InicioNoticias'Omo I', uno de los fósiles más antiguos del ser humano moderno,...

‘Omo I’, uno de los fósiles más antiguos del ser humano moderno, es en decenas de milenios más antiguo que se creía

Científicos han podido datar la erupción de un volcán que cubrió de cenizas el esqueleto que durante décadas se consideraron los huesos más antiguos de un 'Homo sapiens' jamás encontrados, siendo 36.000 años más antiguo de lo pensado inicialmente.

- Advertisement -

Durante medio siglo los antropólogos consideraron que los restos más antiguos de un ‘Homo sapiens’ eran un cráneo y un esqueleto parcial hallados en Etiopía en 1967, designados como Omo I.

Pero décadas más tarde, en 2017, se excavó en Marruecos un cráneo de nuestra especie que pasó entonces a considerarse el más antiguo.

Ahora, sin embargo, el esqueleto etíope podría recuperar el trono, puesto que nuevos estudios han determinado que podría ser decenas de milenios más antiguo de lo que se creyó inicialmente.

La revista universitaria Smithsonian Magazine indica que un nuevo método de datación ha retrasado la fecha de la muerte de Omo I desde los 195.000 años antes del presente establecidos por un estudio de isótopos en 2005 a al menos 233.000 años.

Según la nueva estimación, los restos óseos encontrados en Etiopía serían como mínimo 36.000 años más antiguos de lo que se creía, aunque el margen de error de esta nueva valoración es significativo, de aproximadamente 22.000 años.

El nuevo enfoque se debe a una colaboración de antropólogos con vulcanólogos y geógrafos y la fecha que proporciona es en realidad la estimación de cuándo tuvo lugar una erupción volcánica muy intensa.

La Formación Omo Kibish, donde se encontraron los restos de Omo I, estaba situado directamente bajo una capa de cenizas. Esta vez los investigadores recolectaron muestras de la ceniza ubicada directamente sobre los huesos y las vincularon químicamente con los propios restos fósiles.

El volcán Shala, situado a unos 350 kilómetros de distancia de Omo Kibish, fue identificado como la fuente de esta capa, mientras que el espesor de las cenizas apuntaba a una erupción colosal.

Con estos datos a su disposición, los científicos establecieron que el evento volcánico ocurrió hace unos 233.000 años.

«Cada erupción tiene una composición geoquímica única, una especie de huella digital que podemos aprovechar para tratar de averiguar exactamente qué erupción en el valle del Rift habría creado una capa de ceniza volcánica», explicó la vulcanóloga Céline Vidal, quien dirigió el estudio. «Encontramos una coincidencia para la capa de ceniza que cubre los fósiles y por eso sabemos qué erupción produjo esa ceniza y la edad de esa erupción».

Los resultados, publicados en la revista Nature, indican que el equipo no pudo determinar la edad máxima de estos fragmentos de esqueleto y cráneo.

Es posible que en el futuro los científicos puedan datar la fecha más antigua posible de Omo I, identificando de forma similar otra capa de ceniza, ubicada debajo del fósil.

- Advertisement -

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.