Inicio Arqueología Asia Ukok, la momia tatuada de Siberia, regresa a casa

Ukok, la momia tatuada de Siberia, regresa a casa

En lo alto de las montañas Altái de Siberia, no lejos de la frontera entre Rusia y Mongolia, un equipo de investigadores encontró en 1993, el cuerpo momificado de una mujer joven, con la curiosidad que está totalmente tatuada, asemejándose notablemente con una persona “moderna”. Ahora, la Princesa Ukok (como se la conoce, aunque también se le llama «La Dama de Hielo»), regresa a casa tras haberle realizado estudios en profundidad.

Tatuaje en el hombro de Ukok y su reconstrucción digital

Sin embargo, la mujer de unos 25 años de edad, fue enterrada hace 2.500 años y probablemente perteneció a la tribu nómada Pazyryk, quienes habitaron la zona durante siglos.

El cuerpo se mantuvo bien conservado gracias al frío, lo que permite que se puedan ver tatuajes de animales y otras figuras que con toda probabilidad, sean las deidades de esta tribu.

Tatuajes de los guerreros encontrados junto a Ukok. Dibujos realizados por Elena Shumakova del Instituto de Arqueología y Etnografía.

Si comparamos los tatuajes encontrados en diferentes momias de todas partes del mundo, los que se aprecian en las momias de Pazyryk son los más complejos y bellos de todos”, comentó Natalia Polosmak, la investigadora principal del equipo al The Siberian Times. “Los tatuajes muestran un nivel artístico increíble”, añadió.

La joven fue enterrada en una meseta a poca distancia de seis caballos y dos hombres, que posiblemente fuesen sus acompañantes espirituales en el más allá.

Polosmak dijo que hay mayores ejemplos de tatuajes, como por ejemplo los de Ötzi, el famoso “hombre de hielo” encontrado en los Alpes italianos y datado en el 3.300 a.C., que tenía algunas líneas cortas y paralelas en piernas y baja espalda, aunque no se han encontrado otros restos con una decoración corporal tan elaborada como la que presenta la princesa Ukok.

Tatuajes en las manos de Ukok

En su hombro izquierdo, Ukok tiene una representación de un animal mítico fabuloso, un venado con pico de grifo y cuernos de cabrito. En su muñeca tiene un ciervo con una cornamenta muy bien elaborada, y este animal también lo tiene tatuado uno de los hombres encontrados cerca a la princesa, aunque a éste le cubre la mayor parte del lado derecho de su cuerpo.

Los tatuajes fueron hechos probablemente, con tinta realizada a base de plantas quemadas, ricas en potasio. La piel fue traspasada con una aguja u otro objeto punzante, y frotada con una mezcla de hollín y grasa.

The Siberian Times

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Most Popular

Hallan fósil de un dinosaurio desconocido en Brasil

Un fósil de unos 115 millones de años fue encontrado en el noreste de Brasil. Pertenece a una...

El origen de la palabra ‘casino’ y la historia de las primeras casas de juegos

¿Cuál es el origen de la palabra "casino"? Intentaremos responder esta pregunta y conocer los primeros casinos instaurados en la historia.

Descubren una posible causa del abandono de Tikal, el gran centro de la civilización maya

Durante el Clásico Tardío y Clásico Terminal, las reservas centrales de Tikal contenían proporciones elevadas de mercurio, fosfato y cianobacterias que producen toxinas peligrosas.

Encuentran dos enclaves aborígenes sumergidos hace más de 7.000 años frente a la costa de Australia

"Una gran cantidad de la información arqueológica que documenta la vida de los aborígenes está ahora bajo el agua", explicó uno de los investigadores.