Los primeros americanos del norte vivieron junto con extintas bestias gigantes

Un nuevo estudio de la Universidad de Florida, determina que los primeros humanos de América del Norte habrían convivido con la megafauna de la Edad de Hielo.

Un nuevo estudio de la Universidad de Florida que determina la edad de restos óseos evidencia que los humanos alcanzaron el hemisferio occidental durante la última Edad de Hielo y vivieron junto con mamíferos gigantes extintos.

El estudio, publicado el 3 de mayo en el Journal of Vertebrate Paleontology, aborda el debate de un siglo de duración entre científicos acerca de si los restos humanos y de los mamíferos encontrados en Vero Beach a principios de 1900 datan del mismo periodo. Usando análisis de elementos de tierras raras para medir la concentración de metales absorbidos durante la fosilización, los investigadores muestran que los humanos modernos en América del Norte coexistieron con grandes mamíferos extintos hace unos 13.000 años, incluyendo mamuts, mastodontes y perezosos terrestres gigantes.

MacFadden junto con Purdy

El yacimiento de Vero es aún el único lugar donde hay abundancia de huesos humanos, no sólo artefactos, asociados con animales”, dice la coautora Barbara Purdy, profesora emérita de Antropología y conservadora emérita de arqueología del Museo de Historia Natural de Florida del campus de la UF. “Los científicos que disputaron la edad de los restos humanos a comienzos del siglo XX no quisieron creer que la gente hubiera llegado al hemisferio occidental tan pronto. Y 100 años después, cada libro escrito sobre la prehistoria de América del Norte incluye el yacimiento y la controversia existente”.

Siguiendo el descubrimiento de fósiles en el sur de Florida entre 1913 y 1916, algunos científicos prominentes convencieron a los investigadores de que los esqueletos humanos eran de enterramientos más recientes y no tan antiguos como los animales, una cuestión que quedó sin responder debido a que no existían métodos para datarlos.

La incorporación de elementos raros de tierra depende del tiempo, por lo que un antiguo fósil tendrá muchas concentraciones distintas de elementos de tierra sobre los huesos que un enterramiento humano reciente”, dice el principal autor Bruce MacFadden, conservador de paleontología vertebrada del Museo de Florida. “Encontramos que los restos humanos tenían estadísticamente la misma concentración de esos elementos de tierra que los fósiles”.

La poca información conocida sobre los primeros humanos que aparecieron en América del Norte está basada en fragmentos de hueso y artefactos, así como puntas de piedra usadas para cazar. Otros yacimientos en California, Montana y Texas muestran presencia humana alrededor del mismo periodo basado en artefactos, pero dos esqueletos humanos completos fueron encontrados en el yacimiento de Vero Beach.

Cuando los huesos comienzan a fosilizarse, absorben elementos del sedimento de su alrededor y los análisis son efectivos distinguiendo las diferentes edades de los fósiles depositados en la misma localidad. En lugar de la datación del radiocarbono, que requiere la presencia de colágeno en los huesos, los investigadores usan espectrometría de masas para comparar los elementos de tierra en los especímenes de Vero Beach porque la falta de colágeno hace la datación por radiocarbono imposible, dice Purdy.

Los investigadores analizaron muestras de 24 huesos humanos y 48 fósiles animales en la colección del Museo de Florida y determinaron que los especímenes fueron de la época de finales del Pleistoceno, hace unos 13.000 años. A pesar de que los análisis realizados mediante este método no son tan precisos como los del radiocarbono, Purdy dice que la significancia de los esqueletos humanos encontrados en Vero Beach es incuestionable en términos de su presencia en el hemisferio occidental.

Purdy junto al esqueleto de un mamut

Es importante señalar que los autores no proporcionaron una fecha absoluta o cronométrica, mientras que la geoquímica muestra que las trazas elementales geoquímicas son las mismas, por lo que los huesos deben tener la misma edad”, dice Kenneth Tankersley, un profesor adjunto del departamento de antropología y geología de la Universidad de Cincinnati.

La fauna nativa durante la última Edad de Hielo va desde jaguares extinguidos y tigres de dientes de sables hasta musarañas, ratones y ardillas que siguen presentes en Florida. Los investigadores especulan que los humanos podrían haber sido más nómadas que los animales porque había menos agua que en años posteriores, dice Purdy.

Los humanos podrían haber seguido a los animales por el suministro de alimento, pero es todo lo que sabemos”, dice Purdy. “Sabemos cómo son algunas de sus herramientas y sabemos que estuvieron cazando animales extinguidos, pero no sabemos nada acerca de su vida familiar, como tampoco sabemos cómo criaron a sus hijos y qué hacían tras la muerte”.

El estudio incluye como coautores a Krista Church, de la UF y de la Universidad de Texas, y a Thomas Stafford Jr., de la Investigación Stafford en Colorado y de la Universidad de Copenhague.

Vero es un contexto histórico para el desarrollo de la arqueología, son los orígenes de la gente de América”, dice MacFadden. “El lugar es conocido en la literatura, pero ha sido descontado, por lo que estamos reviviendo una especie de entendimiento sobre la importancia de la localidad y usando nuevas técnicas para revivir la cuestión sobre la antigüedad de los humanos”.

Fuente: University of Florida

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.