InicioOcioDestinosBelmonte, un destino para caballeros e hidalgos

Belmonte, un destino para caballeros e hidalgos

- Advertisement -

Como uno de los destinos históricos españoles más importantes, el poblado de Belmonte se encuentra al suroeste de la provincia de Cuenca, en la comunidad de Castilla-La Mancha, quedando a 90 minutos de Madrid y dos horas y media de Valencia.

Del poblado se tienen registros desde 1294 y ha sido testigo de grandes cambios que han trasformado la región y la propia España, quedando como testimonio la rica arquitectura y cultura de la zona.

El Castillo

El castillo de Belmonte es sin duda el destino más cotizado por todos los visitantes. Erigido sobre el cerro San Cristóbal a las afueras del pueblo, la fortaleza se impone sobre el horizonte maravillando por lo bien conservado que se ha mantenido desde su construcción en 1568.

Dentro de él, los visitantes consiguen apreciar las diversas salas, patio, torres y techados en gótico mudéjar, transportando inmediatamente a la era en la que Juana de Castilla, la Emperatriz de Francia Eugenia de Montijo, el Marqués de Villena y muchos ilustres personajes históricos hicieron vida dentro de sus muros, gracias a las jornadas de recreación histórica y las Jornadas del Terror.

Así mismo, el castillo ha sido escenario de películas de época como El Cid, Sangre y Acero, la versión animada del Señor de los Anillos, y otras más contemporáneas como Juana la Loca y El Caballero Don Quijote.

Otro atractivo es el celebré “Desafío Belmonte”, uno de los torneos de lucha medieval más importantes de la Asociación Mundial de Combate Histórico Medieval, que reúne a cientos de participantes de toda España y el mundo a chocar espadas, escudos y yelmos tal y como se hacía 5 siglos atrás.

Una muestra de cómo los deportes de combate han sido un espectáculo popular en el pasado y que hoy en día continúan siendo muy seguidos a través de las casas de apuestas en línea, como una de sus categorías más apreciadas entre quienes usan sus bonos de casa de apuestas de bienvenida al hacer un primer deposito, ayudándolos a familiarizarse con esta disciplina.

Acompañando a El Quijote

Pero Belmonte es mucho más que su castillo. Para quienes se adentran a la ciudad, se encontrarán la Colegiata de San Bartolomé, que se construyó sobre un santuario visigótico del siglo V, en el mismo año que el castillo.

A este le acompañan el Palacio de Buenavista, la Puerta del Sol, La Puerta de los Perdones, el Convento de los Jesuitas, la Casa de Comedias, la Ermita de Nuestra Señora de Gracia o sus tantos museos, bastando guardar nuestros teléfonos por un momento para dejarse atrapar por el rico pasado que en cada adoquín, muro y fachada continúa respirando.

Esta singular villa también forma parte de La Ruta de Don Quijote, un viaje ecoturístico de 2500 km a lo largo de la región manchega, que nos revelan los destinos que el pintoresco personaje de Miguel de Cervantes recorrió junto a Sancho Panza en su célebre novela.

En el caso de Belmonte, son precisamente sus molinos de viento a quienes confundió por gigantes y las numerosas ventas, conformado uno de los tramos más icónicos en la historia.

- Advertisement -

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.