Publicado el: Lun, Abr 4th, 2016

Un niño descubre una antigüedad de 3.400 años en Israel

Tal como sucede en muchas ocasiones, los grandes descubrimientos se hacen por mera casualidad, algo que saben bien muchos arqueólogos. Puede darse el caso de estar investigando sobre el terreno y buscarse restos arqueológicos pero no encontrar nada y después encontrar varios objetos prácticamente sin querer.

Eso es lo que ha sucedido con un niño israelí de siete años llamado Ori, quien podría decirse que se ha convertido en uno de los arqueólogos más jóvenes de la historia. La razón es que durante una excursión a una excavación en un montículo conocido como Tel Rehov, Ori encontró un auténtico tesoro arqueológico datado en unos 3.400 años de antigüedad.

Tal como declaró el niño, se encontraba caminando por la zona disfrutando del día y de su excursión, cuando vio algo que le llamó la atención, algo que estaba semienterrado. Se acercó, lo sacó con cuidado y le limpió la tierra con la mano y descubrió que se trataba de la imagen de una mujer hecha en arcilla.

Sin pensarlo demasiado, no dudó en llevársela a casa y muy contento les enseñó el hallazgo a sus padres con la esperanza de que le dejasen tenerlo y poder guardarlo. Cuando sus padres vieron lo que Ori tenía entre manos, le dijeron que no podía quedárselo, que se trataba de una antigüedad y que esa clase de objetos pertenece al Estado de Israel, por lo que tendría que entregársela.

Estatuilla de arcilla de 3.400 años de antigüedad encontrada por un niño en Israel. Crédito: Autoridad de Antigüedades.

Estatuilla de arcilla de 3.400 años de antigüedad encontrada por un niño en Israel. Crédito: Autoridad de Antigüedades.

Fueron los investigadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel los encargados de datar este hallazgo, asegurando que tiene alrededor de unos 3.400 años de antigüedad.

Desde esta entidad han declarado que la figura encontrada cuenta con un estado de conservación realmente fabuloso y todo apunta a que pudo haber sido fabricada con un molde, donde se colocó arcilla blanca sobre éste y después se ejercería presión para así poder conseguir la forma deseada, dejarlo secar y conseguir lo que encontró Ori.

Uno de los responsables de la excavación de Tel Rehov, aseguró que esta figura es algo tradicional dentro de la cultura cananea y podría representar a Astarté, la diosa de la fertilidad, o a una mujer relacionada con la monarquía.

Aseguró que el valor del hallazgo es lo suficientemente importante como para que el pequeño Ori se sienta muy orgulloso. Asimismo, espera que este hallazgo sea el primero de muchos y futuros descubrimientos si el pequeño decide seguir disfrutando de la arqueología.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados