos egipcios creían que eran el medio de transporte a la otra vida, por lo que esta imagen se encuentra con mucha asiduidad en murales y tallas religiosas en templos y tumbas.

Estos templos precisamente, en muchas ocasiones incluyen estaciones de barcas a modo de santuario, en las que las barcas sagradas descansaban cuando la procesión no estaba en progreso, siendo cuidadas y veladas por los sacerdotes.

El edificio original, según las investigaciones, estaba compuesto por la cámara de la barca dedicada al dios Khnum, rodeada a su vez por cuatro pilares en los que se representan diferentes versiones de este dios, como de Imi-peref, Nebet-menit y Min-Amón.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

more recommended stories