Publicado el: Lun, Jul 6th, 2015

Jan Hus, el reformador religioso checo

Monumento a Jan Hus en Praga. Crédito: Petr Vilgus / Wikimedia

Monumento a Jan Hus en Praga. Crédito: Petr Vilgus / Wikimedia

El 6 de julio de 1415 Jan Hus, teólogo y filósofo checo fue quemado en la hoguera tras haber sido declarado hereje en el Concilio de Constanza (1414-1418). Este año se cumplen 600 años desde aquellos hechos y en la República Checa, el 6 de julio es fiesta nacional en honor a este religioso. En un día como hoy, vamos a conocer la figura de Jan Hus.

Hus nace en 1370 en Hussenitz, una región de Bohemia que hoy en día forma parte de la República Checa, en una familia de campesinos. Quedó huérfano de padre siendo pequeño y fue criado gracias a los esfuerzos de su madre. Ya desde la infancia demostró tener fervor religioso, participó como monaguillo y cantó en el coro de la Iglesia.

Jan Hus

Jan Hus

En 1389 sacó el título de bachiller en Teología en una escuela privada en Bohemia y decidió ir a Praga para seguir estudiando Teología en la Universidad Carolina. No tenía dinero para costearse los estudios pero en el examen de acceso obtuvo tan buenas calificaciones que los profesores de la universidad buscaron medios para que pudiera estudiar mediante la caridad. En 1396 ya era maestro y continuó con sus estudios en Teología mientras enseñaba Filosofía.

Hus escribió una obra conocida como ‘Eclessia‘, en la que manifestaba críticas frente al sistema católico romano de la época. Para él, Cristo era la cabeza de la Iglesia y no los Papas y Cardenales, escritos que serían la semilla del Protestantismo.

En 1400, Hus es ordenado sacerdote y al año siguiente se convirtió en el decano de la Facultad de Arte y Filosofía. El rey de Bohemia, Wenceslao de Luxemburgo, le nombró predicador en la Iglesia de San Miguel y en 1902, de la Capilla de Belén en Praga, dónde sólo se utilizaba el checo para predicar.

En 1408 Hus encabeza un movimiento que ha sido denominado por los historiadores como ‘Husismo’, basado en las ideas de John Wyclif, traductor, teólogo y reformador inglés. Los husitas, seguidores del husismo, se multiplicaron porque en aquellos momentos la cristiandad sufría una gran crisis: se había producido el Cisma de Occidente (1378-1417), que hacía que hubiera dos ‘jefes’ de la cristiandad, uno en Roma y otro en Aviñón.

Hus criticaba esa división eclesiástica, la corrupción moral de la Iglesia, los abusos de poder y la cantidad de riquezas que estaba acumulando. En 1409, Hus fue nombrado rector de la Universidad Carolina y empezó a expresar públicamente sus ideas. Quería que la Iglesia católica fuera pobre y que sus acciones se basasen en el Evangelio y además no comulgaba con la idea de que se pudiesen conceder indulgencias. Por estos motivos, animaba a desobedecer a la Iglesia porque los sacerdotes vivían en el pecado.

Respecto al Papado, Hus planteaba que la verdadera Iglesia era invisible y todos los que pertenecen a ella son sus miembros, y aunque la Iglesia romana tenga un rol predominante, no es la verdadera Iglesia ya que sólo Cristo puede ser su cabeza. Predicó que el Papa, con su corrupción, sus pecados y errores, era la encarnación del anticristo.

El Concilio de Constanza.

Jan Hus ante el Concilio de Constanza.

Jan Hus ante el Concilio de Constanza.

El emperador Segismundo convocó el Concilio de Constanza para poner fin a la división de la cristiandad occidental y Hus se quería presentar a la asamblea para defender sus posiciones y poder ser declarado inocente, ya que había sido excomulgado.

El emperador, que creía en la inocencia de Hus, le ofreció un salvoconducto para acudir allí y explicar sus motivos. Debido a la excomunión tenía prohibido celebrar misa y predicar, pero Hus siguió con sus labores, así que fue encarcelado a pesar de que estaba en posesión del salvoconducto y además se negó a retractarse de ser seguidor de las doctrinas de Wyclif, por lo que fue condenado por herejía y degradado de su rango sacerdotal. Se le acusó de traición y fue condenado a morir en la hoguera, sentencia que fue ejecutada en 6 de julio de 1415.

Reconocimientos a Jan Hus.

Jan Hus en la hoguera. Spiezer Schilling, crónica ilustrada de Diebold Schilling el Viejo (1482).

Jan Hus en la hoguera. Spiezer Schilling, crónica ilustrada de Diebold Schilling el Viejo (1482).

La ejecución de Hus tuvo un gran impacto en Bohemia y se recibió en clave de ofensa para la nación. Los seguidores del religioso, los husitas, comenzaron unas revueltas, los sacerdotes que no compartían las idas de Hus fueron expulsados y el arzobispo de Praga estuvo amenazado. Incluso algunos nobles de Bohemia enviaron una carta al Concilio de Constanza clamando la inocencia de Hus y reconociéndolo como héroe nacional.

La Iglesia Católica tras del Concilio Vaticano (1962-1965), se mostró dispuesta a rehabilitar la figura de Hus y reconocieron que la condena a muerte del reformador checo había sido claramente un error.

En 1999, Juan Pablo II declaró que la muerte de Jan Hus había sido cruel e injusta y que abrió y dio paso a numerosos conflictos entre el pueblo.

El 15 de junio de 2015, el Papa Francisco I celebró una liturgia con motivo del 600 aniversario de la muerte de Jan Hus con representantes de la Iglesia husita y la Iglesia evangélica de los Hermanos Checos. Además, el Papa afirmó que la muerte de Hus no fue positiva para la Iglesia Católica y que se debería pedir perdón por ella.

Sobre el autor

- Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados