Historia de las cartas del tarot

historia del tarot
¿Cuál es el origen del tarot?

Las cartas del tarot están con nosotros desde hace siglos, siendo utilizadas tanto por videntes buenas como por ocultistas y apasionados en las artes ocultas, usualmente como método de adivinación del futuro, en una acción que se conoce como cartomancia.

Todos las conocemos, pero ¿sabemos cuál es el origen de las cartas del tarot? Para explicarlo, debemos retroceder en el tiempo para conocer la historia de las cartas del tarot y ver dónde y cómo han surgido, aunque antes tenemos que saber cuándo aparecieron los naipes por primera vez en Europa.

El origen de los naipes

Los naipes llegaron a Europa por primera vez a finales del siglo XIV, procedentes probablemente del Egipto de los mamelucos, con el diseño que se mantiene en las barajas de naipes tradicionales italianas, españolas y portuguesas, basto, oro, espada y copa.

En el tarot, esta baraja se la conoce con el nombre de Arcanos menores, 56 cartas que se dividen en los cuatro palos mencionados, y que se numeran del 1 (As) al 9, más los “honores”, en donde se representan a los personajes de la Corte: la Sota, el Caballero, la Reina y el Rey.

bara de naipes española
Baraja de naipes española

Ya entrando en “materia”, la baraja del tarot comprende también a los llamados Arcanos Mayores, a quienes se les conoce como “triunfos” (que significa “por encima de todo”). Estas 22 cartas tienen numerosos simbolismos, y se utilizan para las prácticas esotéricas.

El origen de las cartas del Tarot

Ya existiendo la baraja de naipes, las primeras cartas de tarot documentadas se registraron entre 1440 y 1450 en Milán, Ferrara, Florencia y Bolonia, momento en el que se agregaron cartas adicionales con ilustraciones a la baraja común de cuatro palos.

cartas del tarot de milan
Tarocchi de Milán, de aproximadamente el año 1500. Crédito: Creative Commons

Estas nuevas cartas se denominaron “carte de trionfi”, es decir, “cartas de triunfo”, aunque, como mencionamos, se las suele llamar simplemente “triunfos”.

La documentación histórica más antigua de estos triunfos la encontramos en una declaración escrita en los registros judiciales de Florencia en el año 1440, cuando le fueron transferidas dos cartas de este tipo a Sigismondo Malatesta (1417-1468), el célebre condottiero y noble italiano, considerado uno de los más grandes líderes militares en Italia, al mando de las fuerzas de Venecia.

Sin embargo, las cartas de tarot más antiguas que han sobrevivido son las 15 cartas del tarot de Visconti-Sforza, las que fueron pintadas en el siglo XV para los gobernantes del Ducado de Milán, de las que hablaremos más adelante.

El duque Filippo Maria Visconti hizo un encargo de un paquete similar a éste según la descripción que realizó Martiano da Tortona, aunque esa baraja se ha perdido. Tortona describió una baraja de 60 cartas con 16 cartas que representaban a los dioses griegos, las cuales fueron consideradas como “triunfos” en la época.

El tarot Visconti-Sforza

El tarot Visconti-Sforza merece un apartado especial por su importancia. Si bien se ha intentado asociar a las cartas del tarot con el Antiguo Egipto o con la Cábala judía, no existe ninguna evidencia sobre ello, sino que fueron estudios especulativos surgidos a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

cartas tarot perpont bergamo
Cartas de la baraja Pierpont-Morgan Bergamo. Crédito: Creative Commons

Los principales promotores fueron Antoine Court de Gébelin, clérigo suizo y francmasón quien publicó en 1781 un estudio especulativo que asociaba al tarot de Marsella (la baraja del tarot actual), con los misterios de Isis y Thoth, del Antiguo Egipto.

El segundo promotor fue el ocultismo en general, y la figura de Eliphas Lévi en particular en la década de 1840, quien introdujo una interpretación del tarot relacionándolo directamente con la Cábala y, a su vez, con la Alquimia.

Sin embargo, atendiendo a la realidad histórica y documentada, el primer tarot del que se tiene constancia y que podemos encontrar en diferentes colecciones al haber sido repartido, es el tarot Visconti-Sforza, creado a mediados del siglo XV.

Una de las colecciones más famosas de este tarot es el llamado Pierpont-Morgan Bergamo, baraja conocida también como Colleoni-Baglioni y Francesco Sforza, la que fue producida en 1451 y se componía originalmente de 78 cartas, los triunfos más la baraja tradicional, aunque actualmente contiene 74 en total, la tradicional más 20 Arcanos Mayores, en la que sólo faltan las cartas de el diablo y la torre, aunque se desconoce si porque no fueron hechas o si se perdieron.

Las reproducciones modernas se corresponden con esta baraja, junto a la reproducción de las dos cartas faltantes.

Qué representan las cartas de este tarot

Las figuras son las mismas que encontramos en la actualidad en el tarot, y lo que reproducen es, frecuentemente, a los miembros de las familias Visconti y Sforza vestidos y ambientados en su época, ofreciendo una visión de la vida nobiliaria durante el Renacimiento en Milán.

La expansión del tarot

Las primeras cartas del tarot fueron pintadas a mano, por lo que el número producido fue pequeño. Sin embargo, tras la invención de la imprenta, la producción en masa de naipes fue posible expandiéndose fuera de Italia con las guerras italianas, llegando en primer lugar, a Francia y a Suiza.

El tarot esotérico

La primera evidencia histórica que encontramos sobre las cartas del tarot empleándose para la cartomancia, proviene de un manuscrito anónimo redactado alrededor de 1750, en el cual se documentan diversos significados adivinatorios para las cartas boloñesas.

tarot para adivinar
El tarot se utiliza también para la adivinación.

Su popularización, sin embargo, comenzó en París en la década de 1780, cuando Antoine Court y Jean-Baptiste Alliette, más conocido como Etteilla (su apellido al revés) utilizaba el Tarot de Marsella para la adivinación.

Etteilla fue, incluso, la primera persona en emitir una baraja de tarot específica para el ocultismo y el esoterismo en 1789, cuando relacionó, basándose en el estudio de Gébelin, estos naipes con los misterios del Antiguo Egipto, creyendo que las cartas derivaban del Libro de Thoth.

En la actualidad, las cartas del tarot se utilizan para la adivinación, ya sea en un Gabinete de Tarot que sea de confianza, como también a través de otros medios tanto en espacios físicos como a través de internet.

Imágenes: LunarVogel, Maryna Yakovchuk y n_defender – Shutterstock

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Artículos relacionados