Publicado el: Lun, sep 23rd, 2013

La vida de una esclava en la antigua Pompeya

Amica fue una esclava de la antigua Pompeya cuyas huellas quedaron grabadas en una baldosa de un antiguo templo romano. Este hallazgo es extraordinario por su condición de esclava, ya que aún se desconoce bastante acerca de los esclavos en la historia de Pompeya, según Lauren Hackworth Petersen, de la Universidad de Delaware.

pompeya

Petersen es un profesor de Historia del Arte en UD y se encarga de arrojar luz sobre la vida de los esclavos de Pompeya. Esta investigación forma parte de un libro que está escribiendo con Sandra Joshel, profesora de historia de la Universidad de Washington.

En la conferencia de inauguración de las Jornadas del Estudiante Graduado del Departamento de Historia de UD el 11 de septiembre, Petersen hizo mención al tiempo dedicado recorriendo las estrechas calles de piedra en verano y en invierno, al mismo tiempo que se hacía una idea de las tareas que los esclavos realizaban en su rutina diaria.

Los romanos capturaban los esclavos de variados lugares. “A veces de griegos, africanos, e incluso eran engendrados y educados específicamente para la esclavitud”, explica el experto.

El Vesubio enterró Pompeya en el 80 d.C. con una población de 20.000 habitantes, aunque se desconoce cuántos eran esclavos.

Petersen  piensa que los cautivos podrían haber pertenecido a una “cultura de fondo”, en la que pasaban el tiempo ajenos a sus amos, descansando, o en una fuente pública, en una taberna o en un jardín. Estas calles estrechas serían apestosas, llenas de despojos, desechos y de esclavos transportando a las élites poderosas.

Según enfatiza Petersen, tanto los esclavos como los amos llevaban el mismo atuendo, así que no eran reconocibles a simple vista. Solo la toga se reservaba para los ciudadanos romanos, aunque muchos no la llevaban debido a la dificultad de mantenerla limpia, pues era demasiado larga.

Puesto que la orina contiene amoníaco, la gente de la época la acumulaba en recipientes que se llevaban a unos establecimientos donde los esclavos trabajaban en uno tubos llenos de orina que se utilizaba para limpiar la ropa.

Solo la literatura y la ley mencionan a los esclavos porque éstos representaban la propiedad de los amos. Aunque algunos lograban fugarse, fueron capturados de nuevo.

Petersen, que ha sido profesor en UD desde 2000, reconoce que intenta “ver el mundo a través de los ojos de un esclavo” para avanzar en la investigación.

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2013 - Todos los derechos reservados