Arqueólogos siguen las pistas de una capilla de 1662 en Estados Unidos

Un equipo de arqueólogos necesita fondos para poder desenterrar la antigua basílica de St. Francis Xavier, en Newton Nexk, EEUU.

Un equipo de arqueólogos y voluntarios está cerca de localizar una capilla de 1662 en Newtown Neck, en Crompton (Estados Unidos).

La iglesia católica de St. Francis Xavier ha contratado a Scott Lawrence, de Grave Concerns, y James Gibb, de Gibb Archeology Consulting, para buscar la capilla original con motivo del 350 aniversario de su construcción este año. Los dos investigadores realizan una exploración arqueológica en el cementerio original de la iglesia. El reverendo Brian Sanderfoot comenta que empezaron a encontrar “una gran abundancia de material arqueológico” y que están “contentos y confiados” porque están cerca de “delimitar la ubicación”.

Actual Iglesia St. Francis Xavier

El equipo arqueológico se centró en el cementerio de la iglesia, que está cerca de media milla hacia el norte de la actual capilla. La localización del cementerio indica dónde estuvo antaño el templo original. Mientras el equipo buscaba la pruebas de la capilla, se encontraron numerosos yacimientos funerarios y, según lo extraído de las excavaciones, hay muchas más tumbas que lápidas.

Conforme los equipos iban sacando secciones de 2.3 metros cuadrados de tierra, iban apareciendo capas de arcilla. Esto facilitaba la labor, ya que el resto del suelo de la era colonial es marrón oscuro.

Lawrence y Gibb buscan hoyos que indiquen que ahí hubo antes una construcción, ya que un hoyo contendría arcilla mezclada y tendría un área de material oscuro y descompuesto en el centro.

La excavación empezó el 30 de marzo y continuó durante el fin de semana posterior. El esfuerzo se vio recompensado el 1 de abril, cuando el equipo encontró, a unos 10 pies de la excavación original, algunos cristales rotos y varios clavos forjados. Las piezas del cristal mostraban cómo se unían entre sí y, en función de eso, el equipo piensa que la capilla de 1662 tenía ventanales en forma de diamante.

La búsqueda del templo fue un proceso de eliminación. El suelo se dividió en cuadrículas y, si una sección parece interesante, se ampliaba la que estaba junto a ella y así sucesivamente. Lawrence compara esta metodología con “un juego de hundir la flota en el que los jugadores buscan en distintos cuadrantes par encontrar los barcos”.

Pero no todo son buenas noticias. Ambos investigadores se lamentan de que no haya dinero para realizar más búsquedas. En lo que va de año, ha sido el segundo fin de semana que han podido excavar. Pero Gibb no se resigna y afirma que la capilla original “no quiere estar sola durante otros 300 años”.

El equipo no sabe cómo de grande era la capilla. Ruth Mitchell, arqueóloga de la ciudad histórica de St. Mary, que se ha presentado voluntaria para este trabajo, explica que los Jesuitas tenían registros detallados “a partir de 1680, pero no durante las dos décadas anteriores”. El propio reverendo de la iglesia ha intentado obtener datos sobre el tamaño de la basílica de 1662 examinando el registro que llevaba el sheriff del condado sobre los templos que iban cerrando. Pero esta búsqueda fue infructuosa, ya que no especificaba el tamaño de las mismas.

Los Jesuitas iniciaron una misión en Newton Neck en 1640 que se vio culminada en 1662 con la construcción de la iglesia. Los feligreses llegaban a las homilías en barco, a través del arroyo próximo al cementerio que, en la actualidad, está cubierto de arena y se ha convertido en un humedal. Sin embargo, el templo fue cerrado en 1704 cuando los católicos fueron castigados en la colonia de Maryland tras el regreso al poder de los protestantes en Inglaterra. La capilla pasó a estar en desuso y fue derruida en 1719. Pocos años después, en 1731, edificaron la que sería la actual basílica, que ha sido ampliada y renovada a lo largo de los años.

Según Sanderfoot, hoy en día hay cerca de 250 familias que van a St. Francis Xavier, mientras que a finales de 1600, había cerca de una docena de familias católicas en el área de Newtowne Neck.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados