Las estatuas moai corren peligro

Las estatuas moai de Rapa Nui, isla al sur del pacífico, están sufriendo gran deterioro, según  Anne Van Tilburg, arqueóloga con más de 30 años de experiencia en el estudio de los moai. La experta dirige el Proyecto de la Estatua de las Islas Este con la ayuda de Cristian Arevalo Pakarati, quien afirmó que la exposición de estos restos pétreos a la lluvia, viento y temperaturas extremas de esta isla perteneciente a Chile, está dañando su estado.

moai rapa nui

La lluvia cae sobre una superficie caliente, lo que provoca paulatinamente fisuras microscópicas en la superficie”, explicó Pakarati.

Según fotografías realizadas hace años, se ha confirmado la erosión de las esculturas con el paso del tiempo. Los expertos investigan los 1.045 moai hallados en Rapa Nui. “Estamos tomando nota de la temperatura ambiente, de las precipitaciones, del sol, la dirección del viento” declara Van Tilburg, que tiene pensado trabajar durante cinco años en esta zona para investigar las causas de este deterioro.

Algunas de estas estatuas alcanzan los 900 años, de ahí que hayan sufrido daños en su superficie, como por ejemplo la definición de las orejas, los ojos y manos. Sin embargo, al mismo tiempo se dan casos de estatuas que se han conservado bien debido a la calidad de su material.

Aunque la mayoría fueron erigidos en ceremonias o ahu, otros yacen en el suelo ya sea por acción de la naturaleza o debido a la intervención del hombre.

La isla Rapa Nui estuvo poblada por los polinesios que navegaron miles de kilómetros por el Pacífico. Sumidos en un ambiente de aislamiento, desarrollaron un estilo artístico en el 1100 y 1.200 por el que emplearon roca volcánica para representar a sus antecesores. Pensaron que los moai poseían poderes sobrenaturales y fueron ubicados de esa manera para proteger a los pobladores y sus propiedades del territorio. Sus poderes se podían trasmitir en caso de colocar ojos corales a estas estatuas.

Según la gente de la región, es normal que las esculturas se deteriores porque todos los cuerpos dejan de vivir con el tiempo, y porque han perdido su espíritu, sin embargo, la arqueóloga rechaza esta perspectiva y prefiere esforzarse por conservar estos iconos de la cultura que asimismo traen ingresos a la zona gracias al turismo.

Mario Tuki, del parlamento local, aboga por la restauración de las figuras, siempre y cuando regresen a la tierra donde pertenecen.

Las estatuas moai corren peligro
Puntúa este artículo

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.