Inicio Noticias Los sumerios conocían el «Efecto Venturi» hace 4.000 años

Los sumerios conocían el «Efecto Venturi» hace 4.000 años

canal agua antiguo sumerio
Canal de Ngirsu. Crédito: Proyecto Girsu / Museo Británico.
Publicidad

Un grupo de arqueólogos que realiza trabajos en la antigua ciudad sumeria de Ngirsu, ha develado el verdadero uso de una estructura arquitectónica que al inicio se pensó que era un templo, pero que las recientes investigaciones han demostrado que se trató de un canal para irradiar agua.

La civilización sumeria dependía de los ríos Tigris y Éufrates, por lo que controlar el agua era necesidad de vida o muerte; algo que parece vivió la ciudad de Ngirsu en sus últimos tiempos, ya que la creación de este canal era un intento desesperado por sobrevivir a las terribles sequías.   

Al inicio se creyó que era un templo con una forma extraña, debido a que son dos columnas con simetría de unos 130 pies de altura con 33 pies de ancho, con unas paredes de 11 pies en un área de curvas opuestas por donde fluía el agua.

Efecto Venturi sumerio
Reconstrucción del canal de agua en Ngirsu. Crédito: Proyecto Girsu / Museo Británico.
Publicidad

El canal de agua estaba hecho con una tecnología conocida en el siglo XVIII como “Efecto Venturi”, principio en el que una masa de agua se moverá más rápido cuando pase por un canal angosto. No existe en ninguna parte del mundo otro ejemplo similar a éste.

Publicidad
Artículo anteriorDesentierran el Archivo Romano de Doliche en Turquía
Artículo siguienteLos mejores destinos navideños: ciudades imperdibles
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.