Inicio Biografías Biografía de Sibila de Jerusalén

Biografía de Sibila de Jerusalén

Fue la condesa de Jaffa y Ascalón desde 1176 y reina de Jerusalén desde 1186 hasta 1190. Era la hija mayor del rey Amalarico I de Jerusalén y Lady Inés de Courtenay. Fue hermana del rey Balduino IV, medio hermana de la princesa Isabel I de Jerusalén y madre de Balduino V.

0
172
biografia sibila de jerusalen
Sibila de Jerusalén. Crédito. Dominio Público.

Índice

Dinastía de Sibila

La princesa Sibila nació en la familia noble de la Casa de Anjou. Sibila fue criada por su tía abuela, la abadesa Loveta de Betania, hermana de Melisenda de Jerusalén. En el convento, Sibila aprendió las escrituras y otras tradiciones de la iglesia.

En 1174, su padre envió a Federico de la Roche, en calidad diplomática para conseguir apoyo para los estados cruzados y organizar un matrimonio adecuado para Sibila.

Como su único hermano, Balduino, sufría una enfermedad, que luego se confirmó como lepra, el matrimonio de Sibila fue de gran importancia. Federico convenció a Esteban I de Sancerre, un joven noble bien relacionado, para que fuera la este y se casara con la princesa. Sin embargo, poco después de su llegada a Jerusalén, Esteban cambió de opinión y regresó a Francia.

Reinado de Balduino IV

Tras la muerte de su padre Amalarico, Balduino IV se convirtió en rey en 1174. Durante la regencia del conde Raimundo II de Trípoli en 1776 se acordó que Sibila se casaría con Guillermo de Montferrat.

Sibila fue nombrada condesa de Jaffa y Ascalón y en otoño se casaron. Guillermo murió en junio de 1177 dejando a Sibila embarazada y viuda.

La princesa viuda siguió siendo la vía directa para reinar en Jerusalén y muchos nobles y aventureros se acercaron a Tierra Santa para cortejarla.

Felipe de Flandes llegó en 1777 y exigió que la princesa se casara con uno de sus propios vasallos y así poder controlar el reino de Jerusalén. El tribunal superior de Jerusalén, dirigido por algunos nobles de la ciudad, rechazó las exigencias de Felipe y éste salió de Jerusalén para hacer campaña en Antioquia.

Un plan para casar a Sibila con Hugo III de Borgoña fracasó. En 1180 Raimundo de Trípoli y Bohemundo III de Antioquia intentaron imponer un marido de su elección, probablemente Balduino de Ibelin, para casarse con Sibila.

Sin embargo, el reino de Jerusalén necesitaba una nueva alianza extranjera que le brindara la posibilidad de refuerzos militares. El propio Balduino IV organizó el matrimonio con Guy. Con el nuevo rey francés Felipe II siendo menor de edad, el estatus de Guy fue útil para ofrecer ayuda extranjera.

Sibila tuvo dos hijas con Guy, Alicia y María. Balduino otorgó mucha autoridad a Guy como regente, pero al cabo de un año, Balduino, se sintió ofendido por que Guy dejo pasar por alto el acoso de Reinaldo de Châtillon a las caravanas comerciales entre Egipto y Damasco, amenazando el acuerdo entre Jerusalén y Egipto.

Balduino depuso a Guy como regente en 1183 y coronó al hijo de Sibila, Balduino de Monferrat, como co-rey. También intentó anular el matrimonio entre Sibila y Guy a lo largo de 1184, sin éxito, ya que Guy se negaba a acudir a la ceremonia de divorcio.

Sibila. Crédito: Wikipedia / Dominio Público

Balduino V y la sucesión

Balduino IV murió en la primavera de 1185 dejando al hijo de Sibila como único rey, a Raimundo de Trípoli como regente y a Joscelino III de Edesa como tutor.

A pesar de todo, el reinado de Balduino V duró menos de un año debido a que el joven rey tenía mala salud y murió en Acre en 1186.

Tras la muerte de Balduino V, el reino se sumió en numerosas intrigas políticas y apoyos entre Isabel y Sibila. Finalmente se eligió a Sibila y fue coronada sola como única reina de Jerusalén.

Antes de su coronación, Sibila acordó con los miembros de la facción de oposición que anularía su propio matrimonio para complacerlos, siempre que pudiera elegir a su próximo marido. Los miembros de la oposición aceptaron y fue coronada de inmediato, después Sibila anunció que elegía a Guy como marido y lo coronó.

El reinado de Sibila

Sibila había demostrado gran astucia y destreza política en su trato con los miembros de la oposición. Ella tenía el apoyo de sus parientes maternos, la familia del condado de Edesa y sus aliados y vasallos, mientras que sus rivales estaban dirigidos por Raimundo III de Trípoli, que contaba con el apoyo de la familia Ibelin y la medio hermana de Sibila, Isabel.

La principal preocupación de la reina Sibila era el progreso de los ejércitos de Saladino a medida que avanzaban hacia el reino de Jerusalén. Su incapacidad para cooperar con las diferentes facciones hizo que Saladino los derrotara en la batalla de Hattin en julio de 1187. Guy estaba entre los prisioneros.

En septiembre de 1187, Jerusalén estaba bajo el asedio de Saladino y Sibila dirigió personalmente la defensa junto a Balian de Ibelin.

En octubre. Jerusalén se rindió y Saladino permitió a Sibila y todos los ciudadanos y caballeros cristianos un paso seguro hacia Trípoli.

Guy fue liberado en 1188 en Damasco, cuando Saladino se dio cuenta que devolverlo a los cruzados causaría un conflicto mayor debido a su incompetencia para gobernar.

Sibila y Guy marcharon sobre Tiro en 1189 para solicitar ayuda a Conrado de Montferrat. Conrado les negó la entrada porque se negó a reconocer a Guy como rey alegando que perdió su derecho al trono en la batalla de Hattin.

Cuando llegaron los ejércitos de la tercera cruzada, Guy se unió a ellos con la esperanza de reconquistar Acre y convertirla en el nuevo epicentro del Reino de Jerusalén.

Sibila murió en julio de 1190 de una epidemia que se extendió por el campamento militar antes de conquistar la ciudad.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.