Encuentran una vasija con joyas únicas de 3.000 años de antigüedad en Israel

Se ha encontrado en Israel uno de los tesoros más importantes de la época bíblica hasta el momento, en un tesoro de joyas de oro y plata datados del año 1100 a.C.

El hallazgo es uno de los más valiosos jamás encontrados de la época bíblica. Una de las joyas es un trabajo artístico que no se encuentra en ningún lugar de la región.

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv (TAU) han descubierto recientemente una colección de joyas de oro y plata que datan del año 1100 antes de Cristo escondidas en una vasija en un yacimiento arqueológico de Tel Megiddo en el Valle Jezreel en el norte de Israel. Una pieza, un pendiente de oro decorado con cabras silvestres moldeadas, creen que “no tiene parangón”.

Pendientes encontrados en Megiddo

De acuerdo con el profesor Israel Finkelstein del Departamento de Arqueología y Culturas Cercanas del Este de la TAU, la vasija fue encontrada en 2010, pero permaneció intacta esperando un análisis molecular de su contenido. Cuando fueron capaces de limpiarla de la suciedad, piezas de joyería, incluyendo un anillo, pendientes y collares, surgieron de la vasija. Finkelstein es el codirector de la excavación de Tel Megiddo junto con el profesor emérito David Ussishkin de la TAU y el director asociado el profesor Eric Cline de la Universidad George Washington de Washington D.C.

Los investigadores creen que la colección, que fue descubierta en los restos de una casa privada en la parte norte de Megiddo, pertenecen a un periodo llamado ‘Hierro I’, y que al menos algunas de las piezas pueden ser originarias de Egipto. Algunos de los materiales y de los diseños de las joyas, incluyendo collares hechos con piedra cornalina, tienen diseños egipcios pertenecientes al mismo periodo, señala el candidato a doctorado Eran Arie, quien supervisa el área donde se encontró el tesoro.

Un tesoro con un origen misterioso.

Pendiente con el patrón de una cabra silvestre

Cuando los investigadores retiraron el recipiente de la excavación, no tenían ni idea de que hubiese joyas dentro. Las joyas están bien conservadas y envueltas en tela, pero las circunstancias que les rodean son misteriosas. De acuerdo con Finkelstein, es como si el recipiente no fuera el lugar normal para guardarlas. “Está claro que esta gente trató de esconder la colección, y por alguna razón que aún no pudieron volver a recogerlas”. Los dueños pudieron haber muerto o haberse vistos obligados a huir, dice. Ussishkin cree que fue la colección de la mujer cananea que vivía en la casa.

La variedad de joyería también está fuera de lo común, anota Arie. A pesar de que la colección incluye un número de pendientes en forma de media luna de origen común cananeo, los investigadores han encontrado un gran número de objetos de oro en la colección y un buen número de colgantes hechos de cornalina, frecuentemente usado en la joyería egipcia del mismo periodo. Esto marca una fuerte conexión egipcia, tanto por la influencia como por el origen. Esta conexión no es sorprendente, de acuerdo con el profesor Cline, quien dice que la interacción entre Egipto y Megiddo tuvo lugar durante la Edad de Bronce y la Edad de Hierro.

La pieza más destacada, según los investigadores, es un pendiente de oro con un patrón de cabras salvajes moldeadas. “Para objetos únicos, tratamos de encontrar paralelismos para ayudar a emplazarlos en su correcto lugar cultural y cronológico, pero en este caso aún no hemos encontrado nada”, dicen los investigadores.

Dando dimensión a una excavación de varias capas.

Collares de cornalina

Es otro hallazgo fascinante de un yacimiento arqueológico único. Tel Megiddo fue una importante ciudad estado cananea antes de comienzos del siglo X antes de Cristo y un centro del norte del reino de Israel en los siglos IX y VIII antes de Cristo. Es una excavación de varios niveles con varios periodos de tiempo claramente diferenciados y por ahora hay entre 10 y 11 periodos estratificados y bien datados gracias a los análisis del radiocarbono. “Esta secuencia de fechas de radiocarbono no existen en ningún otro sitio de la región”, dice Finkelstein.

El estrato en el que fueron encontradas las joyas ha sido datado del siglo XI antes de Cristo, justo después de que Egipto gobernase en el siglo XII antes de Cristo, dice Arie. Cualquiera de las joyas se quedó atrás con la retirada de Egipto o por los dueños de las joyas, que estaban influidos por la cultura egipcia.

Los investigadores esperan que los análisis de los textiles en los que las joyas estaban envueltas y las joyas mismas digan más sobre el origen de la colección. Si el oro es puro en lugar de una mezcla de oro y plata, por ejemplo, el metal provendría del propio Egipto, una región que era pobre en plata pero rica en oro.

Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.