Russell Crowe consigue parar el entierro de la tumba del “gladiador” romano

Los esfuerzos del actor neozelandés y ganador de un Oscar, Russell Crowe han conseguido llamar la atención de los medios y del público sobre la difícil situación en la que se encuentra la tumba de Marco Antonio Macrimo, cónsul romano del siglo II d.C., que como se deduce del epígrafe encontrado en su mausoleo, fue amigo del emperador Marco Aurelio al igual que el personaje que encarnaba Crowe en la película “Gladiator”.

La tumba de Marco Antonio Macrimo no será enterrada nuevamente, gracias a Russell Crowe
La tumba de Marco Antonio Macrimo no será enterrada nuevamente, gracias a Russell Crowe

Tras conocer la noticia de que la tumba, descubierta en 2008, iba a ser enterrada de nuevo debido a la falta de fondos para su conservación (una inversión necesaria de 3.000.000 de euros) la organización sin ánimo de lucro American Institute for Roman Culture (AIRC) puso en marcha una campaña de recaudación de firmas para promocionar la búsqueda de otras opciones alternativas antes de enterrar el lugar.

El arqueólogo estadounidense y director ejecutivo de AIRC, Darius Arya, dio a conocer la petición a través de la red social Twitter. Russell Crowe retuiteó la solicitud de Arya con el título de “Salvemos la Tumba de Gladiator” a sus 681.342 seguidores en varias ocasiones.

Pero el actor hizo más. Publicó también una declaración en la que señaló al Ayuntamiento de Roma por eludir su responsabilidad con la nación:

De todas las grandes naciones del mundo, Italia, en particular, debe ser un líder en la promoción de la importancia de estudiar y conservar el antiguo pasado. Los miembros del gobierno de la ciudad de Roma siempre deben animar a los ciudadanos de Italia a que estén orgullosos de los éxitos y gloriosa historia de su país“, destacaba.

Hasta ahora, la solicitud para salvar el mausoleo ha recogido 2.465 firmas, poco menos de la mitad de las 5.000 que se necesitan. Sin embargo, la involucración del actor, que según las creencias populares (ya que los arqueólogos lo desecharon desde el primer momento) se inspiró en Marco Antonio Macrimo para personificar al valiente gladiador hispano, Máximo Décimo Meridio, en la película ganadora de cinco Oscars dirigida por Ridley Scott, ha atraído un nuevo nivel de atención a la causa.

Cinco días después hacer públicas sus declaraciones, el periódico italiano La Repubblica divulgó un artículo en el que se anunciaba que el re-entierro del mausoleo había sido suspendido. En su lugar, sería cubierto con unas lonas para mantenerlo a salvo de las inclemencias del invierno.

Todas las áreas importantes y delicadas del lugar, como los mármoles colosales, la decoración refinada y el vallado de ladrillo, serán cubiertas con un geotextil especial que se utiliza generalmente en los sitios arqueológicos donde se trabaja a cielo abierto.

Sin embargo, estas lonas aislantes sólo son una forma de conseguir tiempo y posponer el problema que envuelve todo el descubrimiento, no hay dinero suficiente como para conservar el mausoleo de manera permanente.

Por ahora, los dueños de las tierras donde se encuentra la sepultura están dispuestos a entablar algún tipo de acuerdo con las autoridades de la ciudad para aunar la construcción de nuevas viviendas con un parque arqueológico.

Darius Arya también espera contar con la financiación de patrocinadores privados a favor a la conservación del mausoleo. También le gustaría que Russell Crowe fuera a Roma en persona para hacer una campaña directa sobre la preservación de la tumba del cónsul romano, un personaje tan conocido seguramente conseguiría atraer posibles donantes con mayor capital monetario. Pero primero y ante todo es necesario que la petición obtenga por lo menos el mínimo de las 5.000 firmas.

Artículos relacionados